La patronal del sector de la moto opina sobre ‘Madrid Central’

‘Madrid Central’ y todas sus nuevas restricciones entra en vigor el 30 de noviembre de 2019. La patronal del sector de la moto, ANESDOR, ha hecho públicas algunas consideraciones y opiniones para defender el uso de la moto en las grandes ciudades.


La llegada de Madrid Central y su retaila de restricciones y supuestos en diversas fases de alta contaminación en la capital, han despistado a muchos conductores. A continuación, te recordamos las nuevas normas que ha impulsado el Ayuntamiento de la capital, regido por Manuela Carmena (Ahora Madrid), no sólo en pos de mejorar la calidad del aire sino también con la determinación de ‘limpiar’ de motos y scooter las aceras:

Tras la entrada en vigencia de ‘Madrid Central’, ANESDOR, la patronal del sector de la moto en España, ha querido dar su punto de vista sobre el nuevo marco legal en el ámbito de la movilidad en esta zona de Madrid. Las declaraciones realizadas por José María Riaño, secretario general de ANESDOR, se centran en la defensa de la moto y el scooter como una alternativa para hacer frente a la movilidad y el tráfico de las ciudades y en la contaminación, los dos grandes retos de las grandes capitales actualmente. Además, ha querido apuntar que se realizan estas restricciones de movilidad y aparcamiento en las aceras, pero actualmente Madrid cuenta con aparcamientos específicos de motos muy insuficientes. Además, se va a empezar a incurrir en sanciones antes de tener esas plazas suficientes para los motoristas, una situación muy comprometida para los ususarios.

A continuación, se detallan las declaraciones del representante de ANESDOR:

  • Desde ANESDOR, entendemos la necesidad de poner en marcha nuevas políticas de movilidad con el objetivo de mejorar la calidad del aire y de regular este momento disruptivo en el que se encuentra la movilidad de las grandes ciudades.
  • Consideramos que este escenario, que busca promover los medios de transporte de bajas emisiones, constituye una muy buena oportunidad para el uso de los vehículos de dos ruedas motorizados. Y es que, las motos, por sus propias características, favorecen la movilidad sostenible en las ciudades ya que son más eficientes a nivel medioambiental que otros vehículos motorizados y contribuyen a reducir las congestiones de tráfico: dos de los principales retos de las grandes urbes.
  • Los vehículos de dos ruedas son una realidad incontestable de la movilidad madrileña -más de 236.000 usuarios eligen la moto para sus desplazamientos- y, por ello, deben contar con su espacio para estacionar en calzada.
  • Actualmente las plazas específicas de aparcamiento para motos en calzada se sitúan en torno a las 7.600, lo que cubriría únicamente un 3,2% del parque de motocicletas y ciclomotores de la ciudad. Una cobertura sin duda insuficiente si uno de los objetivos de esta nueva ordenanza pasa por reducir el número de motos aparcadas en las aceras.
  • En la norma, el Ayuntamiento contempla la creación de estas plazas para motos en calzada, contiguas a los pasos de peatones y a los cruces. Un criterio propuesto por ANESDOR con el objetivo de mejorar la visibilidad y la seguridad de los usuarios de la vía de una manera estructural por toda la ciudad.
  • Desde la asociación insistimos en la necesidad de que se creen esas plazas prometidas antes de incurrir en sanciones administrativas, algo imprescindible para garantizar una mejor convivencia entre los distintos usuarios de la vía pública.