Márquez sufrió una dura caída en la Q2 intentando seguir la rueda de Quartararo

Márquez analiza su estrategia en la Q2 y la fuerte caída que ha sufrido siguiendo la rueda de Quartararo, y habla sobre el objetivo para mañana saliendo desde la 11ª posición, su peor resultado de parrilla de toda la temporada.


Marc Márquez completó en Sepang su peor sábado en lo que va de temporada. El campeón de MotoGP 2019, cuyo peor resultado en parrilla este año había sido una quinta posición en Misano, saldrá 11º en la carrera de mañana en Sepang después de una estrategia que resultó fallida y que acabó con una espectacular caída.

El piloto del Repsol Honda, que ya había coincidido con Quartararo en la primera tanda de vueltas de la Q2, se pegó nuevamente a la rueda del francés a la salida de boxes, se esperó a que fuese él el que tirase en cabeza y le metió presión. Sin embargo, acabó cayendo tras un fuerte highside a la salida de la curva 2, que afortunadamente "sólo" quedó en varias contusiones, aunque sin fracturas.

Después de lo ocurrido, Márquez dio su versión sobre este planteamiento y negó haber esperado deliberadamente la rueda de Quartararo: «En la Q2 he salido primero solo, para intentar hacer la vuelta, pero ya en esa vuelta he fallado. Luego, he cortado porque estaban Miller y Crutchlow allí. Y, casualmente, ahí sí que no ha sido buscado, ha venido Quartararo y le he seguido una vuelta. Esa ha sido mi mejor vuelta. Pero luego hemos vuelto a coincidir cuando hemos vuelto a salir de box, porque normalmente cuando entras junto sales más o menos al mismo tiempo, porque los mecánicos de un equipo y de otro tardan lo mismo. Hemos salido al tiempo que queríamos nosotros, cuando quedaban cinco minutos y medio».

El ocho veces Campeón del Mundo cree que la caída no ha llegado por arriesgar más de la cuenta para seguir la rueda de Quartararo: «Hemos coincidido con él, pero ahí había mucho tráfico. No sólo estábamos Quartararo y yo, también estaba Rins, Crutchlow, Petrucci... Había mucha gente y es ahí donde tienes que jugar bien la estrategia, tienes que intentar estar pegado detrás del más rápido, que en ese caso era Quartararo. No he podido hacer la vuelta porque me he caído, pero me hubiese podido caer solo también, porque no ha sido por exceso de velocidad».

Márquez en el momento de la caída en la Q2. (Foto: MotoGP)

La caída se ha saldado con varias fuertes contusiones, especialmente en las rodillas y los hombros. Márquez no ha sufrido fracturas, pero tendrá que tratarse con antiinflamatorios y mañana deberá pasar por el centro médico para una revisión previa al warm up y la carrera. Sobre la dureza de la caída, Márquez explicaba cómo trató de protegerse para caer de la mejor forma posible: «Sí que he tenido tiempo de pensar. Sobre todo, iba equilibrándome con el cuerpo, porque veía que estaba rotando el cuerpo y que iba a caer más de boca, con los brazos. Ahí sí que normalmente te haces daño, así que estaba intentando equilibrar el cuerpo para caer con todo el cuerpo. La caída no la evitas, pero si al menos puedes caer con todo... He repartido la caída en las dos rodillas, en los dos codos, en el pie izquierdo, en la boca y en el casco. Es ahí donde intentas encogerte bien y no hacerte daño. Por suerte, no me he hecho daño. Me ha dolido más cuando he llegado al box y he visto que estaba 11º», decía el de Cervera.

Después de su peor resultado de parrilla (11º), Márquez se ve obligado a remontar en uno de los fines de semana más complicados para él en lo que va de temporada. Sobre los objetivos, a priori el piloto del Repsol Honda no incluye la victoria como uno de ellos: «Ya no era una carrera fácil saliendo delante y va a ser una carrera muy difícil, porque no es el circuito en el que mejor estamos. El primer objetivo realista será el top 5 saliendo 11º, pero el objetivo que tengo en la cabeza es intentar llegar al podio. Eso ya depende de varias circunstancias».