Llega uno de los momentos más esperados del año. Tras varios días de deliberaciones e intenso trabajo, la Academia de MOTORBIKE MAGAZINE ya ha elegido cómo repartir las 25 estatuillas de los Oscar de MotoGP 2018.

Una temporada tan apasionante como esta no nos lo ha puesto fácil, pero volvemos a la carga con una ceremonia pensada para aportarte un rato ameno de lectura y dar una vuelta de tuerca a lo que ha pasado en el Mundial de MotoGP 2018, que no ha sido poco…


Mejor director: Alberto Puig, por “Invictus”
Llegó, vio y venció. Por su experiencia y su ojo clínico, Alberto Puig es considerado como una de las voces más autorizadas del paddock de MotoGP, motivo por el HRC le nombró como el líder del Repsol Honda tras la inesperada marcha de Livio Suppo. Puig no tenía un cometido fácil, pero ha encajado a la perfección en el organigrama que forma junto a Takeo Yokoyama y Tetsuhiro Kuwata dentro de la división de carreras de HRC. Sus conocimientos tampoco han pasado desapercibidos para Márquez, con quien ha formado un buen tándem. De la mano del actual referente de MotoGP, Puig ha celebrado su debut con pleno de títulos y ha cerrado su círculo particular, ya que como Team Manager ya había ganado en 125cc y 250cc con su otrora piloto predilecto, Dani Pedrosa.

 

Mejor película: “Monstruos SA”, MotoGP Assen 2018
Ya os lo avisamos en la pasada edición de los Oscar cuando “Fast and Furious, Phillip Island Race” se llevó el premio a la Mejor película del año. Se especulaba que, tras ese exitazo en taquilla, varios de los actores de aquel film volvieran a unirse para grabar “Monstruos SA”. Y así fue: el mítico trazado de Assen acogió el rodaje de una película que hizo pitar los pulsómetros del 85% de los espectadores. Marc Márquez, Álex Rins, Maverick Viñales, Jorge Lorenzo, Valentino Rossi, Andrea Dovizioso, Cal Crutchlow y Johann Zarco comparten cartel en esta maravillosa obra.

 

Mejor actor: Marc Márquez, por “Level 7”
Se le empiezan a acumular las estatuillas en su casa de Cervera, pero es que se las gana a pulso. Marc ha sido el gran protagonista de “Level 7”, el largometraje que refleja de forma inmejorable la trayectoria del joven piloto ilerdense, enfocándola sobre todo en un 2018 en el que ha vuelto a demostrar por qué año tras año encadena este galardón. En una versión mejorada de su interpretación con su inseparable Honda RC213V, protagoniza una historia de éxito compuesta por diversidad de escenarios: tensión, incertidumbre, alegría… Ha vuelto a tener a Andrea Dovizioso como gran antagonista, lo que consolida al italiano como otro de los grandes del panorama internacional.

 

Mejor actriz: Izaskun Ruiz, por “Hable con ella”
Por unanimidad, la Academia de MOTORBIKE MAGAZINE ha decidido que este galardón sea para Izaskun. Este año hemos echado en falta ver mujeres compitiendo en el marco del Mundial de MotoGP, pero hay muchos ámbitos dentro del paddock que cuentan con grandes profesionales de referencia. Sus acertadas entrevistas -a destacar las que realiza justo después de las carreras- le han dado un papel sobresaliente en “Hable con ella”. Sin discusión, y con la admiración de público y compañeros de profesión, el premio es suyo.

 

Mejor película de habla no inglesa: “Follón, follón”, por Márquez y Rossi
Ser el ‘Mejor actor’ no siempre lleva implícito que todas tus actuaciones hayan sido soberbias. La peor interpretación de Marc Márquez llegó en “Follón, follón”, un largometraje grabado en Argentina y que dio la vuelta al mundo. Preso de los nervios tras quedarse su moto parada en la salida, el #93 emprende una remontada tremenda acompañada de momentos peligrosos que le hicieron ganarse dos merecidas penalizaciones. Se llevó por delante a Espargaró y a Rossi, y éste último acabó por los suelos y puso el grito en el cielo. Si había dudas de si habría secuela de “Sepang 2015”, aquí quedaron resueltas. Vaya la que se lio…

 

Mejor actor revelación: Marco Bezzecchi, por “Candidato por sorpresa”
Después de tener un pequeño papel en “Misión imposible: ganar con la Mahindra”, pocos esperaban un salto de calidad interpretativo tan grande en el piloto de Rimini. Sin embargo, el año 2018 ha sido el de su consagración. Nada más subirse a la KTM se encarnó en el papel de “Candidato por sorpresa”, rol que mantuvo desde que ganó en Argentina hasta que Jorge Martín acabó con sus esperanzas de título en Malasia. Aun así, Bezzecchi no se va con las manos vacías y recibe este galardón.

