La temporada 2015 de MotoGP ha llegado a su fin, y los equipos ya están enfrascados en la preparación de un 2016 que se presenta apasionante.
Antes del duelo entre los dos pilotos de Yamaha y la coronación final de Jorge Lorenzo, pasaron muchas cosas que rememoramos mediante la entrega de estas particulares estatuillas, con las que queremos honrar a algunos de los protagonistas del año y revivir los mejores (y peores) momentos de un año inolvidable.

Galardones principales

Mejor director – Lin Jarvis
El director de Yamaha Motor Racing es el indiscutible ganador de la temporada, ya que su estructura ha logrado el triplete en las clasificaciones de pilotos, constructores y equipos. Desde el principio de año pudo verse que la M1 era la moto más sólida y consistente de la categoría, lo que permitió que fuesen sus dos pilotos –Jorge Lorenzo y Valentino Rossi- los que se jugasen el campeonato hasta Valencia.

Mejor película – ‘La isla mínima’, por Márquez, Lorenzo, Iannone y Rossi
Phillip Island es un circuito que acostumbra a acoger buenas carreras, y en este 2015 pudimos asistir a la que muchos han catalogado como la mejor de la historia de MotoGP, e incluso nombrada por voces autorizadas como Dennis Noyes como la mejor de todos los tiempos.

Marc, Jorge, Andrea y Valentino se enzarzaron en una encarnizada lucha que no se resolvió hasta la última vuelta, con un duelo español por la victoria y otro italiano por el podio; y con los cuatro protagonistas cruzando la línea de meta en apenas un segundo para el delirio del respetable.

Mejor actor – Jorge Lorenzo
El piloto balear se ha hecho con la estatuilla más preciada gracias a su magnífica interpretación en la película ‘Atrápame si puedes’. Sus siete victorias llegaron de semáforo a bandera, sin tener que realizar un solo adelantamiento. Para conquistar su quinto título ha cruzado la línea de meta en primer lugar hasta en 274 ocasiones, incluyendo las 30 de la cita final en Cheste.

Con su victoria en el Ricardo Tormo, Lorenzo lograba algo inédito desde hacía casi medio siglo: proclamarse campeón al vencer en la última carrera -el último en lograrlo fue Giacomo Agostini en 1966-; además de convertirse en el segundo piloto de la historia capaz de recuperar en dos ocasiones el título de la categoría reina (2012 y 2015), algo que hasta la fecha sólo había logrado Eddie Lawson (1986 y 1988).

Mejor actriz – María Herrera
La temporada de debut de la manchega ha sido, cuanto menos, prometedora. En constante evolución y aprendizaje de circuitos, ya ha empezado a cimentar su leyenda en el camino a convertirse en la mejor piloto de la historia del motociclismo de velocidad. De seguir con esta progresión, en 2016 es de esperar que esté peleando por subir al podio con asiduidad.

Mejor película de habla no inglesa – ‘Que viene Oliveira’
Con cinco victorias y ocho podios en nueve carreras, Danny Kent se fue de vacaciones con medio título en el bolsillo. Por aquel entonces, todo el mundo daba por hecho que el Mundial de Moto3 se iría para Gran Bretaña, cuya sequía se remontaba hasta 1977, año del último título de Barry Sheene en el medio litro.

Sin embargo, la segunda mitad de temporada no habló inglés precisamente. El portugués Miguel Oliveira cuajó unas seis últimas carreras memorables, sumando cuatro victorias y dos segundos puestos. Una remontada de película… de miedo, sobre todo en el box de Kent, que sufrió de lo lindo para devolver el título a su país.

Mejor actor revelación – Maverick Viñales
Indiscutible Rookie del año, ya ha conquistado dicho galardón en las tres categorías –algo que sólo habían logrado Dani Pedrosa y Valentino Rossi- y lo ha hecho de forma brillante. Durante su adaptación a la categoría y a la nueva Suzuki, con gran frecuencia ha logrado rodar igual de rápido o más que su compañero Aleix Espargaró, mucho más consolidado en la clase reina. Al final ha terminado duodécimo en la general justo por detrás de Aleix, dejando patente que dentro de no mucho tiempo será un claro candidato al título de MotoGP.

Galardones secundarios

Mejor actor de reparto – Marc Márquez
Después de dos años siendo el mejor actor, este año pronto se vio que tendría muy difícil renovar dicha estatuilla. Sin embargo, lejos de irse de vacío, se lleva otro de los galardones más preciados con merecimiento, ya que ha estado presente en la gran mayoría de los grandes sucesos de la temporada, tanto los bonitos como los desagradables.

Mejor actriz de reparto – La gaviota
Sirva este galardón como denuncia de la preocupante ausencia de mujeres en puestos de gran importancia dentro del paddock; y a la vez como homenaje a la pobre gaviota australiana que tomó la mala decisión de emprender el vuelo justo cuando Iannone pasaba por allí.

Mejor guion original – ‘Diversión con banderas: Misano’
Ni el mejor capítulo de la web-serie creada por Sheldon Cooper podría contener la mitad de diversión que la que tuvo el Gran Premio de San Marino; donde los principales favoritos tuvieron una carrera ‘flag to flag to flag’ con hasta dos cambios de moto y un sinfín de variaciones de posiciones que dieron lugar a una clasificación de lo más rocambolesca.

Mejor guion adaptado – ‘Karate kid: Sepang edition’
De niño, Márquez había dado y pulido cera contemplando a Rossi por televisión. En los últimos años, había mostrado su rebelión y su disposición a superar a su maestro, dando lugar a una batalla cuyo fin no dejó contento a nadie; y que a falta de dos carreras empañó lo que estaba siendo una temporada inolvidable.

