Un año más, entregamos nuestros Premios Oscar de MotoGP

Siempre que acaba la temporada de MotoGP, la Academia de MOTORBIKE MAGAZINE pone toda la maquinaria en marcha para repartir las 25 estatuillas de 'Los Oscar de MotoGP'. Una vez más, aquí están los premios a una temporada que nos ha exigido un extra de tiempo para deliberar quiénes eran los ganadores.

Como cada año (y ya van seis), te dejamos con nuestra particular forma de repasar una temporada del Mundial de MotoGP que ha dado bastante de sí.


Mejor director: Davide Brivio, por “El método”

Cuando Davide Brivio y el equipo Suzuki pusieron rumbo al GP de Valencia de 2014 para hacer un wild-card previo a su retorno al Mundial en 2015, seguramente ninguno se imaginaba que seis años después, en ese mismo circuito, estarían celebrando un título mundial. Pero tanto Davide Brivio como el resto del departamento de competición, y la marca de Hamamatsu en general, han demostrado con creces que a veces menos es más, sobre todo cuando se roza la excelencia a la hora de encajar las piezas. Brivio ha sido el capitán del barco, el nexo de unión entre el equipo y la fábrica, el cazatalentos que no desesperó cuando marchó Viñales y que supo apostar por el talento emergente de Rins y Mir, quienes debutaron en MotoGP directamente con Suzuki. Empezaron el año firmando la renovación de ambos hasta 2022, supieron interpretar mejor que nadie este campeonato y, del primero al último, demostraron que “El método” de los de Hamamatsu era el mejor esta temporada. Título con Mir, campeones de equipos, tercer puesto con Rins, cuatro podios dobles… Han sido la envidia del paddock. Enhorabuena, Davide. Enhorabuena, Suzuki.

 

Mejor película: Stranger Things, por MotoGP 2020

No había mejor forma de pasar la archiconocida serie a la gran pantalla que con una trama basada en la temporada 2020 de MotoGP. Porque sí, en muchos momentos este curso ha sido una concatenación de sucesos extraños a los que no encontrábamos explicación. Desde que empezó (o se reinició) en Jerez, el campeonato no dejó indiferente a nadie: remontadón y lesión de Márquez en la primera carrera, ausencia del gran campeón, la sensación de que nadie quería el título, KTM que aparece por sorpresa y empieza a ganar carreras, el terrorífico accidente de Austria, los tremendos altibajos de Yamaha, la aparición de Mir con sus primeros podios, Dovizioso diciendo adiós a Ducati, Bagnaia apareciendo y desapareciendo como el Guadiana, los podios de Álex Márquez, el resurgir de Rins, el Covid-19 de Rossi, el culebrón de los motores de Yamaha, el hundimiento de Quartararo a final de temporada, el título de un piloto al que nadie había metido en las quinielas, Moto2 y Moto3 decidiéndose en la última carrera… Y seguro que algo se nos queda en el tintero. Lo que está claro es que quien escribió el guión de esta loca temporada (que no lo sabemos) no se podía ir sin un Oscar. Por favor, si conocéis al guionista, decidle que nos dé un poco más de tregua en 2021.

 

Mejor actor: Joan Mir, por “Regreso al futuro”

Dos décadas necesitó Suzuki para volver a saborear las mieles del éxito en la categoría reina. La marca japonesa no lograba el título desde que Kenny Roberts Jr. lo consiguió en el 2000, aún bajo la esencia de los motores de dos tiempos y 500cc. Pero Joan Mir se montó en el DeLorean, donde figuraba el 15 de noviembre de 2020 como el día en el que Suzuki iba a volver a tocar la gloria.

Pese a que sólo era su segundo año en MotoGP, Joan Mir mostró una templanza y unas maneras sólo propias de los elegidos. En un campeonato indescriptible en muchos momentos y repleto de altibajos entre los hombres fuertes de la categoría, Mir emergió para poner cordura al Mundial y se lo llevó a base de regularidad y fortaleza mental. Fue, con diferencia, el que mejor soportó la presión. Siete podios y una victoria en Valencia en el momento de la verdad le catapultaron hacia un éxito muy merecido. Es el digno sucesor de Márquez en el palmarés de la categoría reina y como mejor actor en ‘Los Oscar de MotoGP’.

