«Hacía tiempo que no podía 'jugar' con la moto»

Marc Márquez ha hablado largo y tendido para Estrella Galicia, declarando sobre su regreso a la competición, las sensaciones de su brazo derecho sobre la Honda, la situación de la marca japonesa y el actual título de MotoGP en juego.


«Se han dado pasos firmes», asegura Marc Márquez sobre sus tres primeras citas en su vuelta a la competición. Pero el ilerdense destaca esta última en Tailandia como la de mejores sensaciones sobre la moto: «En Tailandia, tanto en seco como en mojado me he sentido competitivo. Más que competitivo, me encontré que ya podía 'jugar' con la moto y esto es bueno porque hacía tiempo que no lo podía hacer», dijo Marc Márquez en la entrevista para Estrella Galicia.

Márquez, a diferencia de otros regresos a la competición, esta vez enseguida fue rápido, a pesar de estar más de cien días sin subirse a su RC213V: «Lo que me da más esperanza es que, desde que he cogido tanto la moto de entrenamientos como la MotoGP, enseguida me he subido y sentido que la velocidad sigue estando ahí». A pesar de sus buenas sensaciones, también matizó que eso «no es suficiente para ser competitivo en el campeonato del mundo».

Respecto a la posición y fuerza de su brazo derecho, cuatro veces operado, declaró que «está evolucionando» positivamente, pero quiso diferenciar entre fuerza y resistencia: «Una cosa es la fuerza y otra la resistencia. La fuerza cada vez va a mejor, pero resistencia es lo que me está faltando un poquito. Por ejemplo, en este último gran premio en Tailandia empecé desde el viernes fuerte, con “fuerte” quiero decir con "intensidad” y esa intensidad la supe mantener hasta el domingo. El domingo en carrera me fue mal, pero no mal porque la moto iba mal sino porque ya, físicamente, el cuerpo me dijo: “hasta aquí…”. Si la carrera hubiese sido sobre seco, yo hubiera sufrido mucho más, pero al ser en agua ya no es tan física y pude salvarlo».

Sin embargo, para llegar al 100% que espera el ocho veces Campeón del Mundo, «todavía queda un poquito», aunque se pone un periodo aproximado para poder saberlo: «Tenemos que ver dónde está el cien por cien del brazo en invierno, que es cuando se quedará un poquito más estancada la evolución, pero a partir de ahí habrá que intentar mejorar todo lo que podamos y creo que se podrá ser competitivo». Sin embargo, indicó que su recuperación física no supone que vuelvan los mejores resultados: «Lo que pasa es que también estamos en un deporte que combina piloto, moto y equipo, y todo tiene que ir a una si se quiere ser competitivo de verdad».

marc marquez carrera tailandia motogp 6

«Decidir operarse a mitad de temporada es difícil y una responsabilidad»


Su objetivo de cara a final de temporada es claro: «seguir evolucionando, cada vez un poquito más cerca y ser más constante en los tiempos de carrera». Después de Valencia, el piloto de Honda se centrará en 2023 tras una temporada complicada: «Este año ha sido raro porque decidir operarse a mitad de temporada es difícil y también una responsabilidad, pero la decisión se tomó porque creíamos que, para el futuro, para 2023, era lo que había que hacer».

También explicó la situación de Honda, quienes Marc cree que «están trabajando muchísimo» para volver a ser competitivos, pero eso «no significa ir a mejor». El #93 explicó que «hubo un cambio» en esta temporada, pero la gran diferencia la están marcando otras marcas: «Hay dos o tres marcas que ahora mismo están por delante de nosotros, pero hablo en plural porque somos un equipo y, cuando se gana, gana todo el conjunto y cuando no salen las cosas todo es en conjunto también. Honda está trabajando mucho para el 2023 porque las cosas no están saliendo. Sé que yo no he estado, pero no es ninguna excusa».

Los últimos años han supuesto un cambio para Marc Márquez, principalmente en su estilo de vida por las lesiones. Un proceso que le ha hecho madurar al ilerdense: «Maduras bastante cuando las cosas son difíciles. Y cuando hay una lesión es cuando ves que te tienes que reinventar o resistir a tirar la toalla, cuando más te curtes, cuando más experiencia adquieres. A lo largo de los años vas evolucionando y quizá tienes una mentalidad diferente con veinte años que con treinta, como cualquier persona. Y es ahí donde tienes que dar los pasos correctos y, sobre todo, priorizar. En este caso, mi prioridad es la misma que cuando entré en el Mundial. Es un deporte, es una competición y son los resultados los que cuentan».

Sobre una puja para el título de 2022, el ilerdense no se mojó, pero destacó un punto a favor de cada uno de los tres contendientes a la corona: «¿Quién ganará? No se sabe. Yo creo que Aleix es la sorpresa y no tiene nada que perder, así que eso juega a su favor. Quartararo es el campeón y Bagnaia creo que en este caso es el que tiene, bajo mi punto de vista, la mejor moto. Cada uno tiene un punto fuerte que tiene que saber aprovechar y explotar al máximo».

Deja una respuesta

  • Facebook
  • Linkedin
  • Pinterest
Volver a la home