 

Mejor actriz de reparto: Milena Koerner, por “Zafarrancho en el box”
Es una alegría ver cómo cada vez son más mujeres las que forman parte del paddock de MotoGP y, en casos como el de Milena Koerner, ejerciendo puestos tan relevantes como el de Team Manager. La alemana está al frente del Forward Racing, gestionando de la mejor forma posible un equipo que ha pasado por una temporada muy complicada tras el cambio de última hora a Suter. Milena ha tenido que lidiar con las dificultades de una estructura que no ha tenido material competitivo para acercarse a las primeras posiciones, y en el que Stefano Manzi se ha hecho con el dudoso honor de liderar el ránking de caídas. Entre medias del zafarrancho, decidieron cambiar a Eric Granado por Isaac Viñales. El año que viene, con la implicación de MV Agusta, probablemente será una película muy distinta.

 

Mejor actor de reparto: Uccio Salucci, por “El Guardaespaldas”
Cuando el afán de protagonismo llega a niveles insospechados, la realidad supera a la ficción. Por eso Uccio Salucci se ha llevado el premio a Mejor actor de reparto por meterse tanto en el papel de “El Guardaespaldas” el día que Márquez fue a pedir disculpas a Rossi al box de Yamaha. Uccio se creyó por encima del bien y del mal, relegando a Lin Jarvis, el jefe de ese box, a ser un mero espectador -o marioneta- de cómo echó de malas formas al #93 y a todo su séquito.

 

 

Mejor guion original: “MART1NATOR”, por Jorge Martín
Desde que Fausto Gresini y su gran staff tomaron las riendas de esta producción allá por 2017 y eligieron a Jorge Martín para que estuviera a su lado, las piezas empezaron a encajar para que “MART1NATOR” se convirtiera en una clara candidata a una estatuilla. Jorge ya había sido premiado el año pasado por “El señor de los relojillos” tras dominar con contundencia en las luchas por las poles de Moto3, algo que ha vuelto a repetir. Sin embargo, este año ha ido un paso más allá siendo el claro dueño de la categoría y poniendo la guinda a una bonita historia de superación con el título mundial. Ángel y Susana, los padres del protagonista, también juegan un papel muy destacado en “MART1NATOR”.

 

Mejor guion adaptado: “Sin licencia para correr”, por Romano Fenati
Posiblemente ha sido la película con más visualizaciones de todo el año, hasta el punto que la vieron y opinaron sobre ella personas que no habían visto ni una carrera en su vida, Hulio. La acción de Romano Fenati tocando el freno de Stefano Manzi dio la vuelta al mundo y dejó al de Ascoli Piceno en la posición del villano más villano de todos los tiempos. El drama transcurre en un pequeño lapso de días, con el 9 de septiembre como la fecha clave de lo que ocurriría después. El día 10 echaron a Fenati de dos trabajos -su actual equipo y el próximo- y el propio Romano decidió que dejaría las motos y trabajaría en una ferretería, el 11 de septiembre le quitó la licencia la Federación Italiana y el 21 del mismo mes la FIM completó el título de esta película dejando al italiano “Sin licencia para correr”. Eso en 2018, pero el año que viene volverá a tenerla. Se dice que habrá secuela de esta película, aunque se desconoce por dónde irán los tiros. Continuará…

 

Mejor película de animación: “Dani Story”, por Dani Pedrosa
No hay juguetes, ni un vaquero, ni un superhéroe espacial. El protagonista de esta historia es un pequeño ‘Samurái’ de apenas 1’58m que llegó al Mundial de Motociclismo en 2001 y lo dejó 17 años después tras ser nombrado como Leyenda de MotoGP. Hay momentos de todo tipo: desde el júbilo irrefrenable de sus tres títulos mundiales, pasando por el eterno anhelo de ganar la corona de la categoría reina, la dureza de las lesiones, la alegría de sus 54 victorias… y un final más amargo de lo esperado. No obstante, el protagonista termina la película entre aplausos y con el merecido reconocimiento de la Academia, el público y sus compañeros de profesión.