 

Mejor actriz: Premio compartido, por “Las mujeres del Mundial”

El 8 de marzo arrancó la temporada en Qatar sólo con las categorías de Moto2 y de Moto3. En esa misma jornada se celebraba el Día Internacional de la Mujer, así que Dorna planeó reunir a todas las mujeres que trabajan en el paddock del Mundial para celebrarlo con una foto grupal. Pese a que faltaban muchas que no pudieron viajar por las restricciones que afectaron a MotoGP, la foto contó con una importante cantidad de protagonistas, lo que no hace más que reafirmar el imparable crecimiento de presencia femenina en el paddock, desempeñando muchos roles diferentes dentro de este deporte. Una fantástica noticia, sin duda. Por este motivo y por esa gran imagen, el Oscar esta vez es compartido para “Las mujeres del Mundial”.

 

Mejor película de habla no inglesa: “Solo en casa”, por Marc Márquez

Marc Márquez, ganador del premio a ‘Mejor actor’ de forma ininterrumpida en las últimas cuatro ceremonias, empezaba el año cumpliendo un sueño: competir contra su hermano Álex en MotoGP. Además, siendo compañero de equipo… y de casa. La vivienda que construyó Marc Márquez en Cervera era también el cuartel general de la dupla del Repsol Honda para 2020. Los dos iban a ir juntos de circuito en circuito, pero la grave caída de Marc en la primera carrera le dejó “Solo en casa” para el resto de la temporada. Su papel en “La ventana indiscreta” (o el ventanal que rompió su placa) agravó más la lesión y tuvo que ver (y sufrir) desde Cervera cómo Álex crecía poco a poco en MotoGP.

“Marcaulay Márquez” protagoniza una de las películas del año, un auténtico drama que le mantiene aún en duda para el primer tramo de 2021 tras ser operado por tercera vez. No es plato de gusto presenciar una temporada prácticamente completa sin el que era el actor de referencia casi año tras año, pero lo único que podemos desear es verle cuanto antes en acción y plenamente recuperado para la causa, porque se le echa en falta. Marc venía de ganar el último Oscar por ‘Alien, el octavo pasajero’, pero en este 2020 hemos comprobado que es humano y que, como ello, también comete errores. Sea cuando sea, lo fundamental es que regrese en condiciones.

 

Mejor actor revelación: Brad Binder, por “Veni, vidi, vici”

Brad Binder llegó en Jerez 1, vio (y tiró a Oliveira) en Jerez 2, y venció a la tercera en Brno. Pocas veces antes habíamos visto a un rookie ganar tan pronto en la categoría reina: Biaggi ganó en la primera carrera, Jorge Lorenzo en la tercera y Dani Pedrosa en la cuarta. Y ojo, que esos nombres no hacen más que demostrar que lo que logró Binder en su tercera carrera está sólo al alcance de aquellos que están tocados por la varita. Pero claro, si a eso le sumamos que lo del sudafricano supuso la primera victoria de KTM en MotoGP… Pues no hay más que añadir sobre una jornada histórica. Pese a que ya no volvió a ganar, ni a subir al podio, ni a acercarse a ello en todo el año, Binder cerró una fantástica temporada de debut en MotoGP. Su proyección y la de KTM invitan a pensar en que juntos puedan hacer grandes cosas en el futuro.

 

Mejor actriz de reparto: Friné Velilla, por “Al otro lado”

Este año, debido a las necesarias restricciones, cubrir el Mundial de MotoGP llevaba implícito hacerlo a distancia. Las ruedas de prensa se realizaban por videoconferencia, al igual que el resto de entrevistas y comparecencias de los pilotos ante los medios. El Zoom se convirtió en una solución de emergencia y en una herramienta de trabajo imprescindible para que pudiésemos hablar con los protagonistas. En las ruedas de prensa oficiales, coordinando todo ello “Al otro lado” se encontraba Friné Velilla (Media Manager de Dorna en MotoGP), la encargada de gestionar cada videoconferencia, de ir dando paso a las preguntas de los periodistas y de comprobar que no fallase nada. Fue el nexo entre la sala de prensa y nuestras redacciones/casas.

