Declaraciones de Marc Márquez tras sus dos caídas en la carrera de Le Mans

Marc Márquez se muestra autocrítico con las dos caídas sufridas este domingo en Le Mans y que le han dejado sin posibilidades de victoria. La primera de ellas se ha producido cuando lideraba la carrera en lluvia, aunque es más crítico con la segunda, la cual considera que ha llegado por un error de concentración.


La primera gran oportunidad de victoria para Marc Márquez ha llegado este domingo en Le Mans. La aparición de la lluvia en carrera, una condición en la que había marcado las diferencias este fin de semana y en la que no sufría tantas limitaciones físicas como en seco, dotaban al piloto del Repsol Honda de una gran opción para volver a saborear las mieles de la victoria.

En cuanto han caído las primeras gotas, Márquez ha ido al ataque y ha dado caza al grupo delantero, entrando en el pit lane para cambiar de moto en paralelo con Quartararo. Ha salido en cabeza y ha empezado a imprimir su ritmo en lluvia, empezando a marcharse en solitario hasta que a 19 vueltas del final se ha caído en la curva de entrada a meta. «La caída ha llegado cuando no me la esperaba», decía el piloto del Repsol Honda.

NombreMarc Márquez
Dorsal93
PaísEspaña
Ver ficha completa

Después ha cogido la moto y ha regresado a pista a 52 segundos del liderato y en 18ª posición. Ha empezado entonces una gran remontada que le ha llevado al 11º puesto y a recortar 10 segundos respecto a la cabeza de carrera, y entonces ha vuelto a caerse cuando quedaban diez vueltas para el final.

Tras lo ocurrido, Márquez se mostraba autocrítico por no haber podido aprovechar la ocasión que tenía este domingo: «Lógicamente, las sensaciones son malas, porque siento que no he aprovechado una oportunidad que tenía, o que me ha dado el tiempo en este caso, y debería haberla aprovechado. Por otro lado, también forma parte de la vuelta a la competición. En Portimao y Jerez fue muy fácil gestionarse, porque ves que físicamente no puedes y es fácil llegar al límite. Aquí en agua no era ningún problema, así que sacas un poco más. Hacía tiempo que no lideraba una carrera y esto, quieras o no, influye».

Lo que peor sabor de boca le deja a Márquez es la segunda caída, ya que se ha producido por un error de concentración: «Estoy más enfadado conmigo mismo por la segunda caída, más que por la primera. La primera puede pasar, porque había condiciones delicadas y se han caído muchos pilotos hoy. Pero la segunda era innecesaria, me he caído por no estar totalmente dentro de la carrera; estaba pensando más en la posición encima de la moto y en otras cosas, más que en estar dentro de la carrera en sí, y eso no puede pasar por el peligro que tiene. Estoy enfadado por eso, pero al final contento también. Me quedo con la sensación de que, sea en las condiciones que sea, este fin de semana se ha visto al menos alguna pincelada de algo bueno. También en carrera cuando han caído esas cuatro gotas, esa habilidad de ir hacia delante y de cambiar en el flag to flag, salir de nuevo y estar en ritmo no ha sido un problema, y eso también me deja más tranquilo».

«En agua el físico no era un problema y podía pilotar más o menos como yo quería. Ahí me he mostrado rápido y me mostrado hábil al cambiar de moto. El que tuvo, retuvo, y eso es bueno. Pero sí que es cierto que en las sesiones que ha habido en seco tenía limitación. Se están dando pasos. Quizá un paso en la recuperación es cometer estos errores, puede ser. Siempre soy exigente conmigo mismo y con lo que me he quedo es que he tenido la oportunidad de hacer una buena carrera, porque me sentía muy fuerte y muy cómodo, lo podía hacer, pero no lo he sabido aprovechar. Esa es la realidad. Sé que las condiciones son las que son, pero tengo que ser autocrítico y con la carrera que había hoy, se podía haber hecho un gran resultado», analizaba Márquez en su rueda de prensa telemática en Zoom después de la carrera.

El 'cero' de Le Mans deja a Márquez 17º del campeonato a 64 puntos del liderato que ahora ostenta Fabio Quartararo. El #93 reconoce que no piensa en el Mundial en estos momentos y cree que si a final de año echa de menos los puntos que ha perdido hoy, sería una buena señal: «Evidentemente, este año no estamos pensando en el título. Independientemente de que esta carrera la hubiese ganado o acabado en el podio, o entre los cinco primeros, creo que no va a afectar muchísimo a mis posibilidades de título este año. Ojalá me equivoque y a final de año eche de menos estos puntos, porque será que estamos a un buen nivel. Pero no creo que sea así, aún me faltan carreras y tiempo para estar al 100%, sobre todo en seco. Con lo bueno que me quedo hoy es que en seco se me estaban yendo los pilotos de delante, cuando han caído cuatro gotas he sabido buscarme la vida». 

Sobre si la caída ha tenido que ver por esa situación que está viviendo actualmente, en la que aún no se encuentra bien físicamente debido a su lesión, reconoce que «no es de la situación que estoy viviendo, pero sí de la situación de la que vengo. Tengo una inactividad larga de carreras, prácticamente de un año. Llevaba mucho tiempo sin carreras y echo en falta esa ausencia de carreras, de rodar con otros pilotos, con adelantamientos y eso. Sabía que hoy era nuestra oportunidad, estaba teniendo paciencia y sabía que las primeras vueltas eran críticas con el neumático, pero también lo podemos considerar parte de la vuelta a la competición. Pero soy autocrítico y me hubiese agradado poder utilizar la situación de hoy, porque era una oportunidad buena para hacer un gran resultado».

Por último, relataba cómo ha sido esa entrada en el pit lane en paralelo con Quartararo, al que ha adelantado en el cambio de moto: «En el pit lane hemos entrado en paralelo, porque he visto que desde la curva de entrada a pit lane y hasta llegar ahí no aceleraba, y si ahí hay medio segundo, eso que tienes gratis. Le he podido adelantar en ese cambio de moto, como en la F1».

Deja una respuesta

Volver a la home