Márquez asume que «escuece» la derrota, pero extrae lo positivo a otro segundo puesto

Pese a perder otro duelo con Andrea Dovizioso y a irse de Red Bull Ring con la espina de no haber ganado aún allí, Marc Márquez extrae el lado positivo a otro segundo puesto, que a excepción de la caída de Austin, sigue siendo su peor resultado en una temporada en la que domina con mano de hierro. Todavía tiene 58 puntos de ventaja en el campeonato.

Eso expresaba el piloto del Repsol Honda al micrófono de DAZN tras la preciosa carrera que ha vuelto a protagonizar con Dovizioso.


El adelantamiento de Dovizioso no le ha pillado por sorpresa: «Me lo esperaba. Pero es que si no me pasaba ahí, me pasaba antes de meta. El error principal ha sido como el año pasado, la elección del neumático trasero. Tenía que haber elegido lo mismo que Dovizioso y no lo hemos hecho. Ha sido quizá el error. Ya lo he visto a mitad de carrera, cuando he querido hacer el tirón, pero no tenía las sensaciones. El neumático iba bajando, me he puesto detrás de él y he visto que él tenía más neumático, así que he dicho 'me va a ganar seguro, pero lo intentaremos'. Lo he intentado un poco antes, a ver qué pasaba, pero en la subida y entrando a meta nos recuperaba todo, incluso en las rectas. No es que su moto corriese más, sino que tenía más tracción. Lo hemos intentado y nos ha ganado otro cuerpo a cuerpo, pero seguimos líderes del Mundial con 58 puntos, que es lo importante, aunque lógicamente da rabia perder así en la última curva».

¿Escuece una derrota así?: «Claro que escuece, y más en un ganador. Más cuando quieres ganar y más cuando el ritmo de ayer era muy bueno, pero ya advertí que Dovizioso no estaba nada lejos, que estaba muy, muy cerca. Así ha sido. Hemos hecho una carrera muy buena para el espectáculo; las últimas fueron un poco aburridas, en esta al menos hemos estado luchando hasta el final. Con lo que me quedo, lo más importante, es que cuando estamos fuertes nos escapamos, y cuando sufrimos luchamos hasta el final».

El por qué no ha podido devolver el adelantamiento: «Quería hacer como hizo él en 2017, que recortó. Pero, sin querer, porque son lances de carrera, me ha tocado y se me ha enganchado la protección del freno en alguna parte de su moto y por eso me he ido con él. Mi protección se ha roto, pero si no se llega a romper me caía. Por suerte se ha roto y he podido acabar la carrera. Es así, era la última curva y sabes que hay contacto. Ha ganado él, pero llevamos más victorias de momento y vamos líderes del Mundial».

Un duelo intenso desde la primera vuelta: «En la primera recta se ha puesto en paralelo y he dicho: 'Tendremos faena hoy'. Quería liderar desde el principio, pero nos hemos ido los dos largos. Era ver quién frenaba más tarde. Yo iba por el interior, así que cuando frenase él iba a frenar yo un poco más tarde y nos hemos ido los dos fuera».

El podio le deja buen sabor de boca: «Importante. Aquí era una pista en la que no habíamos ganado nunca y seguimos sin ganar, pero lo más importante es que este año el peor resultado ha sido un segundo, quitando la caída de Austin. Tenemos que seguir con esta tónica de aquí a final de año».