 

Mejor cortometraje: “Victoria en Motegi”, por Fabio Quartararo
Fabio, un joven francés de 19 años, celebraba con ganas la que era su segunda victoria en el Mundial de Moto2. Sin embargo, en un giro argumental que pilló por sorpresa al mismísimo Martin Scorsese, Quartararo se quedó sin trofeo en un abrir y cerrar de ojos. 0.02 bares menos de presión en sus neumáticos tuvieron la culpa. Pecco Bagnaia fue nominado a ‘Mejor actor de reparto’ por su estelar aparición al final de este cortometraje.

 

Mejor cortometraje animado: “Una de Cal y dos de Arenas”
Cal Crutchlow y Albert Arenas comparten galardón en este divertido cortometraje grabado entre Argentina con Cal, y entre Le Mans y Phillip Island con Arenas. Se trata de una co-producción que cuenta con Lucio Cecchinello y Jorge Martínez “Aspar” al frente de las operaciones. Si hablamos del marco del Campeonato del Mundo, fueron los grandes momentos de la temporada para ambos equipos, el LCR Honda y Ángel Nieto Team. En cuanto llegaron las victorias, el título de la co-producción se puso a huevo.

 

Mejor documental largo: “Sequía”, por Yamaha Factory Racing
490 días, con especial énfasis en 25 fines de semana, se necesitaron para grabar esta producción japonesa que llega desde la ciudad de Iwata. Este documental comienza en el avión de vuelta de Assen 2017 y cuenta la historia de la peor racha de Yamaha en la categoría reina, acabando con un desenlace feliz tras la victoria de Maverick Viñales en Phillip Island, con la que se rompió una sequía de 25 carreras. Pese a los esfuerzos de Maverick y Valentino Rossi, un error en el diseño del motor y una electrónica un paso por detrás de la de los dos grandes rivales fueron claves en esta “Sequía”. El documental incluye momentos desgarradores e inesperados, como el día que Kouyi Tsuya pidió perdón públicamente a los pilotos por la situación que atravesaba la marca.

 

Mejor documental corto: “Reasfaltado”, por Silverstone
Posiblemente fue el fin de semana más bochornoso que se vivió a lo largo del año. Tras un pésimo reasfaltado, acabó siendo peor el remedio que la enfermedad en el circuito de Silverstone. Creció el número de baches en seco y el drenaje en mojado era muy escaso, lo que producía unas condiciones muy peligrosas en cuanto empezaba a llover. Esto causó el grave accidente de Tito Rabat en los entrenamientos y acabó con la suspensión de las carreras del domingo después de una larga espera de cinco horas bajo la lluvia sin que se pudiera salir a pista. “Reasfaltado” narra la triste historia de un trabajo mal realizado que sólo durará un puñado de meses.

 

Mejor montaje: “El Camarote de los Hermanos Marx”, mercado de fichajes
Cuando los primeros movimientos del mercado de fichajes -a modo de renovaciones- tienen lugar incluso antes de que empiece la temporada, uno ya se puede hacer una idea del terremoto que se avecina. Y así fue: con Viñales, Márquez y Rossi confirmados para 2020, empezó un show tan desordenado como interesante. Zarco y Mir fueron tentados por Honda, Lorenzo y luego Pedrosa tuvieron un pie y medio en Yamaha Petronas, Iannone supo pronto que Suzuki no le quería… Al final, Zarco a KTM, Mir a Suzuki, Lorenzo a Honda, Iannone a Aprilia y Pedrosa a casa KTM como probador. Una peli trepidante.

 

Mejor fotografía: Álvaro Bautista, por “Gorrión rojo”
A punto de acabar su andadura de nueve temporadas en MotoGP, Álvaro Bautista recibió una de las recompensas más merecidas, la de disponer de una moto ganadora aunque fuera para un solo Gran Premio en la categoría reina. Fue en Phillip Island cuando el talaverano se vistió de “Gorrión rojo”, reemplazando a Jorge Lorenzo y acariciando el podio a las primeras de cambio. Su imagen con los colores oficiales de Ducati le vale el premio de Mejor fotografía.

 

Mejores efectos visuales: “Lo imposible”, por Marc Márquez
Cerró el 2017 con ‘La salvada del siglo’ en Valencia y esta temporada se ha llevado sin discusión el premio a los Mejores efectos visuales por el nuevo catálogo de salvadas que ha ofrecido. Hacer posible “Lo imposible” una y otra vez es una de las señas de identidad de Marc Márquez, que nos ha deleitado con un nuevo repertorio de estas acciones a lo largo de todo el año. Este largometraje alcanza sus puntos más álgidos con una espectacular acción en la Q1 de Montmeló y con un póquer de salvadas en el FP2 de Malasia, momentos que, según dicen, pusieron de pie a los espectadores.

