Márquez se va más líder de Assen (+44 con Dovizioso)

Marc Márquez acabó muy satisfecho en Assen, donde volvió a sacar 20 puntos muy valiosos de cara al campeonato en un fin de semana dominado por Yamaha. El piloto del Repsol Honda sale con 44 puntos de renta sobre Dovizioso y avisa de que las Yamaha serán también rivales en Sachsenring. «No sé qué han hecho en las últimas carreras, pero están yendo muy bien», comenta el líder de MotoGP.

Estas eran las reflexiones de Márquez al micrófono de DAZN tras acabar segundo en Holanda.


Apuesta acertada con el blando trasero y buena gestión de la carrera. Ha 'utilizado' a Viñales para escaparse de Quartararo de cara al final de carrera: «Si soy sincero, para mí era más arriesgado escoger el neumático duro. Con el duro hacía 26 vueltas mal; con el blando hacía 15 bien y 10 mal. Por eso hemos escogido el blando. Al principio tenía un poco más, pero he esperado, tratando de gestionar el neumático detrás de Quartararo. No he intentado tirar ni una vuelta y cuando me he ido largo ha sido casi aposta para dejar pasar, porque sabía que mi carrera era otra hoy. No era probar a escaparme como las otras. Cuando me ha pasado Viñales, simplemente lo he utilizado para escaparme de los otros, para nada más. Sabía que en las últimas cinco vueltas estaba vendido. Lo he utilizado para escaparme y cuando ya nos habíamos ido de Quartararo, me he relejado. El segundo es un gran resultado».

Le ha costado convencer al núcleo duro de Honda de llevar el neumático blando trasero: «Nadie veía bien la opción blanda, sólo dos o tres, entre los que estaba yo. Pero toda la parte de Honda, los japoneses, quería que fuese con el duro, porque todo el mundo iba con lo mismo. Ellos lo veían como un riesgo, pero al final me tengo que guiar por mis sensaciones y esas sensaciones eran que con el blando podía hacer una gran carrera y que podía estar en el podio en un circuito en el que la Yamaha tenía algo más. No sólo la Yamaha, los pilotos también iban muy rápido y se veía. Viñales ha pilotado muy bien».

Más líder. Se va de Assen con 44 puntos de ventaja sobre Dovizioso: «Ese era el objetivo. No sirve de nada destacar un fin de semana y al siguiente estar muy lejos. Lo que buscamos es la constancia, estar siempre en el podio y lo estamos logrando. Lástima de la caída de Austin, porque si no sería mucho mejor, pero siempre que hemos acabado lo hemos hecho o primero o segundo. Vamos por la buena línea».

Ahora llega Sachsenring, un circuito en el que ha ganado en los últimos nueve años. ¿Influirá la caída de Austin, donde también dominaba?: «No influye en nada. Te hace estar incluso más atento. Aviso ya que Alemania irá bien, mejor que aquí, pero la Yamaha no estará lejos. No sé qué han hecho en las últimas carreras, pero está yendo muy bien. No sólo es un piloto, sino que son dos pilotos rápidos, y esto lógicamente es porque la moto funciona. En Alemania el año pasado ya estaban más cerca de lo esperado y este año estarán cerca».

Paso adelante de las Yamaha: «Se quejaban de tracción y traccionan mucho. La moto tracciona más que la nuestra por el momento. Es ahí donde hacen el tiempo, especialmente se veía en el T3. En las curvas 11 o 12 era increíble ir detrás de Quartararo y Viñales; por mucho rebufo o gas, se escapaban. Pero sí que es cierto que en el campeonato hay curvas diferentes y había otras en las que yo me sentía más fuerte».