Los mejores títulos del Mundial de Superbike

Lo dijo Ayrton Senna: «Todos los años hay un campeón, pero no siempre hay un gran campeón». El palmarés del Mundial de Superbike está plagado de campeones y de grandes campeones, pese a que la gran igualdad mecánica que suele imperar en el mismo provoca desenlaces muy igualados. Sin embargo, cada tres o cuatro años, un piloto arrasa con todos sus rivales, tal y como está haciendo Jonathan Rea en este 2015. Son los supercampeones.

 

Polen y Fogarty

Después de tres años de lucha encarnizada por el título, la edición 1991 del Mundial de Superbike contó con un dominador incontestable: Doug Polen. El norteamericano había hecho alguna breve incursión en el certamen: primero en la temporada inaugural de 1988, donde fue excluido en Donington. Un año más tarde, disputaba su primera carrera en Sugo y se hacía con la victoria.

Con sólo cuatro carreras de bagaje, se presentó en la parrilla de 1991 a lomos de una Ducati 888, e inició el campeonato ganando en Donington. No tuvo rival. Aplastó a sus contrincantes ganando 17 carreras y logrando cuatro segundos puestos en las 24 carreras que disputó.

Una temporada casi perfecta en la que estableció un récord de triunfos que aún permanece vigente; y en la que superó por 150 puntos al segundo clasificado: el francés Raymond Roche, precisamente su predecesor en el palmarés. Al año siguiente repetiría título, pero sin tanta contundencia.

SEPULTADOS POR LA NIEBLA
Las dos temporadas siguientes estuvieron marcadas por sendos mano a mano entre Scott Russell y Carl Fogarty. En 1993, el estadounidense se impuso para darle a Kawasaki su primer título. Un año después, ‘Foggy’ respondía para devolver el trono a Ducati y empezar a cimentar su leyenda entre las motos de serie.

Los Supercampeones - SBK - Motorbike Magazine«El segundo año impecable de Fogarty sería 1999, el de su cuarto y último título –récord absoluto aún muy lejos de ser superado-»

En 1995 ya no hubo duelo. Con la inercia del título, el británico comenzó con siete victorias y cinco segundos en las doce primeras carreras, dejando el campeonato visto para sentencia en su primera mitad. Finalizaría la temporada con 13 triunfos y seis segundos puestos, para proclamarse campeón con 139 puntos sobre el australiano Troy Corser.

Intentó repetir el éxito en Honda y fracasó, acabando cuarto en el título logrado por Corser con Ducati. Regresó a Ducati en 1997, pero tuvo que sucumbir ante el año mágico del talentoso John Kocinsky, que precisamente le ganó con Honda. Un año después se haría con su tercer título en una bonita lucha con el neozelandés Aaron Slight y el propio Corser.

Su segundo año impecable sería 1999, el de su cuarto y último título –récord absoluto aún muy lejos de ser superado-. Parecía que tanto Corser como el norteamericano Colin Edwards le darían guerra, pero les arrolló con once victorias y 19 podios para acabar con 128 puntos sobre el ‘tornado de Texas’.

Los Supercampeones - SBK - Motorbike Magazine

 

Hodgson y Bayliss

Llegaron los dos títulos de Colin Edwards, con el primero de Troy Bayliss intercalado entre ellos. El mito australiano también entraría al club de los ‘supercampeones’, pero eso sería años más tarde. Antes, otro piloto británico cuajaría una temporada espectacular.

Neil HodgsonFue Neil Hodgson, en 2003. A sus 30 años, y en su séptima temporada en el Mundial de Superbike, se produjo su despegue definitivo. Hasta el comienzo de dicha temporada, llevaba tres victorias en el campeonato. Ese año, inició el mismo con una racha impresionante de nueve triunfos consecutivos.

En la segunda mitad de temporada añadió otros cuatro más para un total de 13, así como siete segundos puestos, cuatro de ellos por detrás de su compañero y rival, Rubén Xaus. Pese a que el español ganó la última carrera y Hodgson no la pudo terminar, la ventaja del británico en la general final se elevó hasta los 103 puntos.

EL SÚPER-CANGURO
James Toseland tomó el relevo tras una lucha hasta el final con Regis Laconi; antes de que Troy Corser le diese a Suzuki su primer –y de momento único- título ante la oposición de su compatriota Chris Vermeulen. Hubo que esperar a 2006 para volver a ver a un piloto dominando de forma contundente.

