Aprovechamos la presencia de Christian Lundberg en la presentación del Leopard Racing para preguntarle sobre las acusaciones de tener en su Honda de 2015 un sobrerrégimen de 100 revoluciones más de lo permitido por el reglamento.

Esta semana saltaba la noticia de que Pit Breier, director deportivo de KTM acusaba al equipo de Danny Kent de superar el límite de 13.500 revoluciones por minuto permitidas por el reglamento y conseguir una ventaja de cara a las últimas y decisivas carreras del campeonato. Y ya que estábamos en la presentación del Leopard Racing y que estaba el jefe técnico del equipo, le preguntamos directamente a Christian Lundberg sobre el asunto:

«En la primera carrera que hicimos con la KTM en el FIM CEV, con Joan Mir de piloto, me di cuenta que el problema del que se está hablando no viene de la ECU, ya que para esa carrera estábamos usando una ECU de Honda, concretamente la que usaba Danny Kent. Lo único que hice fue poner el mapa de encendido y el de inyección de la KTM porque no disponíamos de una para usar en esa moto. Y el problema no está ahí. Bajo mi punto de vista, el problema viene de la masa del cigüeñal, y del ruido que genera la instalación eléctrica de la KTM, lo que hace entender a la estrategia del limitador que tiene que entrar a actuar antes que en la Honda. Cuando estaba preparando los motores Honda que llevaba Joan Mir con la Ioda, hice un cigüeñal más pesado para precisamente conseguir que le cueste menos girar al motor en la fase que entra el “red limiter”. Pero el limitador entra exactamente en el mismo sitio en ambas motos. Realmente se ha creado mucha polémica con algo que los fabricantes ya conocen desde hace más de cuatro meses. Es un problema puramente mecánico y en el que, en este caso Dell O’rto, no ha beneficiado a ninguno de los dos fabricantes, sobre todo porque yo he usado la centralita de la Honda en la KTM y no cambia absolutamente nada. Esto se puede resolver si el “hard limiter” entrara drásticamente y cortara a las 13.500 revoluciones. En KTM conocen este problema porque yo se lo he explicado y es algo en lo que tendrán que trabajar de cara a 2016».

Lunberg_Kent

Oliveira también tiene su opinión sobre el tema, y realmente es muy clara al respecto:

«Lo primero que quiero decir es que a mi no me gustaría ganar ese campeonato en un despacho y seis meses después. Los campeonatos se deciden en la pista y a nadie le gusta ganar por un aspecto técnico. Todo este asunto ha sido una sorpresa para mi, pero bajo mi punto de vista, la cuestión no es de si Honda tiene 100 revoluciones más de motor. Lo que creo es que el enfado de KTM viene sobre el poder que tienen Dorna y Honda sobre el campeonato, y es algo que debe cambiar. KTM y el resto de constructores, deben luchar por tener una posición predominante en el campeonato y tener una voz más activa a la hora de tomar decisiones y ganar “peso”».

Por su parte, Danny Kent prefiere pasar página:

«Estoy convencido al 100% de que Honda ha hecho todo lo correcto en este tema. Yo estoy muy tranquilo con el trabajo de todo mi equipo técnico y seguro que todo se aclara sin que tenga más recorrido».