Sirva este reconocimiento para hacerlo extensible al resto de jefes/as de prensa de los equipos que han hecho lo propio durante la temporada, tratando de solucionar la papeleta y de facilitarnos las cosas en estas condiciones tan diferentes de trabajo. Desde este otro lado hemos tratado de corresponder en cada Gran Premio. Ojalá que esta situación pase pronto y nos permita reencontrarnos lo antes posible en los circuitos y en sus salas de prensa. Sería una gran señal.

 

Mejor actor de reparto: Enea Bastianini, por “El día de la Bestia”

Varios años llevaba Enea Bastianini deambulando por el Mundial como uno de los grandes talentos italianos de la nueva hornada. El problema es que, a medida que avanzaban las temporadas, su nombre sonaba con menos fuerza y ‘La Bestia’ daba cada vez menos miedo. Gresini Racing, Estrella Galicia 0,0, Leopard Racing… Pasó por algunas de las estructuras de referencia de Moto3 antes o después de que éstas fueran campeonas, pero lo cierto es que él nunca remató. Sin embargo, el italiano encontró en Moto2 y en el Italtrans Racing la horma de su zapato para acabar desplegando ese talento que se le presuponía. Tras ser el mejor debutante en su primer año, en su segundo curso en la clase intermedia se llevó el título. ¿La receta? Regularidad total ante Marini, Lowes y Bezzecchi, que en momentos puntuales fueron más rápidos que él, pero también en momentos puntuales fallaron, y eso de errar se pagaba bastante caro en 2020. En Portimao llegó “El día de la Bestia”, el de su merecida coronación con tres victorias y un total de siete podios. Mención aparte merece Lowes por cómo intentó aferrarse al título lesionado en las dos últimas carreras, pero el Oscar finalmente es cosa de Bastianini.

 

Mejor guión original: “Aspar al borde de un ataque de nervios”, por Albert Arenas

Pocos imaginaban que la secuela de aquella película de Pedro Almodovar llegaría 32 años después y en el Mundial de Moto3. Pero claro, a quién se le ocurrió poner un pulsómetro a Jorge Martínez “Aspar” en la última carrera de la temporada con el título en juego… Esa última carrera fue de infarto y a Albert Arenas se le complicaron las cosas más de lo previsto. Mientras se reducía la ventaja en tiempo real que mantenía en el campeonato con Ogura y Arbolino, se ampliaba la ventaja de pulsaciones que tenía “Aspar” con sus homólogos en los otros dos boxes que había opciones de título. Finalmente, Arenas cerró el título con cuatro puntos de ventaja sobre Ogura y Arbolino, y “Aspar” llegó a aventajar en 40 pulsaciones a Aoyama y Cecchini. Premio merecido para Arenas y el Aspar Team. En el caso del primero, por ser el líder de la categoría durante buena parte de la temporada; al equipo valenciano, porque están haciendo muy bien las cosas en los últimos años. Han vuelto a ganar nueve temporadas después del título de Terol y la cantera viene pisando muy fuerte, como demostraron los títulos de Guevara en el Mundial Júnior de Moto3 y de Alonso en la European Talent Cup. Oscar más que merecido.

 

Mejor guión adaptado: “Organiza como puedas”, por Carmelo Ezpeleta

Si en marzo, abril o mayo nos hubieran dicho que el Mundial de MotoGP se iba a acabar disputando, que iba a tener 14 Grandes Premios (15 para Moto2 y Moto3) y que entre sus protagonistas habría una baja influencia del Covid-19, posiblemente no nos lo hubiésemos creído. Pero lo importante es que Carmelo Ezpeleta no dejó de creer nunca en la posibilidad de sacar el campeonato adelante. En los primeros meses de la pandemia las únicas noticias que llegaban eran una sangría de cancelaciones y de Grandes Premios pospuestos, hasta el punto que nos teníamos que conformar solamente con carreras virtuales. Pero Dorna logró enderezar el rumbo para construir un campeonato que estuvo en el alero, y  que nos acabó regalando cuatro grandes meses de competición. La burbuja del paddock de MotoGP y los protocolos funcionaron, lo que no sólo sirvió para completar de forma improvisada la temporada 2020 (14 GGPP repartidos en 8 circuitos), sino que puso las bases para que en 2021 se pueda celebrar un campeonato un poco más parecido a lo que teníamos antes de la llegada de la pandemia, al menos en cuanto a calendario. Ojalá que pronto sea con un paddock a pleno rendimiento y, sobre todo, con las gradas llenas. Dicho lo cual, enhorabuena (y gracias) a todos aquellos que han hecho posible este campeonato en circunstancias especiales.

