Márquez le quita hierro al asunto, aunque se siente «afortunado»

Después del fuerte accidente con Zarco, Márquez considera que ha sido un lance de carrera provocado por el efecto que provoca el rebufo de varias motos. El piloto francés ha ido luego a disculparse con el campeón de la categoría reina, que también ha tenido que abandonar la carrera.


Marc Márquez se ha ido de Phillip Island con las manos vacías y con el susto en el cuerpo después de haber recibido el fuerte impacto de la moto de Zarco a 300 km/h a final de la recta de meta. En la sexta vuelta, el francés no ha podido evitar el choque con Márquez, ha sufrido una caída muy fuerte y el golpe ha destrozado el colín de la Honda del #93, que tampoco ha podido continuar en carrera.

Afortunadamente, no le ha pasado nada a ninguno de los dos, que han salido ilesos de un accidente que podría haber tenido consecuencias graves. «Me siento afortunado de que no haya pasado nada, ni para él ni para mí, porque ha sido una caída muy fea la suya. Cuando he notado el contacto por detrás, no sabía qué pasaba. Al principio pensaba que había roto el motor, pero luego he visto que ha sido con Zarco. Yo creo que ha sido un incidente de carrera, no ha sido culpa suya. En MotoGP el relevo chupa mucho la velocidad y es muy complicado frenar cuando no te lo esperas. Afortunadamente, los dos estamos bien, así que zanjamos aquí el tema, y en la siguiente más y mejor», decía Márquez después del abandono en el micrófono de Movistar MotoGP.

El piloto de Cervera ha indagado más sobre la caída, a la que no ha querido dar más importancia de la cuenta, ya que considera que ha sido un lance de carrera: «Estoy bien y contento, porque tanto Zarco como yo estamos bien. Y contento porque yo no me he caído. Me siento afortunado, era un punto a más de 300 km/h. Johann se ha caído a 300 km/h, yo he sufrido el impacto a 300 km/h y no he hecho un higside de milagro. He hablado con él y todo bien. Nos llevamos muy bien», comentaba Márquez.

El Campeón del Mundo explicaba así el accidente: «En el primer momento está claro que estaba enfadado, porque alguien me había tocado por detrás y no entendía por qué, pero luego cuando he llegado al box entendiendo un poco la situación en la que hemos llegado allí, con Miller delante… Te chupa el rebufo. Tú frenas en el mismo sitio que la vuelta anterior, pero el rebufo te absorbe y esto hace que, aunque frenes, la moto no frena. A mí ya me ha pasado un poco con Miller, por eso me he abierto un poco para poder parar la moto, pero Zarco no ha tenido en consideración que había rebufo de dos motos más. No ha podido frenar, me ha pedido disculpas y para mí es un lance de carrera que pasa en este tipo de circuitos, en los que un pequeño error se traduce en un gran error».

Su Honda ha quedado muy dañada, lo que le ha impedido continuar en carrera: «No he podido seguir, porque cuando ha contactado y la moto ha vuelto a caer, me ha roto el colín entero, pero bailaba mucho. Así podía pilotar más o menos y lo he intentado, pero en cada curva bailaba más, y si se rompe del todo la caída es increíble. Ni jugándome un campeonato podía seguir».

Zarco pidió disculpas a Márquez


Johann Zarco ha ido a disculparse al box del Repsol Honda tras lo sucedido y después ha acudido a la oficina de Márquez para reiterar sus disculpas. «He hablado con Marc y lo ha entendido. He llegado muy rápido con el rebufo de Miller y al intentar frenar, he tocado la rueda trasera de Márquez. No he podido evitarlo y me he caído», concedía Zarco en Movistar MotoGP.

«He llegado muy rapido, a más de 300 km/h y había poco espacio. Marc lo ha entendido. Quería estar delante porque sentía que estaba todo a punto», zanjaba el piloto del Monster Yamaha Tech3.