«Es uno de esos circuitos que siempre me ha costado más»

Marc Márquez llega en racha a Montmeló después de su segundo puesto en Jerez y de las dos segundas posiciones en Le Mans tras sendas remontadas desde la 13ª posición de parrilla. El del Gresini Racing ha recuperado la competitividad desde que llegada a la órbita de Ducati y afronta la sexta cita de la temporada como tercer clasificado, aunque a 40 puntos del liderato de Jorge Martín.

Pero el #93 desembarca en un circuito que habitualmente se le atraganta, aunque los resultados no digan lo mismo: antes de la grave lesión del brazo, en MotoGP ganó en 2014 y 2019, y subió al podio en 2016, 2017 y 2018. Dicho lo cual, le sorprendería que este fin de semana llegase una victoria en Montmeló: «Si gano aquí, es que estamos muy, muy, muy bien. He ganado aquí en los que han sido mis dos mejores años, 2014 y 2019. Este año estamos bien, pero no es como ese 2014 o 2019. Es uno de esos circuitos que siempre me ha costado más, de los que se me atragantan un poco, pero tengo ganas de probar con esta Ducati, ver dónde estamos y a qué podemos optar durante el fin de semana». 

«He estado en el podio porque está el empujón de la afición, de correr en casa, pero también destaco el 2017, que me caí cuatro o cinco veces. Es uno de esos circuitos que le tengo que poner mucho más esfuerzo que otros. Me esfuerzo siempre, pero aquí me tengo que esforzar más en cambiar mi estilo de pilotaje, en trabajar en la moto... Estoy listo para ello este fin de semana, pero con la igualdad del MotoGP actual con dos décimas te ves fuera de la Q2 y cambia todo el fin de semana», analizaba sobre Montmeló.

marc marquez motogp catalunya 4

Llega a Montmeló con sólo siete puntos menos (89) que los que logró en toda la temporada pasada (96). ¿Es esa la constatación de que el problema estaba en la 'flecha' y no en el 'indio'? Le hemos preguntado: «No voy a hacer sangre ni nada en ese aspecto, porque por respeto a Honda y a todo lo que me ha dado en mi carrera deportiva, les deseo lo mejor y no les quiero ver en esa situación», empezó diciendo. «Pero como dije el año pasado, la carrera deportiva de un piloto son sólo unos años y hay que aprovecharlos todos al máximo. En mi carrera he tenido el infortunio de los cuatro últimos años por la lesión del brazo y no podía permitirme el lujo de perder más años, sobre todo por desgaste mental. Este año arriesgué en un proyecto, en el sentido de que me expuse totalmente a lo que quería la gente, verme con la mejor moto. De momento está saliendo bien», respondía a MOTORBIKE MAGAZINE.

Sobre lo que le ha aportado su llegada a la órbita de Ducati en estos primeros cinco Grandes Premios, exponía que «para mí lo más importante que me ha aportado Ducati personalmente es la motivación, el seguir creyendo que tengo capacidad de ir rápido y de confiar en mí mismo; seguir disfrutando de lo que me apasiona en este mundo, que es el motociclismo, y se disfruta cuando estás delante. Luego si se gana o no... Pierden todos y gana uno, pero el estar delante y poder luchar con los mejores es diferente. Lo que he aportado yo a ellos, no lo sé, esto lo tienen que decir ellos, yo quiero ser lo máximo profesional posible dentro y fuera de la pista».

«Han pasado pilotos con mucho talento; pero trabajadores como Aleix, ninguno»

Y respecto al tema del día, que no es otro que la retirada de Aleix Espargaró, dedicaba unas bonitas palabras al de Aprilia: «Le felicito por su carrera deportiva, porque ha sido una carrera deportiva de saber sufrir y aguantar el sufrimiento. Se ha visto estando en casa sin moto, reemplazando pilotos, desarrollando proyectos y se ha visto ganar. Por aquí han pasado pilotos con mucho talento, pero trabajador como él, ninguno. Destaco su trabajo, su implicación y que ha decidido él estar en casa. Moto no le faltaba a sus 35. Enhorabuena».