 

Mejor película de animación: “Del revés”, por Yamaha

Los entresijos de Yamaha en MotoGP deben ser algo así como el cerebro de Riley en la película “Del revés”. La mezcla de sentimientos ha sido tan constante y variada en estos meses, que resulta a veces imposible encontrar explicaciones. Tampoco es que ellos las sepan, parece ser. Alegría (Morbidelli), Miedo (Quartararo), Ira (Viñales; aunque más bien podríamos decir Frustración), Tristeza (Valentino) e Indiferencia (Lorenzo), son la radiografía perfecta de los de Iwata. [Preferimos cambiar al personaje original, Asco, que no pega nada en esta historia. Mejor Indiferencia, que es como ha transcurrido en ambas direcciones el affaire Lorenzo].

Eso sí, la película goza de un dinamismo brutal, porque casi todos los personajes se intercambian los papeles en diferentes momentos, según la carrera que toque. Todos menos Lorenzo, que se mantiene firme: dentro de Yamaha ha sido Indiferencia; fuera, en las redes sociales, siempre muestra Alegría.

Problemas con los motores (sus pilotos se libraron de ser sancionados después de que Yamaha incumpliese el reglamento, algo que levantó mucha polvareda), frenos, presión de neumáticos, embragues, electrónica... y hasta fueron la fábrica más castigada por el Covid. Y aun así, subcampeones con Morbidelli y la marca que más carreras ha ganado, con siete. Cuesta entenderlo y cuesta explicarlo, pero desde luego que todo ha salido “Del revés”. Recoge el premio Lin Jarvis.

Montaje: Juan Carlos González (Motorbike Magazine)

 

Mejor cortometraje: “Soy probador”, por Jorge Lorenzo

Cuando el pasado mes de enero se conoció que Jorge Lorenzo y Yamaha volvían a unir fuerzas, era muy difícil prever que se le sacaría tan poco provecho a dicha vinculación. Ya dice el refrán que segundas partes nunca fueron buenas, pero pocas veces ese refrán había quedado tan representado como en esta ocasión. Lorenzo, que se había retirado sólo dos meses antes de firmar con Yamaha, volvió a la marca con una gran implicación: rodó en los test de Sepang, trabajó codo con codo con los pilotos oficiales en dichos test, confirmó un wild-card en Montmeló… y hasta ganó una carrera virtual durante el confinamiento.

Que el #99 volviese a lucir sobre una M1 fue una de las imágenes del año, pero apenas la vimos. Llegó el Covid, se canceló la posibilidad de hacer wild-cards y Yamaha decidió no hacer test hasta nuevo aviso, lo que provocó que Lorenzo dejase de hacer una preparación física específica. Entre tanto, el mallorquín estuvo coqueteando con Ducati para volver en 2021, opción que acabó declinando. Lo que no sabemos es cómo sentó esto en el seno de Yamaha, que apenas contó ya con Lorenzo. Sólo hizo un test más en Portimao y ni siquiera le llevaron la moto de 2020, lo que unido a la inactividad del mallorquín, dio como resultado un test desastroso. El pentacampeón pasó de tener un wild-card en el calendario, a ni siquiera estar en la agenda para reemplazar a Rossi cuando tuvo Covid. Le sustituirá Cal Crutchlow el año que viene. “Soy probador”: una historia con mucha chicha, pero demasiado breve.

