Márquez tratará de cerrar el círculo en Red Bull Ring

Marc Márquez saldrá desde la pole en Red Bull Ring, el único circuito de todos los que forman el calendario en el que aún no ha conseguido la victoria. El piloto del Repsol Honda asume que es una motivación extra para la carrera de mañana, en la que partirá como gran favorito a tener del gran ritmo que ha mostrado durante todo el fin de semana.

Esto decía en el micrófono de Izaskun Ruiz en DAZN tras conseguir su 59ª pole en MotoGP, con la que ha superado a Mick Doohan para convertirse en el piloto de la historia con más poles en la categoría reina.


Pole... con llamada a boxes a la vuelta siguiente para no asumir más riesgos de la cuenta como sí asumió en Brno: «Me han avisado, "no la líes". El mensaje ese viene después de lo que pasó en Brno. Allí hubo reunión, lo dije ya. Al final también el comentario desde fuera es importante, para que te ayude a entender. Era una buena vuelta y si alguien la mejoraba, sólo quedaba felicitarle. Podíamos mejorar muy poco, sobre todo con el neumático más gastado y con una buena vuelta más. Estos mensajes desde fuera se agradecen, pero a la vez molestan... (Risas). Se entienden perfectamente; lo tenía muy claro, pero también hacen reflexionar de que mañana llega lo importante».

Ritmo para intentar irse en solitario: «Si pillas los ritmos del FP4 hay una realidad y hay ritmo para escaparse. Pero veremos, porque de la mañana a la tarde eran unas condiciones muy particulares, en las que patinaba toda la pista y ahí es donde se me da mejor. Mañana las temperaturas se prevén más bajas y esto hace que la pista tenga más agarre. Seguramente, los rivales se acerquen y es ahí donde tendremos que estar más atentos que nunca. Sobre todo, creo que Dovizioso, que esta mañana tenía muy buen ritmo, es el más peligroso».

Sobre cuál puede ser su punto más débil para la carrera de mañana: «¿Talón de Aquiles? Está claro que a final de carrera el neumático baja, pero baja para todos. Es ahí donde se tiene que gestionar bien y donde, si tiras mucho al principio, quizá al final sufres más. Pero intentaremos dar el 100% y salir bien, y a partir de ahí he hecho un ritmo solo muy bueno. Cuando me encuentre cómodo, si me encuentro cómodo en carrera, es ahí donde tendré que aprovechar los entrenamientos que hemos hecho».

Elección de neumáticos. ¿El blando o el medio?: «No lo tengo claro. Creo que con los dos neumáticos se puede ganar la carrera, porque son muy similares. Marcará el detalle. Es ahora donde tenemos que analizarlo bien y yo intentar entender qué sensaciones tenía con la moto, con uno y con otro. Y luego también los ingenieros echarán un cable ahí y me ayudarán a decidir».

Sobre si puede haber lucha con Dovizioso hasta el final como en 2017: «Sí. Creo que sí. En esta pista, cuando sigues a alguien te marca la referencia de frenada y te marca la aceleración. Con el rebufo, quieras o no bajas dos décimas sin darte cuenta. Por eso será más difícil escaparse. Es ahí donde creo que Dovi es el que tiene más ritmo. Viñales también hay tandas en las que parece que tiene muy buen ritmo, pero veo más peligroso a Dovizioso. Si llegamos al final, intentaremos gestionarlo de la mejor manera, pero siempre pensando que está a 63 puntos en el campeonato y que no es lo mismo que recupere 5 a que recupere 25 de golpe».

Posibilidad de ganar en Austria y cerrar el círculo: «Me lo recordáis cada vez que hago una entrevista. Está claro que es el morbo y la motivación añadida, pero tengo muy claro y me han mentalizado bastante que es un circuito más, que el año que viene se vuelve y que cuesta más ganar un Mundial que una sola carrera».