Marc Márquez no saldrá a administrar su ventaja en la general

Después de protagonizar una vez más, la imagen más espectacular de lo que llevamos de Gran Premio de Catalunya, el piloto de Cervera nos ha explicado sus sensaciones de cara a la carrera de mañana, en la que no quiere especular con la ventaja de la que dispone en la clasificación general para evitar un nuevo fallo como le sucedió en la carrera anterior en Mugello.


¿Cómo defines la jornada de hoy? «Estoy satisfecho de cómo ha ido el día en general. Había confiado en que podía estar ahí, ya que el FP3 no ha salido como esperábamos. Me he caído cuando venía con el neumático blando, pero ese fallo nos ha ayudado a cuadrarlo todo un poco mejor, y para la clasificación de la tarde ya lo hemos dejado todo listo. Hemos estado delante en el FP4, y luego en la clasificación he terminado segundo, a sólo 66 milésimas de Jorge. Un tiempo muy rápido, pero he demostrado que estamos ahí. Aunque sufriendo, pero estamos ahí».

¿Qué ha pasado con Petrucci en la última vuelta? «Venía en una vuelta rápida, pero creo que no hubiera logrado la pole. Quizá si hubiese estado más cerca lo hubiera intentado, pero tenía que recuperar una décima con Jorge y eso era muy difícil en el último parcial. He visto que llegaba rápido, pero el gesto no ha sido para Petrucci, ha sido más de enfado para mí, por no haberlo logrado superarlo».

¿Cómo has vivido la salvada del FP4? «La salvada ha sido bonita, y, sobre todo, larga. Me ha dado tiempo a pensar, porque antes del entreno, Santi (Hernández) me había rogado que no me cayera, ya que tenía que pasar por la Q1 y quería que tuviéramos las dos motos. Me he mantenido calmado todo el entreno, menos la última vuelta y la última curva, que casi la lío. Ha sido bonita porque he tenido que pelear con la rodilla, con el asfalto, con la goma… y cuando parecía que la tenía salvada, he entrado en lo sucio y se ha vuelto a cerrar. Por eso cuando me he puesto de pie ya he hecho el gesto para la gente más que nada. Un poco por el espectáculo, ya que la he salvado pues que la disfrutemos todos».

¿Cómo consigues hacerlo? «La he conseguido levantar cuando se me ha ido, y cuando la consigo levantar al primer intento, puedo empezar ‘a jugar’, y puedo empezar a intentar salvarla. Si pasa como en Mugello que me caigo, y la moto se queda abajo, ya cuesta más porque tienes que tirar de todo el cuerpo».

¿Qué te ha dicho Rossi sobre ello? «Le tengo loco –Risas-. Sí, me dice que cómo lo hago. Esta vez ha sido sólo con la rodilla, y normalmente me da un tirón y lo noto en el abductor. Pero tengo la suerte de ser muy flexible y eso me ayuda mucho con esto».

¿Mañana estás para luchar por la victoria? «Para mañana Jorge es el favorito. No es ni para quitarme presión o dársela a él, es porque él tiene un mejor ritmo que el resto. Aunque no estamos lejos, quizás a una décima y que podemos ganar si encontramos alguna mejora. Creo que la clave estará en elegir bien el neumático trasero. El delantero es seguro que será el duro, pero veremos que elegimos para mañana».

¿Cómo ha sido la caída del FP3? «Ha sido un error grande, porque venía muy bien, pero he frenado un poco más largo, y en vez de irme largo no he querido cortar, y eso ha sido el problema. Pero bueno, nos ha venido bien porque al final hemos podido rodar más, y hemos sacado conclusiones en el Q1».

¿El cero de Mugello y que Jorge sea el favorito te hace que lo tomes con más calma? «La ventaja que tengo no me permite especular, ya que la diferencia es de una carrera y si vuelvo a fallar están ahí. Mañana saldré con la idea de buscar buenas sensaciones y luchar por la victoria. El podio es posible, pero para luchar por ganar ya se tienen que alinear un poco las cosas. Y no es porque nos vaya mal el circuito, pero si lo comparas con lo que pasaba hace dos carreras, la Honda parecía que era la mejor moto. Luego la realidad es que en cada circuito hay una moto que va mejor que el resto. Aquí sufrimos y quizá toque pensar un poco. Pero en Mugello salí pensando en la ventaja que tenía y me caí».