El catalán ha terminado quinto a ocho décimas de Lorenzo

Jornada complicada para el vigente campeón de MotoGP, que ha arrancado en una inusual quinta posición. Pese a ello, es optimista en cuanto a su ritmo y confía en el margen de mejora de cara a la lucha por la pole de mañana.

El dominio de Yamaha ha eclipsado a Honda es un circuito que, sobre el papel, se adapta mejor a la RC213V. Marc Márquez ha terminado quinto a ocho décimas del tiempo de Jorge Lorenzo, el gran dominador de la jornada, y no se ha encontrado del todo cómodo sobre su Honda, ya que se trata de un trazado propenso a que se reproduzcan los problemas con el tren trasero que ha tenido durante varias carreras este año. Una de las zonas más conflictivas ha sido la última curva, en la que el piloto de Cervera ha perdido mucho tiempo durante la jornada: «En ese punto tengo que mirar bien, porque al final es una curva y pierdo demasiado en ella, casi tres décimas. Al final ahí es donde podemos mejorar algo con la puesta a punto y con el freno motor, pero soy exigente con mi pilotaje y también puedo mejorar yo. Así que es una curva en la que mañana tengo que trabajar. Sí que es cierto que también se nota mucho el neumático nuevo y cuando lo he montado no lo he aprovechado bien», confirmaba al respecto.

La desventaja con respecto a Lorenzo ha sido amplia (884 milésimas), pero Márquez es optimista con su vuelta a vuelta: «El tiempo final es mucha distancia, pero si miramos el ritmo, creo que estamos bastante cerca. Quizá esperaba incluso que estuviésemos más lejos en cuanto a ritmo, pero tanto Dani como yo en ese aspecto estábamos una o dos décimas por detrás de Jorge, a veces incluso muy similar. Pero a una vuelta, cuando Jorge ha puesto el neumático blando, ha hecho un gran tiempo, así que mañana tendremos que entender bien cuál es el mejor neumático para carrera».

En referencia a las curvas en las que más problemas ha tenido hoy, la lista era amplia: «Prácticamente todas las curvas son del mismo estilo: la uno, la cinco, la siete, la ocho, la nueve… Un poco en todas las curvas en las que se frena bastante inclinado son en las que la moto derrapa un poco más, pero es en lo que estamos trabajando. Esta mañana sí que estaba un poco preocupado, pero esta tarde ya hemos mejorado en ese aspecto y para mañana creo que tenemos margen de mejora», finalizaba el piloto del Repsol Honda.