Márquez reitera: «Este campeonato sólo lo puedo perder yo»

Marc Márquez llega a MotorLand Aragón, donde cumple 200 Grandes Premios, con 93 puntos de ventaja y con serias opciones de asegurar la primera bola de partido de cara a Tailandia. Con no perder más de 18 puntos respecto a Dovizioso este fin de semana, en Buriram tendrá la primera opción de cerrar su octavo título.


Sobre el pre-evento que realizó con su hermano Álex, en el que ambos estuvieron pescando en Mequinenza: «¿Qué pescamos? Poca cosa. La pesca estaba un poco amañada. Pero aquí intentaré pescar 'el gordo', la victoria. Esa es la intención, pero es la intención que tenemos cada jueves; luego veremos durante fin de semana hasta dónde podemos llegar y, sobre todo, dónde nos ponen nuestros rivales. Ellos mandan a la hora de ver dónde está el nivel. A ver si podemos luchar al menos por estar en el podio».

Este fin de semana cumple 200 Grandes Premios en el Mundial: «Pasa rápido el tiempo y, la verdad, cuando me dijeron que cumplía 200 Grandes Premios no asimilaba los números y cómo pasa el tiempo. El ser humano tiene el defecto de acordarse más de lo malo que de lo bueno, así que te acuerdas de la lesiones, como por ejemplo la de 2011, y también de algunas caídas importantes. Lógicamente también me acuerdo de 2014, a final de año, cuando mi hermano y yo ganamos el título, de la primera victoria de MotoGP... Son recuerdos que marcan; también tengo mucho en mente Estoril 2010, donde empezó todo».

Sobre los recuerdos de estos 200 Grandes Premios: «Por suerte, hay pocos momentos malos; pero como hay pocos, te acuerdas más. El balance es muy bueno, pero no me gusta ver mucho las estadísticas. Quiere decir que estamos en el buen camino, pero seguiremos disfrutando encima de moto, que es por lo que salen estas estadísticas».

¿Firmaría que los 200 GGPP sean iguales?: «¡Claro! ¿Dónde? Pero es difícil aguantar 200 Grandes Premios a este nivel. Pero nuestro objetivo cada año es luchar por victorias y por títulos, y divertirme. Esta ambición es la última que tienes que perder y es la que te motiva para seguir».

Llega de pelear con una Ducati (Austria), con una Suzuki (Silverstone) y con una Yamaha (Misano). ¿A quién espera para este fin de semana? ¿Cuándo peleará contra una Honda?: «No lo sé cuándo pelearé contra una Honda; quizá aquí, pero no se sabe. A priori, si tengo que decir algo, las Yamaha han ido muy bien en las últimas carreras. Si Quartararo no se cae en Silverstone, era uno de los circuitos en los que podía haber luchado por la victoria como en Misano. En Austria también hizo una gran carrera. Seguro que las Yamaha estarán y falta saber si lo de Dovizioso es Misano fue un bache, pero el año pasado hizo un gran fin de semana, y las Suzuki también estará aquí. Lo importante es, salga quien salga, poder luchar por la victoria».

Márquez analiza los problemas de Honda y su diferencia respecto al resto de pilotos de la marca, con mensaje incluido: «Lo principal y más importante para Honda y para el proyecto es que, los tres pilotos que llevamos la misma moto (Crutchlow, Lorenzo y yo), apuntamos hacia el mismo sitio, en esa entrada de curva crítica de la última parte de los frenos, ese punto crítico de girar la moto. ¿Por qué inclino tanto y hago esos ángulos de inclinación? Quizá porque es la manera de hacer girar la moto. Quizá es ahí donde marco la diferencia con el resto de las Honda, pero yo soy el primer interesado en mejorar la moto y que sea mucho más competitiva. Durante una temporada sabes lo que tienes, así que tienes que olvidarte de los defectos y centrarte en los puntos fuertes. No todo es malo, también hay cosas buenas. Si te centras en el defecto, vas a acabar yendo al defecto. Hay que intentar sacar los puntos fuertes y es lo que intentamos en cada circuito».

¿Dónde cree que celebrará el título?: «En Japón tenemos experiencia, pero no me gusta hablar de esto. Soy honesto y realista, y creo que este campeonato sólo lo puedo perder yo. Si lo perdiese, me tiraría de los pelos unos cuantos años. Intentaremos ganar lo antes posible, pero sin prisa. Tuve prisa en 2014 y me caí en dos carreras consecutivas, Misano y Aragón. Mi objetivo de aquí hasta el final de la temporada es realista, tratar de acabar todas las carreras en el podio».