 

Mejor cortometraje animado: “Frozen”, FP1 del GP de Aragón

Hay quienes dicen que vieron a Olaf ondeando una bandera roja antes de empezar la primera sesión de libres de MotoGP en el GP de Aragón. El atípico calendario que hemos vivido en este 2020 propició que varios GGPP se disputasen en fechas más tardías de lo habitual, con lo que ello supone. MotorLand acogió al campeonato con temperaturas por debajo de los 10ºC, lo que provocó muchas caídas en las sesiones matinales. Nada más empezar el fin de semana, el asfalto estaba “Frozen” y, a partir de entonces, todas los FP1 restantes de la temporada empezaron más tarde.

 

Mejor documental corto: “El viaje a ninguna parte”, por Andrea Dovizioso

Se va, sin rumbo definido, pero con la intención de volver. Andrea Dovizioso se tomará un año sabático en 2021 con la esperanza de encontrar un proyecto de garantías para regresar al año siguiente con posibilidades de luchar por el título. El italiano emprende un viaje a ninguna parte tras una fría y difícil despedida de Ducati, la marca con la que había compartido sus últimas ocho temporadas, logrando tres inolvidables subcampeonatos entre 2017 y 2019. La turbia relación con Gigi Dall’Igna y las constantes desavenencias a la otra de tratar la renovación desembocaron en la renuncia de Dovi a seguir, pero ya no había huecos interesantes para él de cara a 2021.

El año de la ausencia de Márquez pilló a contrapié a un Dovizioso que esta vez no estaba preparado para pelear por el campeonato. El nuevo neumático trasero de Michelin y los factores extradeportivos le llevaron a un año gris justo cuando apareció su mayor oportunidad. Miller y Bagnaia tomarán el testigo en un equipo oficial que pierde al que había sido su faro en las temporadas anteriores.

 

Mejor documental largo: “La Generación del 85”

Las despedidas de Andrea Dovizioso (año sabático y Oscar por “El viaje a ninguna parte) y de Cal Crutchlow no hacen más que reafirmar el desembarco total de la nueva generación de pilotos jóvenes a MotoGP. El ‘hasta luego’ de Dovi pone fin a la presencia de una de las generaciones más brillantes de todos los tiempos, de la que Casey Stoner (del ‘85 y retirado en 2012), Dani Pedrosa (del ‘85 y retirado en 2018), Jorge Lorenzo (del ‘87 y retirado en 2019) y Andrea Dovizioso (del ‘86 con un año sabático por delante) son los grandes abanderados. Entre los cuatro exponentes de la “Generación del 85”, como la apodamos en MOTORBIKE MAGAZINE, suman nada menos que 11 títulos mundiales, 191 victorias y 497 podios. La nueva hornada viene pisando bastante fuerte, pero la andadura mundialista de estos cuatro protagonistas de este Oscar deja una huella imborrable.

 

Mejor montaje: “Cuatro años de soledad”, por Andrea Iannone

Andrea Iannone versiona a Gabriel García Márquez con un auténtico drama. Desde que en enero se conoció que había dado positivo en un control antidopaje al que se sometió durante el GP de Malasia de 2019, el italiano ha vivido una auténtica pesadilla que ha acabado con la peor resolución posible: sanción de cuatro años, solicitada por la Agencia Mundial Antidopaje y ratificada por el Tribunal de Arbitraje Deportivo. La tesis de la carne contaminada fue desestimada y su positivo por drostanolona le hace enfrentarse al que posiblemente sea el final de su carrera deportiva. “Nadie”, que se estrenará en 2021, es la precuela de la película de Iannone y trata sobre los pilotos que quisieron fichar por Aprilia tras recibir una oferta.

 

Mejor fotografía: “El hombre invisible”, por Franco Morbidelli

No hace ruido ni cuando habla, y es sumamente tranquilo y educado, pero ojo cuando se baja la pantalla del casco… Franco Morbidelli es la calma personificada; alguien capaz de celebrar “efusivamente” una victoria en Aragón con unos ligeros movimientos de brazos y de no derrochar energías ni en la celebración ni en la lamentación. Su actitud calmada no tiene nada que ver con su velocidad, que le ha llevado en volandas a acabar como subcampeón de MotoGP tras lograr tres victorias. Lo que resulta sorprendente es que el mejor piloto de Yamaha en 2020 sea “El hombre invisible” para los de Iwata, el único que no tendrá estatus de piloto de fábrica el año que viene. Quizá le venga bien, porque seguirá con la base de la moto de 2019 con la que tan bien se desenvuelve… Pero quizá no toda la diferencia venga de ahí: esa actitud, esa tranquilidad y ese óptimo trabajo junto a un as como Ramón Forcada como jefe de mecánicos, posiblemente hayan sido mucho más importantes para lograr resultados que llevar una moto algo diferente (y menos evolucionada) que la de sus compañeros de fábrica.

