Víctor López abandona por una rotura de motor

La primera carrera de Lightweigth del Manx GP, en la que Víctor López arrancaba primero como uno de los grandes candidatos a la victoria, ha terminado antes de tiempo para el piloto español, que ha tenido que abandonar en la segunda vuelta por una avería.


Víctor López afronta su cuarta participación en el Manx GP con el objetivo de hacer historia. El piloto madrileño ha ido progresando año tras año desde que en 2015 se embarcó por primera vez en esta aventura y ya es uno de los participantes más destacados de este certamen que se realiza en el mítico trazado urbano de la Isla de Man.

El de Majadahonda se quedó el año pasado a las puertas de un sueño, el de subir al podio en el Mountain Course. Sólo le separaron tres segundos de la tercera plaza en la categoría de Lightweight, en la que se compite con bicilíndricas y donde López opta a la victoria en esta edición. Ese es con el objetivo con el que puso rumbo a la Isla de Man este año y empezó cumpliéndolo a rajatabla en los entrenamientos, en los que fue el más rápido de su categoría a los mandos de la Kawasaki ER-6 preparada por el Team Martimotos.

Víctor arrancaba desde la primera posición en la primera carrera de Lightweight, prevista finalmente a tres vueltas en los más de 60 km del trazado urbano de la Isla de Man. Antes de ello había participado en la carrera de Junior, finalizando 11º con la Yamaha YZF-R6. En 2017, López nos confesaba en una entrevista con MOTORBIKE MAGAZINE que había sido un error no participar en la prueba de Junior, ya que es una gran ocasión para coger rodaje previo a Lightweight y empezar minutos después esta carrera ya a un buen ritmo.

Sin embargo, el comienzo de carrera no fue el mejor para el madrileño, que perdió 10 segundos respecto a Farrell, el piloto que salía justo detrás de él. Al término del primer giro, López marchaba en la cuarta posición, pero el de Majadahonda siempre acostumbra a ir de menos a más durante las carreras. Así lo hizo el año pasado, con un final colosal que le dejó a las puertas del podio.

No obstante, el sueño se esfumaba nada más arrancar la segunda vuelta. Una rotura de motor le dejaba fuera de carrera a la altura de Greeba Bridge, poniendo fin a su participación en esta manga. La carrera la ganó el irlandés Andrew Farrell por delante de James Chawke y David Lumsden.

Después de este desafortunado abandono, tanto Víctor López como el Team Martimotos tienen la oportunidad de resarcirse dentro de dos días. En esta ocasión, la categoría de Lightweight disputa dos mangas, por lo que el piloto madrileño tiene el viernes la oportunidad de volver a luchar por su primera victoria en la Isla de Man, en el certamen amateur de un Mountain Course en el que López quiere hacer historia.

Deja un comentario

Volver a la home