Márquez afronta la octava cita del año con una clara ventaja

Marc Márquez destaca que Yamaha y Suzuki serán los rivales a tener en cuenta para este fin de semana en Assen, cita que afronta con 37 puntos de ventaja.


Sensaciones antes de afrontar la cita de Assen, a la que llega con una ventaja de 37 puntos tras ganar cuatro de las siete primeras carreras del año: «Aún estamos en la octava carrera, todavía quedan 12 por delante. Pero en cualquier caso, estoy muy contento con el rendimiento de esta temporada. En términos generales, estamos pilotando bien y tratando de gestionar de la mejor forma posible todas las situaciones del fin de semana. Sabemos que llegarán carreras que nos costarán más y que habrá momentos en los que tengamos que ser un poco más pacientes. Pero por el momento, hemos hecho unos buenos test en Montmeló, hay algunas cosas que tenemos que volver a probar en otro tipo de trazado como es este de Assen. Ahora tenemos dos carreras importantes como son esta y la de Alemania antes del parón del verano. Estaría bien de marcharse de vacaciones de la mejor forma posible».

Assen, un circuito favorable para las Yamaha y las Suzuki, pero en el que el año pasado ganó una de las mejores carreras de todos los tiempos: «El año pasado llegamos aquí con algunas dudas, porque es una pista en la que normalmente sufrimos y en la que tanto Suzuki como Yamaha van muy bien. Pero el año pasado tuvimos un muy buen fin de semana, tuvimos muy buen ritmo y fuimos rápidos. Luego en carrera hubo un grupo muy grande, fue para mí la mejor carrera de la temporada desde el punto de vista del espectáculo para los aficionados, y ganamos. Pero además de los 25 puntos, lo que nos llevamos es que tuvimos el ritmo y eso es lo más importante. Vamos a intentar encontrar ese ritmo este fin de semana, esas sensaciones especiales en un trazado que es muy bonito, sobre todo en los dos últimos sectores. Vamos a tratar de encontrar el mejor rendimiento de cara al domingo para intentar conseguir el podio o incluso la victoria».

Sobre si se espera mejores condiciones en pista que en Montmeló aunque las previsiones hablen de que hará prácticamente el mismo calor: «Es cierto que normalmente cuando sube la temperatura en pista, la moto desliza más y es más difícil entender dónde está el límite. Pero es en las carreras cuando empujas al 100% y por eso se ven mas caídas. Parece que el sábado y el domingo tendremos temperaturas más altas y quizá eso ralentice el ritmo, peor tampoco creo que esté tan relacionado. Suele ser más por el trazado. En Assen no se suelen ver tantas caídas».

Lorenzo ha comentado que quizá pruebe un nuevo carenado en Assen que es sólo para él. Si le funciona, ¿se plantea usarlo él también?: «No lo sé. Estoy concentrado sólo en mi paquete. Sé que está probando muchas cosas diferentes y que Honda le está dando todo el apoyo que necesita, pero yo me concentro en lo mío. Es la primera noticia que tengo, quizá es el mismo carenado que yo probé en el test de Montmeló. Pero no es el camino que voy a seguir, yo voy a continuar con mi base».

Si tuviera que hacer un cambio en el campeonato, ¿cuál sería?: «Que haya menos test y más carreras».