Marc Márquez saldrá antepenúltimo en Assen

Después de obtener su peor posición de parrilla desde que es piloto de MotoGP (20º, antepenúltimo), Marc Márquez hacía balance de la jornada y de lo que espera para mañana. Saliendo desde tan atrás, considera la carrera como un trámite y pone más el foco tanto en el parón veraniego como en la segunda mitad de temporada. Asegura que Honda ha reaccionado con los problemas de electrónica que derivaron en su caída de ayer, una caída que le ha condicionado físicamente este sábado, sobre todo con el tobillo derecho.


Honda reaccionó al toque de atención tras la caída de ayer y ha trabajado en mejorar la electrónica. Aun así, Márquez reconoce que la caída le ha condicionado físicamente: «Ha sido buena. Ha habido reacción. Y cuando pides algo y hay acción rápida de un día para otro, es bueno. Ayer, analizando la caída se vio que estaba pilotando en esa curva y el control de tracción no estaba y por eso me caí. Es importante entenderlo y sentirte escuchado. La marca reacciona, ha reaccionado muy bien y estoy muy agradecido por ello. Eso es lo que necesita un piloto. Sí que es cierto que la caída de hoy nos ha penalizado muchísimo y por mucho que la moto iba un poco mejor, soy humano y notaba los golpes de ayer, la confianza y todo eso».

Sobre la reacción de Honda: «Por una parte estoy contento, entre comillas, por la reacción que ha tenido Honda con los problemas de ayer, porque los ingenieros de HRC han mejorado el control de tracción. Lo han hecho, ha servido y es importante».

NombreMarc Márquez
Dorsal93
PaísEspaña
Ver ficha completa

Caída en la Q1 que le ha relegado al 20º. Nada que ver con la de ayer: «Aunque me he vuelto a caer ha sido una caída más normal, de las que pueden pasar en un entrenamiento de clasificación». 

Mejores sensaciones físicas con el brazo en comparación a Montmeló y Mugello: «Lo que tengo que decir me he sorprendido del nivel al que puedo estar físicamente cuando piloto como quiero. Hemos dado un paso, sobre todo respecto a Mugello o Montmeló, que son mis referencias del año». 

 

Se sometió a un TAC tras la caída del viernes


Arrastra molestias de la dura caída de ayer, sobre todo en el tobillo derecho. Se sometió a un TAC, que descartó fracturas: «No es secreto. Ayer por la tarde fui a hacerme un TAC en el tobillo derecho, porque me dolía cada vez más y no entendía qué pasaba. Intuía que no había nada grave, porque de primeras no me quejé mucho, pero cada vez me costaba más andar y hubo un momento en el que pensaba que no podría pilotar hoy. Hicimos un TAC y vieron que había mucha inflamación y sangre acumulada en el tobillo. Es el derecho y eso dificulta mucho en las curvas de derechas al jugar con el freno trasero y apoyar bien el pie. Esta mañana he salido y pensaba que no podría, pero se ha ido calentando y ha ido mejor. Después, trabajando todo el día con hielo ha mejorado bastante, y creo que mañana irá bastante mejor. Durante el día de hoy he sentido evolución. Aun así, no podemos pretender hacer una carrera muy buena, porque salimos desde muy atrás, pero al menos hacer una carrera decente es nuestro objetivo».

La única preocupación, el tobillo: «Lo otro es normal. Es dolor, golpes, hematomas en la rodilla y el codo, las cervicales... Pero eso ya es normal. Lo que me preocupaba era el tobillo, porque hay ahí un golpe fuerte en la articulación, la tibia, el astrágalo. Con la inflamación no ven si hay una posible fisura o no, pero al menos no hay fracturas, que es lo importante».

Utilizó durante un entrenamiento el freno trasero en el pulgar, ya que no podía hacer fuerza con el pie derecho, aunque luego volvió a la configuración habitual: «Esta mañana he salido ya con el freno trasero en la mano, porque no podía apretarlo con el pie. Me he intentado adaptar por la mañana, pero por la tarde he visto que podía hacer más fuerza y prefería intentar trabajar con el del pie. Puedo hacer presión, no la que quiero, y también la caída de la Q1 ha llegado porque no podía hacer la presión que quería y no he podido parar la moto. Todo viene un poco de la caída de ayer, que ha penalizado mucho el día de hoy. Estoy contento porque la moto no iba del todo mal y en el FP4 me he encontrado muy cómodo».

La mente puesta más en el largo parón veraniego de cinco semanas que en la carrera de mañana: «Creo que mañana estaré mejor. El objetivo es pasar mañana y, más que esta carrera, esperando el parón de verano para recuperar un poco, sentarme y analizar la primera parte de temporada y preparar bien la segunda, que es nuestro objetivo. En la segunda mitad de temporada no diré que el objetivo sea estar ganando carreras, pero intentaré estar un paso más adelante. No estar de una carrera a la otra haciendo picos».

Tiene claro que es una carrera de trámite: «Totalmente. La carrera de mañana es una carrera de trámite, de pasarla; de estamos aquí, jugar el partido y marcharnos a casa. Mañana no podemos esperar gran cosa. Simplemente, pasar esta carrera y llegar al parón. Tengo ganas de descansar unas semanas, de desconectar de todo y después preparar la segunda parte de temporada, que será importante».

Deja una respuesta

Volver a la home