«Por ahora no estoy encontrando la confianza con la moto»

Marc Márquez desembarca en Jerez tras su sexto puesto en Portimao después de luchar hasta la última vuelta contra su hermano Álex. El piloto del Repsol Honda sigue buscando encontrar una mejor base y una mayor confianza con la RC213V de 2022.


11º a 38 puntos del liderato, con un quinto puesto en Qatar, dos sextos puestos en Austin y Portimao, y dos carreras sin disputar por los problemas de diplopía. Así se presenta Marc Márquez en Jerez, un trazado en el que se ha impuesto tres veces en MotoGP (2014, 2018 y 2019) y en el que sufrió en 2020 la peor lesión de su carrera deportiva.

El ocho veces Campeón del Mundo destaca la gran noticia que supone volver a contar con público en las gradas de Jerez e insiste en que, antes de empezar a optar a resultados mucho más destacados, aún ha de terminar de adaptarse a la nueva Honda RC213V 2022 y de tener la suficiente confianza con ella:

Pese a la importancia de los test del lunes, tiene claro que ha de encontrar cosas desde mañana: «De momento estamos buscando esa base, encontrarme cómodo y por eso no nos podemos permitir el lujo de esperar al lunes. A partir de mañana buscaremos el ritmo, ponernos en el sitio y buscar las trazadas. Y cuando esté todo esto, empezaremos a probar cosas».

Sobre si el problema a día de hoy es de la moto o del piloto, asegura que es un mix: «Es todo en general. Cuando estás en tu momento dulce puedes salvar muchas cosas de la moto, pero cuando vienes de una situación difícil como la que vengo, también necesitas esa ayuda por parte de la moto. De momento no estoy encontrando esa confianza, no me permite probar cosas diferentes, ya que cada vez que lo pruebo puede haber alguna caída o un susto. Cuando vayas encontrando más confianza con la moto y empiecen a ir saliendo los tiempos será todo una rueda, en la que cuando coge buena inercia todo sale rodado, pero ahora la inercia está costando. Parece que a veces se coja, pero se frena, y es ahí donde estamos buscando».

Tres años después, Jerez volverá a tener público en las gradas: «Había ganas. Ayer llegué sobre las 7 o las 8 y ya había jaleo fuera del circuito, algo que se echaba de menos también. Hay circuitos en los que se nota más que esté o no la afición, y en otros menos, pero en este circuito se nota, y ver la zona de Nieto-Peluqui medio vacía era triste. Ojalá podamos brindar un buen espectáculo a toda esa afición que esperaba con tantas ganas el momento de volver a los circuitos». 

«El hombro está en una condición aceptable para hacer buenas carreras»


Habla sobre la lucha con su hermano hasta la última vuelta en Portimao y separa la relación de hermanos de la rivalidad entre pilotos: «Hay muchos comentarios sobre esto, pero nosotros diferenciamos muy bien lo que es. Hay mucha confusión, porque nos llevamos muy bien, vivimos y entrenamos juntos porque es algo que nos ayuda mutuamente, pero luego en pista... Incluso en el box: aunque estamos en la misma marca, cada uno hace su estrategia, prueba sus cosas y hace su camino. Si yo le puedo ganar, intento ganar como hice en Portimao, tirando un poco de perro viejo; y si él me puede ganar, me va a ganar. En casa nos ayudamos mutuamente, pero en el circuitocada uno está en su box, cada uno está con sus secretos y tiene su propia filosofía, y ahora que estamos en la misma categoría es aún más radical».

Pese a que el punto que se jugó contra su hermano podría ser fundamental a final de año, cree que no es el momento de pensar en el campeonato: «Ojalá pudiera estar hablando de esto, pero de momento hablar de campeonato es muy optimista. Lo tenemos que construir».

Y sobre su lesión en el hombro, asegura que pese a no estar en óptimas condiciones, sí que son aceptables para poder luchar por un buen resultado: «El hombro y el brazo están en una posición aceptable para hacer buenas carreras, como ya demostré el año pasado y en Austin, pero es un brazo diferente al que tenía. No es lo mismo, pero está en una condición aceptable para hacer buenas carreras».

Santi Hernández, su jefe de mecánicos, recibirá el Premio del Motor Ciudad de Jerez este fin de semana: «Me hace mucha ilusión que le entreguen este premio a mi técnico, lógicamente pero creo que es un premio para todos los técnicos. Siempre se ve y se habla del piloto, y los pilotos hablan, pero los técnicos son los que realmente están ahí trabajando muchas veces hasta las tantas de la noche. Prácticamente cada fin de semana dependemos de ellos y de todo el equipo en general. El técnico es el que intenta gestionar todo el equipo y el que lleva algunas ideas nuevas, es realmente el capitán. Creo que es un buen reconocimiento para Santi y para todos los técnicos».

Deja una respuesta

Volver a la home