Marc Márquez acaba segundo tras un duelo colosal con Lorenzo

Marc Márquez se queda con la miel en los labios en Red Bull Ring tras protagonizar junto a Jorge Lorenzo uno de los mejores duelos de los últimos tiempos. El piloto de Cervera ha sido segundo tras liderar buena parte de la carrera e intentarlo hasta el final con el piloto de Ducati. Los 20 puntos le dejan muy buen sabor de boca, ya que le sirven para afianzar el liderato. Rossi está ya a 59 puntos, Lorenzo a 71 y Dovizioso a 72.

Esto ha comentado Márquez tras su segunda posición en Austria en el micrófono de Movistar MotoGP:


Una lucha con la que se lo ha pasado en grande: «Hoy he disfrutado. En Brno quedé tercero, pero hoy lo he dado todo y he disfrutado. Hubiese sido más fácil decir ‘Lorenzo me resta cinco puntos, no pasa nada’, pero hoy creía oportuno que tocaba atacar. Lo he intentado, sabía que me costaría mucho defenderme y que me costaría mucho atacarle. En las rectas intentaba hacer como en Moto3, pero no ha habido manera. Pero teníamos puntos fuertes, y en uno de los circuitos en los que sufríamos hemos acabado segundos. 20 puntos más, que es lo importante».

Sobre la estrategia de carrera. Hoy ha hecho de Lorenzo, tirando en las primeras vueltas, mientras que las dos Ducati buscaban conservar neumáticos y gasolina: «He visto a los dos. Querían una táctica de carrera diferente. Lorenzo no quería tirar, estaba gestionando neumáticos. Dovizioso también. Seguramente estaban gestionando gasolina también; los he visto muy lentos en la vuelta de reconocimiento. Son cosas que ven y he pensado en intentar escaparme, porque tenía el neumático duro y me iba a aguantar hasta el final. Sí que la he usado más de lo normal, pero he intentado hacer una estrategia diferente y el grupo se ha reducido enseguida. Ahí me he encontrado más cómodo luchando cuerpo a cuerpo con una Ducati, y no con dos. Era el objetivo, llegar con uno, aunque pensaba que sería Dovizioso y no Lorenzo».

La maniobra de Lorenzo en la curva 3, clave para imponerse en la última vuelta. Contento pese a perder el duelo: «Pensaba que me recortaría por dentro, pero lo ha hecho muy bien por fuera. Me ha pasado ya en la recta de meta y ahí no pensaba que me adelantaría, porque es muy corta. Luego lo he intentado en la frenada, un poco a la desesperada. Pero si no me pasaba ahí, me pasaba en la subida, antes de la penúltima curva. En cada vuelta escuchaba que llegaba el ‘camión’ con potencia y cada vez me costaba más defenderme. Lo he intentado muchas vueltas y es imposible cuando llegan en paralelo. Pero estoy contento, porque teníamos puntos muy fuertes que aprovecharemos en otros circuitos. Lo importante es que en la clasificación tenemos 59 puntos, 71 y 72… Poco a poco. No se pueden ganar todas las batallas, lo importante es la guerra».

Cinco carreras seguidas ampliando su ventaja al frente del Mundial: «Eso es importante. En Brno ganó Dovi, aquí Lorenzo… Si se van repartiendo las victorias, va bien. Yo firmo ya, porque así van recortando puntos, pero poco a poco. Si se pone uno en dinámica ganadora, entonces es más peligroso. Pero sí que hemos aumentado la ventaja, Valentino aquí ha pinchado un poco, así que aprovechando las oportunidades que nos dan. Lo importante es que hemos sido rápidos en todas las condiciones, que esto para el futuro también es importante».

Un mano a mano de alto voltaje con Lorenzo: «Ha sido una carrera divertida. Yo lo tengo que probar. En Brno me quedé con el regusto de probarlo, pero allí no me sentía seguro para probarlo. Aquí sí me sentía seguro y veía que podía, de aquella manera. Hubiese sido más fácil quedarse a medio segundo, gestionar a Dovi y ya está, pero no es mi estilo, no es mi ADN, y creo que el aficionado seguramente lo agradece».