Luciano Marabese, uno de los diseñadores italianos de motos más importantes de la historia

El diseñador italiano Luciano Marabese ha dejado un legado innumerable de diseños de motos icónicas. Destacó por su concepción visionaria del diseño en el motociclismo.



luciano-marabeseLuciano Marabese falleció el pasado 24 de octubre de 2016. A muchos no les sonará el nombre de este italiano que nos ha dejado a los 68 años, pero si hablamos de algunas de sus creaciones, no dejarás de reconocer que sus trazos han sido claves para contribuir al reconocimiento que tiene el diseño italiano en el mundo de la moto.

Seguramente no tan conocido como Massimo Tamburini, diseñador de iconos como la Ducati 916 o la MV Agusta F4 y también fallecido en 2014, Luciano Marabese inició su andadura en el diseño de motos en los años 70 cuando lanzó un primer diseño de moto de Speedway para niños. Tras el éxito al ser mostrada en el Salón de Milán de 1976, decide seguir haciendo diseños de motos a través de la empresa HRD Motor (Happy Red Devils), con algunas motos para niños.

Es después en los ochenta cuando empieza a hacer ‘motos de verdad’, concretamente con diseños en motos de 125 cc, una cilindrada que empezaba a vivir su época dorada. Esta experiencia en HRD llama la atención del Grupo Piaggio y a partir de 1984, empieza a diseñar motos para la compañía italiana, y más particularmente para Gilera. Es aquí seguramente donde hace sus mejores diseños, a veces demasiado adelantados a su tiempo y que no terminaron por ser entendidos por el público. De su cabeza surgieron motos tan icónicas como las deportivas Gilera KK, Gilera KZ, Gilera MX1, Gilera SP01 y SP02 y, sobre todo, la marciana Gilera CX con su revolucionaria suspensión delantera monobrazo, pero también las trail Gilera RRT, Gilera Dakota, Gilera XR1, Gilera RC o la primera supermotard producida en serie, la Gilera Nordwest de 1990.

La colaboración con Gilera fue siempre muy estrecha con otros modelos interesantes posteriores como el scooter Gilera Ice, los famosos scooter deportivos Gilera Runner y Gilera Nexus o la innovadora mezcla entre moto y scooter aportada por la Gilera DNA, ya en el año 2001. No podemos olvidarnos de algunos superventas como el Piaggio Typhoon y Piaggio NRG o el prototipo Gilera Ferro, que al final no llegó a producción a pesar de la gran expectación que levantó. Otros modelos como el Piaggio Sfera, el Piaggio Zip, el Piaggio Skipper, el Piaggio Hexagon o la Vespa Gran Turismo son modelos que llevan la firma de Luciano Marabese.

En 1994, Marabese empieza a trabajar con Aprilia cuyo inicio de colaboración se fructificó con la llegada de la famosa Aprilia Pegaso 650 y seguido por el Aprilia Atlantic 500.

Es en ese momento cuando el italiano decide fundar su propia estructura en la que no sólo continuar haciendo bocetos de ideas (también fuera del mundo de la moto, por supuesto) sino de dar continuidad industrial a las maquetas, por lo que en 1997 se funda Marabese Design, con sede en Cerro Maggiore, cerca de Milán, junto a Rodolfo Frascoli.

Desde entonces, el centro de diseño sigue haciendo diseños para el gigante Piaggio con modelos como la Moto Guzzi V10 Centauro, la Moto Guzzi V11, la Moto Guzzi Breva 750 y Breva V1100, la poco convencional Moto Guzzi Griso y la remodelación de la Moto Guzzi California.

Uno de los modelos más innovadores fue el Piaggio MP3. El scooter de tres ruedas vio la luz como primer prototipo en 1999 con un llamativo sistema de oscilación que acabó por hacerse realidad como un gran acierto de la casa italiana.

Marabarese también trabajó para Moto Morini, pero también con marcas internacionales como la famosa Triumph Speed Triple, la Triumph Tiger 1050 Sport, el rival del MP3, el Quadro 350 o los prototipos Yamaha MT-03 Cafe Motard y el cuadriciclo Yamaha Tesseract.

Lamentablemente, Luciano Marabese ha fallecido tras un largo tiempo luchando contra la enfermedad. Su legado, el puro diseño italiano, pura moto italiana.