 

Mejor diseño de producción: “Valentino y la fábrica de campeones”, por VR46 Riders Academy
El legado de Valentino Rossi en pista es innegable, pero el que está empezando a dibujar fuera de ella empieza a ser temible. El italiano se embarcó en el proyecto de la VR46 Riders Academy para potenciar el futuro del motociclismo italiano y, al mismo tiempo, rodearse de un amplio grupo de jóvenes que han seguido alimentando la motivación de ‘Il Dottore’. La Academy se ha convertido en un vivero de talentos que además disponen de los medios y el apoyo para terminar de explotar en el Mundial. Franco Morbidelli fue el primer campeón, Pecco Bagnaia ha sido el segundo. Él es el encargado de recoger la estatuilla de este 2018.

 

Mejor diseño de vestuario: “Intocable”, por Márquez y Redding
Hay pilotos como Crutchlow que definen a Marc Márquez como un gato por su capacidad de salir siempre intacto pese a sufrir un buen número de caídas. Sin embargo, su compatriota Scott Redding demostró que el #93 también es humano y que tiene un punto débil. Hasta que pase por el quirófano su hombro derecho es “Intocable”, sobre todo si se trata de zarandearlo como si no hubiera un mañana. Márquez, que no deja de instaurar récords, se convirtió en el primer piloto de la historia que se lesiona celebrando un título. Recogen el premio los miembros de Alpinestars por proteger siempre al de Cervera; con Redding no pudieron hacer nada…

 

Mejor canción original: “Malamente”, por Rosalía ft. Thomas Luthi
El remix de una de las canciones del año tiene tintes suizos. Después de 11 temporadas en la categoría intermedia -3 en 250cc y 8 en Moto2-, Thomas Luthi daba por fin el salto a MotoGP tras dos subcampeonatos consecutivos. El suizo se unía a las filas del Estrella Galicia 0,0 Marc VDS como compañero del piloto que le ganó en 2017, Franco Morbidelli, y las temporadas de ambos han sido completamente dispares. Mientras el italiano ha dominado en casi todo momento la lucha por el Rookie del Año, el helvético ni siquiera ha puntuado. A mitad de temporada ya se hizo oficial que volvería a Moto2, ya que en MotoGP las cosas le han ido “Malamente”.

 

Mejor banda sonora: “La camisa blanca”, por Domenicali ft. Lorenzo
La banda sonora del melodrama “Ciao” la interpretan a dos voces Claudio Domenicali -con su inseparable camisa blanca- y Jorge Lorenzo. El italiano lleva la voz la cantante en una controvertida decisión que puede mermar al futuro de su fábrica, ya que se convierte en el principal culpable de que todo un campeón -no un gran piloto- no siga defendiendo los colores de Borgo Panigale justo en el momento en el que consigue brillar con la Desmosedici, demostrando su valía con tres grandes victorias cuando la decisión ya estaba tomada. Ya hay un remix programado para 2019 con Danilo Petrucci, aunque se prevé que sea menos exitoso.

 

Mejor sonido: “La llamada”, por Alberto Puig y Jorge Lorenzo
Muy activo ha estado Jorge Lorenzo en estos Oscar de MotoGP 2018 en lo referente al apartado musical. Además de participar en la ‘Mejor banda sonora’, el mallorquín se lleva otro galardón por su interpretación de “La llamada” junto a Alberto Puig. Su fichaje por el Repsol Honda se gestó de esta manera, telefoneando al Team Manager del equipo y colmándole de razones para formar un Dream Team que optará a más de un premio en 2019…

 

Mejor edición de sonido: “Volare”, por Jakub Kornfeil
“Volare oh oh, salvare, oh oh oh… Nel blu dipinto di blu, felice di stare lassù…”. Cuentan los fotógrafos que estaban en la última curva de Le Mans durante la carrera de Moto3 que esa es la canción que oyeron cantar al checo Jakub Kornfeil en un perfecto italiano. Todo ello mientras saltaba con su KTM al no poder esquivar la moto de Bastianini y caía de pie. Un temazo y una salvada colosal.

 

In memoriam: Andreas Pérez
Este año el motociclismo nos ha vuelto a dejar uno de los nuestros, uno de esos pilotos que estaban destinados a llegar al Campeonato del Mundo en cuestión de años. El fallecimiento de Andreas Pérez tras un desafortunado accidente fue un tremendo jarro de agua fría. “Ironman”, como nos gusta recordarle en nuestra revista desde el día que corrió en dos categorías en el FIM CEV, fue despedido con un emotivo minuto de silencio en el GP de Cataluña. Hasta siempre, Andreas.