 

Mejores efectos visuales: “El milagro”, por el accidente de Austria

Como si de una escena de película se tratara, cargada además de efectos especiales, pero siendo tan real como la vida misma: en el GP de Austria vivimos un auténtico milagro y una de las situaciones más espeluznantes que se recuerdan en MotoGP. Zarco se echó a la derecha nada más superar a Morbidelli en la recta de Red Bull Ring, le dejó sin espacio y el italiano acabó impactando a 300 km/h con la Ducati del francés. Ambas motos salieron disparadas por la grava, reventando el air-fence y cruzando la pista en la curva 3. El destino quiso que una pasara por encima de Viñales y la otra entre medias de Maverick y Rossi, que vio pasar una moto hecha añicos como un destello fulgurante. Nunca olvidaremos esas imágenes que, afortunadamente, sólo quedaron en un tremendo susto.

 

Mejor diseño de producción: “El renacido”, Pol Espargaró

«Siento que vine como un niño y me voy como un adulto». Así se refería Pol Espargaró en una entrevista con MOTORBIKE MAGAZINE a lo que le había aportado KTM, personal y profesionalmente, en estas cuatro temporadas. Cuando el de Granollers acabó desencantado su paso por el Yamaha Tech3 y puso rumbo a KTM, lo hacía dando un salto al vacío. La marca austriaca entraba en ese momento en MotoGP y lo hizo a cola de pelotón, con una RC16 naranja por fuera, pero muy verde por dentro. Han sido muchos los esfuerzos técnicos, económicos y personales que han enriquecido el proyecto austriaco hasta llegar al punto que han llegado en sólo cuatro temporadas, pero quizá Pol Espargaró personifique como pocos (y como nadie desde el punto de vista del piloto) el crecimiento de KTM. De salir últimos en Qatar 2017, a marcharse de allí con cinco podios en su última temporada y como quinto clasificado del Mundial. Han sufrido, han peleado y han crecido juntos. Pol Espargaró se va de KTM como “El renacido”, en el mejor momento de su carrera y teniendo claro que se enfrenta a un reto mayúsculo en Honda. «O me endurece, o me destruye», asegura él mismo. Llegará preparado y con un bagaje importante a sus espaldas.

 

Mejor diseño de vestuario: “La mascarilla”

Si “La Máscara” lo petó en las carteleras de 1994, “La mascarilla” ha ido un paso más allá y se ha convertido en algo imprescindible en nuestras vidas en este 2020. Es parte fija y fundamental del vestuario en tiempos de pandemia y, evidentemente, en MotoGP no ha sido menos. Las hemos visto de todos los colores, con diseños variopintos y hasta corporativos. Esperemos que lo antes posible dejen de ser un elemento obligatorio en nuestra vestimenta, porque eso será una buena señal. Hasta entonces, máxima responsabilidad y que nadie se olvide de ella.

 

Mejor canción original: “Americano”, por 'Bienvenido Mr. Gerloff'

«Americanoooo, viene a España contento y sano. Viva el tronío, del sustituto de Valentino». Cuentan que esa reinterpretación de la célebre canción se oyó en el hospitality del Monster Energy Yamaha cuando encontraron sustituto para Rossi, que se perdió las dos carreras de Aragón por el Covid-19 y estuvo a punto de perderse también el GP de Valencia. Yamaha anunció al estadounidense Garrett Gerloff para reemplazar a Valentino en la primera carrera de Valencia, pero “Bienvenido Mr. Gerloff” no fue más que un cortometraje. Un día duró en pista el piloto de SBK a los mandos de la M1 de MotoGP, antes de que Rossi diese negativo en el tiempo de descuento. La banda sonora de ese corto, un temazo.

