Márquez se ha hecho con la pole bajo la lluvia

Después de una sesión marcada por un parón de más de una hora debido a la lluvia, Marc Márquez ha vuelto a marcar la pauta en la Q2, haciéndose con su séptima pole de la temporada. El piloto del Repsol Honda se ve confiado tanto en seco como en mojado, prefiere que no sea una carrera en lluvia y analiza la decisión de que las carreras se hayan adelantado un par de horas.


Era la primera sesión en lluvia para todos los pilotos de MotoGP, a excepción de los que ya habían pasado por la Q1, así que Marc Márquez ha vuelto a poner encima de la mesa su sensacional capacidad de adaptación para llevarse sin discusión una nueva pole, al séptima de la temporada y la número 80 de su carrera deportiva.

El piloto del Repsol Honda ha brillado bajo la lluvia de Sepang y nadie ha podido arrebatarle la primera plaza a pesar de que ha sufrido una caída cuando aún quedaban cinco minutos para el final. «Estoy contento por esta pole, porque Malasia siempre se me resistía un poco y la hemos podido conseguir, aunque haya sido en agua. En seco también hemos dado un paso bastante grande respecto a ayer y tenemos ritmo para luchar como mínimo por el podio. Si es en agua es un poco más incógnita; he hecho una buena vuelta, pero también me he caído. La pista estaba delicada y era el primer entrenamiento en agua, así que estaba difícil entender dónde estaba el límite y lo hemos encontrado. Luego he salido con la segunda moto y he vuelto a hacer 2:12, así que ha ido bien», analizaba el campeón de MotoGP 2018 en el micrófono de Movistar MotoGP.

De cara a mañana, el ilerdense tiene mejores sensaciones en seco: «Prefiero que sea en seco. En agua una cosa es una vuelta para la qualy, ahí se me da bastante bien encontrar el límite enseguida, pero para carrera es diferente. Así que prefiero en seco, porque también me siento preparado para hacer una buena carrera, pero ahí será diferente: están Dovizioso y Viñales con mucho ritmo, creo que Valentino también estará ahí, así que intentaremos hacer una buena salida y ver si es seco o agua. A partir de ahí, disfrutar de la carrera».

Márquez destacaba también en Movistar MotoGP que el neumático trasero «es la opción» para mañana, si la carrera es en seco. «Creo que todo el mundo va con esa opción, si no mentiría. Al menos el trasero es blando y luego el delantero veremos, pero también parece que el medio tiene todos los números».

Para el #93, la clave para el gran salto adelante que han dado respecto a ayer ha sido «trabajar». «Por eso tengo este gran equipo que me ayuda. Ayer tenía lo que tenía e hice lo que pude, y tuve varias salvadas. Por ganas y por empujar no era. Hoy he salido y me he encontrado mucho mejor desde el primer momento. A nivel de pilotaje también he mejorado; quieras o no, hablando con Alberto (Puig) y con Emilio (Alzamora) siempre rascas algunas cosas. Nadie es perfecto y siempre se puede mejorar. Luego a nivel de puesta a punto me han dado una pequeña ayuda, que todo mezclado ha hecho que el ritmo sea muy similar a los de Dovizioso y Viñales», añadía Márquez.

Por último, el piloto español ha hablado sobre la decisión de que las carreras de mañana se hayan adelantado dos horas para tratar de evitar que se repita la situación de hoy, en la que la fuerte lluvia ha provocado un parón de más de una hora con la sesión clasificatoria de MotoGP. Para Márquez, la decisión «es un acierto. Ayer en la Comisión de Seguridad se habló y se dejó un poco en el aire. Visto hoy y cómo llovió también ayer, parece que a la 13h. tendremos más posibilidades de correr en seco. Si llueve tenemos más horas para retrasar la carrera y eso es lo importante. Si no, tendremos que quedarnos hasta el lunes. Pero mejor correr mañana, que ya hay ganas de volver a casa».