No fue otro que el mencionado Troy Bayliss. Cinco años después de su primer título, el australiano regresó tras tres temporadas en MotoGP; demostrando un nivel de simbiosis estratosférico con su Ducati 999F06 para lograr doce victorias –ocho consecutivas- y 16 podios y concluir la temporada con 95 puntos de ventaja respecto al británico James Toseland.

Troy Bayliss 2006«Con 13 victorias y 24 podios, dejó a Troy Corser a 118 puntos para despedirse como vigente dominador de la categoría»

El propio Toseland le tomaría el relevo llevándose un apretado título por sólo cinco puntos ante Noriyuki Haga, en un año irregular de Bayliss en el que solamente pudo ser cuarto. Sin embargo, aquello sólo fue un paréntesis previo a un 2008 en el que volvería a dejar sin opciones a sus rivales.

Aunque tuvo fases de cierta irregularidad, ‘Baylisstic’ apenas tuvo que despeinarse para convertirse en el segundo piloto de la historia en elevar a tres su cuenta de títulos. Con 13 victorias y 24 podios, dejó a su compatriota Troy Corser a 118 puntos para despedirse –aunque luego volvería en este 2015- como vigente dominador de la categoría.

Troy Bayliss - Motorbike Magazine

 

Checa y… ¿Rea?

Los Supercampeones - SBK - Motorbike MagazineEl adiós de Bayliss dio paso a dos títulos muy disputados. En 2009, Ben Spies le dio a Yamaha el que hasta ahora es su único mundial de Superbike tras una encarnizada lucha con el japonés Noriyuki Haga que no se resolvió hasta la última carrera. Un año después, Max Biaggi lograba su primer título ante el británico Leon Haslam.

Fue en 2011 cuando Carlos Checa, que venía de ser tercero la temporada anterior, cuajó un año casi inmejorable en las filas del Althea Racing para recuperar el trono de Ducati tres años después y poner a España en el palmarés del campeonato.

Desde que comenzó la temporada con un doblete en Australia, nadie fue capaz de inquietarle. Sumaría cuatro dobletes más a lo largo del año para un total de 15 victorias y 21 podios, proclamándose campeón en la penúltima cita del año en Magny-Cours y concluyendo con 110 puntos de ventaja respecto a Marco Melandri.

JONATHAN RÉCORD
Aunque ninguna de ellas contó con un dominio abrumador; las tres temporadas que sucedieron al mágico año del ‘Toro’ tuvieron un nombre propio: Tom Sykes, campeón en 2013 y subcampeón en el año previo y en el posterior.

Jonathan Rea - Motorbike Magazine«Rea amenaza dos récords históricos del Mundial de Superbike: las 17 victorias de Polen en 1991 y los 552 puntos de Edwards en 2002»

2012 vivió el final más apretado de la historia, con Sykes sucumbiendo por sólo medio punto ante Biaggi. Tom se desquitaría un año después frente a Eugene Laverty, antes de ver cómo Sylvain Guintoli le remontaba para impedirle revalidar título.

En este 2015, el fichaje de Jonathan Rea por Kawasaki sería clave para volver a ver a un piloto aniquilando por completo a sus oponentes. En ocho rondas lleva cuatro dobletes, mientras que en otras tres ha salido con una victoria y un segundo. Sólo se quedó sin ganar en Donington, cita que saldó con dos segundas posiciones.

Los números de Rea son inenarrables. Once victorias y cinco segundos en 16 carreras le sitúan con 375 puntos de 400 posibles, 133 más que Sykes. Ha superado el fulgurante inicio de Carl Fogarty en 1995; el de Troy Bayliss en 2002 -que ni siquiera le sirvió para lograr el título- y el de Neil Hodgson en 2003.

A falta de diez carreras, Rea amenaza dos récords históricos del Mundial de Superbike: está a seis victorias de igualar las 17 de Polen en 1991; y va rumbo de superar los 552 puntos de Edwards en 2002. Si sigue al mismo nivel, puede convertirse en el mejor ‘supercampeón’ de la historia.

Jonathan Rea Kawasaki - Motorbike Magazine