 

Mejor banda sonora: “Volver”, por Maverick Viñales

Maverick Viñales versiona “Volver”, el tema con el que Estrella Morente puso la BSO a la película del mismo nombre. Pero su connotación (evidentemente), es muy diferente. Lo que él quiere es volver a aquella Yamaha que heredó en los test post-temporada de 2016, con la que voló tanto en Valencia como en Sepang pese a que eran los primeros días en los que se subía a ella. «Ojalá me la dieran mañana, es la mejor moto que he llevado en mi vida», llegó a decir en el tramo final de esta temporada. De nuevo se le aparecieron los fantasmas de años anteriores a Maverick, unos fantasmas que no asustan, “sólo” piden grip trasero. Maverick empezó el año renovando con Yamaha hasta 2022 y con un hipotético estatus de piloto número 1, pero no parece que la marca de Iwata le haya otorgado esos galones. Acabó la temporada más frustrado que nunca, sexto y consciente de que era uno de los grandes favoritos (si no el que más) con la ausencia de Márquez y de la oportunidad que se había escapado. Eso sí, no fue el único con esos mismos o parecidos problemas, padecidos también por Quartararo y Rossi.

 

Mejor sonido: “Rumba portuguesa”, por Miguel Oliveira

Esa famosa canción sonaba hace unos años en todas las discotecas y ahora es el himno portugués el que empieza a sonar en MotoGP. Miguel Oliveira lleva varios años haciendo historia para su país, siendo el único abanderado en un deporte en el que Portugal aún no ha estrenado su palmarés de títulos. Cerró su segundo año en MotoGP con dos victorias en Estiria y Portimao. Si la primera fue una sorpresa (aprovechó el intenso duelo Espargaró-Miller para rebasar a ambos en la última curva), la segunda fue una exhibición. El luso coge ahora el testigo de Pol Espargaró como piloto oficial de KTM, marca a la que lleva ligado desde 2015. No hay que perderle de vista, pues ha llegado para quedarse.

 

Mejor edición de sonido: Jordi Torres, por “El señor de los chascarrillos”

(¿Mejor edición de sonido justamente para el premio relacionado con MotoE? Claro, porque es la única no se oye) Jordi Torres es el ejemplo perfecto para entender el significado de ‘buen rollo’. No hay conversación o entrevista con el piloto de Rubí que no contenga bromas o expresiones de esas que sacan una sonrisa. Una naturalidad y un carisma que le han convertido en uno de los pilotos más queridos por la afición. Pero el ‘buen rollo’ no da victorias ni títulos, es sólo un complemento (en su caso) de un gran piloto acostumbrado a buscarse las habichuelas como el que más. Recibió la llamada del Pons Racing para correr en MotoE y a las primeras de cambio se convirtió en el primer campeón español de esta Copa del Mundo de eléctricas, a las que define cariñosamente como “un patinete ciclado”. Jordi, doble Campeón de España, ganador de una carrera en Moto2 y otra en el Mundial de Superbike, certificó el éxito en esta categoría en pleno crecimiento y además lo compaginó con su presencia en el ESBK con la Honda CBR1000RR-R, con la que ganó cuatro carreras. “El señor de los chascarrillos” defenderá título en 2021.

 

In memoriam: "Racing for them". En honor a los que nos han dejado en este nefasto año

El que aquí suscribe no conoce a nadie que no tenga bastantes ganas de acabar este 2020. El año del Covid se irá, pero aún nos quedará un tiempo (que ojalá sea el menor posible) en el que tendremos que seguir conviviendo con esta pandemia que tanto nos ha quitado y que tantas vidas se está llevando. Espectáculos como el Mundial de MotoGP pusieron su grano de arena para intentar dulcificar a los aficionados estos meses tan difíciles de digerir, aunque fuese desde sus casas y sin posibilidad de poblar las gradas de los circuitos. El campeonato se tuvo que disputar sin público, pero con el lema de correr para ellos. Y así fue. Cuatro intensos meses de competición que pudimos disfrutar viéndolos y, en nuestro caso, contándolos desde nuestro medio. Desde aquí, nuestro homenaje a los que nos han dejado y nuestro aplauso a los que pelean desde el primer día para salir adelante cuanto antes. Lo conseguiremos.

Deja una respuesta

Volver a la home