El sueño del sheriff de Austin se acabó justo a mitad de carrera. Marc Márquez lideraba la prueba de MotoGP en Austin cuando a 10 vueltas del final ha sufrido una caída en la entrada en la curva 11.

En uno de sus circuitos talismán, el ocho veces Campeón del Mundo estaba luchando por la victoria y por la posibilidad de romper su sequía de más de 900 días sin ganar una carrera en MotoGP, pero la caída ha dado al traste con todas sus opciones.

Parecía un error del #93, que había entrado más por dentro de lo habitual en ese viraje antes de que se le cerrara la dirección, pero Márquez ha explicado la caída y destaca que no se ha debido a un error suyo, sino a un problema con el freno delantero que ha sentido durante toda la carrera: «Me encontraba bastante bien... pero mal. Las sensaciones eran buenas, pero estaba teniendo muchos, muchos problemas con el freno delantero. Se me venía muy abajo. De hecho, más de un adelantamiento no ha sido intencionado, sino provocado por el freno. He intentado liderar la carrera lo antes posible, para ver si cambiaba la temperatura del freno delantero y mejoraba algo, pero cuando he llegado allí, una vez más la leva se me ha venido abajo, he intentado frenar dos o tres veces, pero la velocidad crece, me he cerrado un poquito y al intentar parar con la moto inclinada me he caído. Sabemos dónde hay que mejorar, lo importante es que estábamos luchando por las primeras posiciones», explicó en primera instancia en DAZN.

Después, con la prensa española desplazada a Austin, culpó directamente al problema con el freno de la caída sufrida este domingo: «Me ha dolido, porque hoy había velocidad, ganas y ese puntito que unos domingos encuentras y otros no. Pero cuando cometo yo un error, lo digo, y hoy he tenido más problemas de la cuenta con el freno delantero. Aun así, podía tener más velocidad que los otros, y por eso he intentado liderar la carrera, para ver si recuperaba un poco esa sensación con el freno delantero, pero no ha habido manera y esa caída la ha provocado el freno delantero. Cuando caigo yo, lo digo, pero hoy ha sido un problema inesperado».

«Para mí, lo importante es que me he caído liderando», decía Márquez. «Para mí este 2024 era para responder a mi cabeza si era competitivo o no. Lo estoy demostrando que sigo siendo competitivo, ayer en la sprint, hoy en carrera y durante todo el fin de semana, y esto es lo que me deja más tranquilo», añadía.

Sobre el tramo inicial de la carrera, que ha estado plagado de adelantamientos y de espectáculo entre Martín, Acosta, Bagnaia y Márquez, el piloto del Gresini Racing comentaba que «hasta que ha durado, ha sido una carrera muy intensa. Ya en la primera curva me he visto perjudicado por Bastianini, que ha entrado fuerte. Me ha tocado remontar y cuando había remontado, he cometido yo un error en la última curva, que me han pasado dos pilotos, he vuelto a remontar y ya cuando he conseguido liderar la carrera, he cometido el error cuando ya había hecho todo lo difícil. Más que enfadado, estoy frustrado porque incluso con problemas en el freno delantero era capaz de estar ahí y es lo que me deja más tranquilo».

Marc Márquez, en la parrilla del GP de Las Américas

Foto: Jesús Robledo

Cree que Acosta le quitará el récord de ganador más joven en MotoGP

Sobre el dominio de Viñales en Austin, con doblete entre la carrera sprint y la carrera larga (tras remontar desde el 11º), Márquez comentaba que «Maverick aquí siempre ha ido muy rápido. No diremos que es la Aprilia, sino que él está yendo muy rápido. Veremos si es capaz de ser constante durante todas las carreras a este nivel, porque si es así, será uno de los claros favoritos para el título».

Y sobre otro de los grandes protagonistas, Pedro Acosta, respondía rotundo a la pregunta de si cree que le va a arrebatar el récord de ganador más joven de MotoGP: «Si tuviera que apostar, apostaría a que sí».

«Es un súper talento y cuando eres un súper talento, vas rápido con todas las motos y en todas las disciplinas. Lo está demostrando, está yendo muy rápido y la victoria va a llegar tarde o temprano», añadía.