Márquez y Pedrosa harán, junto a Cairoli, un test con el Red Bull de F1 en Austria

Red Bull pondrá un monoplaza y el circuito de Spielberg a disposición de Marc Márquez, Dani Pedrosa y Tony Cairoli para dos jornadas de test a los mandos de un F1, que tendrán lugar el 5 y 6 de junio.


La lista de pilotos de motociclismo con una prueba de un Fórmula 1 en su currículum está muy cerca de crecer. Dos pilotos de MotoGP y uno de motocross se subirán por primera vez a un monoplaza de F1 los próximos 5 y 6 de junio. Serán Marc Márquez, Dani Pedrosa y Tony Cairoli, nueve veces Campeón del Mundo de MX, los que gracias a Red Bull, patrocinador que tienen en común los tres, podrán probar en Austria uno de los coches de la escudería.

La prueba de Cairoli ya estaba pactada desde hace varios meses, nada más proclamarse campeón por novena vez. Era uno de los premios que recibió el piloto italiano, que también tuvo la ocasión de subirse a la KTM de MotoGP en Valencia. Lo que no se conocía es que Márquez y Pedrosa también estaría presentes en esta especial jornada de test, algo que ha desvelado Motorsport.com.

Márquez, Pedrosa y Cairoli tendrán que acudir antes a Milton Keynes para subirse a un simulador y para que diseñen sus respectivos asientos. Todo ello les servirá de preparación para subirse al monoplaza de Red Bull, una versión previa a la era híbrida de 2014 y que contará con un motor V8. El test se llevará a cabo en Red Bull Ring (Spielberg, Austria), circuito propiedad de la marca de bebidas energéticas.

Así pues, los tres cogerán el relevo de Jorge Lorenzo, el último piloto de motociclismo que probó un F1. En su caso, fue en Silverstone el 6 de octubre de 2016 y se subió a un Mercedes W05, con el que rodó en la versión corta del trazado inglés.