Mejor película de animación – ‘Los mares del sur’, por Dani Pedrosa
El protagonismo del 26 había sido más bien mínimo durante los dos primeros tercios de la temporada… hasta que llegó el agua a Motegi. En el país del sol naciente, Pedrosa surcó el mojado trazado nipón para lograr su primera victoria del año, antes de repetir en Malasia.

Mejor cortometraje – ‘Marco’, por Marco Melandri
Melandri duró bastante menos en MotoGP que lo que tardó su tocayo en encontrar a su buena mamá. El otrora subcampeón de la clase reina llegó a la fuerza y sin implicación, por lo que acabó saliendo de Aprilia por la puerta de atrás.

Mejor cortometraje animado – ‘Báilame el agua’, por Danilo Petrucci
El diluvio caído en Silverstone provocó la aparición de un protagonista inesperado. ‘Petrux’, después de haber rendido a un alto nivel con la infame Ioda, ha aprovechado su primera temporada en Ducati satélite, a la que llevó al podio en Gran Bretaña llegando a soñar con arrebatarle la victoria a Rossi.

Mejor documental largo – ‘La maldición del uno’, por Tito Rabat
Van ya ocho años sin que ningún piloto logre proclamarse campeón con el uno en el carenado (Jorge Lorenzo, 250cc, 2007). Es una maldición que ha sufrido Rabat, primer campeón de Moto2 que intenta defender título; y que se extiende a las demás categorías: en la clase reina no lo logra nadie desde 1998 (Mick Doohan); en la categoría pequeña desde 1996 (Haruchika Aoki); y en Superbike desde 1999 (Carl Fogarty).

Mejor documental corto – ‘Primera fila’, por Axel Pons

Ocho años y 110 grandes premios tardó el piloto español en meterse por primera vez en su vida en una primera línea de parrilla mundialista, al ser segundo en la clasificación de Phillip Island por detrás de Álex Rins. El sueño de su primer podio duró milésimas de segundo, las que tardó en adelantarse al apagado del semáforo y ser castigado con el correspondiente ‘ride through’.

Mejor montaje – ‘The fisherman’, por Casey Stoner
El bicampeón de MotoGP dejó la categoría reina con la intención de irse a pescar y la firme promesa de no volver… Hasta que Pedrosa se vio obligado a operarse de síndrome compartimental. En ese momento, el australiano empezó a dejarse querer vía Twitter, pero fue en vano. El japonés Hiroshi Aoyama fue el encargado de sustituir al español. 

 

Galardones técnicos

Mejor fotografía – ‘La chicane’
Inolvidable. Un punto de inflexión, no en la temporada, sino en la relación entre Valentino Rossi y Marc Márquez. Un choque de trenes nacido de una fantástica última vuelta del de Cervera, de su afán por meterse en un hueco imposible; así como de la voracidad ganadora del de Tavullia y su picardía a la hora de buscar el contacto y acortar la chicane para ganar en Assen.

Mejores efectos visuales – Misano
La locura vivida en el Gran Premio de San Marino dejó un buen número de instantáneas para el recuerdo, tanto por su belleza estética como por su singularidad. Ver a Jorge Lorenzo en el suelo, a Bradley Smith subir al podio después de haber estado casi desahuciado; a Scott Redding junto a él o a Loris Baz rozándolo con la punta de los dedos son algunos ejemplos.

Mejor diseño de producción – ‘YZR-M1’, por Yamaha
Fiable como de costumbre y rápida como nunca: la moto que la marca de los diapasones ha puesto en pista en este 2015 no ha encontrado rival en la RC213V de Honda, mucho más inestable. Además de los ya mencionados títulos de pilotos, constructores y equipos; la M1 también llevó al británico Bradley Smith a erigirse como mejor piloto satélite de la temporada.

Mejor maquillaje y peluquería – Karel Hanika
El que fuera campeón de la Red Bull Rookies Cup en 2013 ha completado su segundo año en el Mundial de Moto3 sin pena ni gloria. Pese a estar en uno de los mejores equipos de la categoría, apenas ha podido sumar 43 puntos en todo el año, siendo solamente protagonista por bochornosos incidentes como la agresión a Juanfran Guevara. Ah, y por su pelazo, claro.

Mejor diseño de vestuario – Andrea Iannone
Ya sea en pista con las aletas de su Ducati y su 29 fosforito, en rueda de prensa con zapatillas que podrían estar perfectamente homologadas como chaleco reflectante por la DGT, o en su cuenta de Instagram posando con modelitos que le podrían llevar a la portada de cualquier revista de moda; los looks del quinto clasificado final de MotoGP nunca pasan desapercibidos.

Mejor canción original – ‘No llores por mí Argentina’, por Marc Márquez
Más allá del pequeño fallo inicial en Losail, el asalto al tercer título consecutivo del de Cervera comenzó a truncarse seriamente en Termas de Río Hondo. El bicampeón rodaba en solitario hacia la victoria hasta que el rendimiento de sus neumáticos cayó en picado. Rossi le alcanzó y el cuerpo a cuerpo entre ambos duró un par de curvas, las que tardó Marc en irse por los suelos.

Mejor banda sonora – ‘La Marsellesa’, por Johann Zarco
Nunca en la historia del Mundial de motociclismo había sonado tantas veces el himno francés. Ya en la primera carrera de la temporada lo hizo sonar Alexis Masbou; pero a partir de ahí todas las repeticiones de la popular melodía tuvieron idéntico protagonista: Johann Zarco.

Mejor sonido – ‘Desmosedici’, por Ducati
Qatar ya fue una buena prueba de lo que podían llegar a rugir las nuevas obras de Gigi Dall’Igna; y a lo largo de la temporada fueron ofreciendo nuevas muestras de su delicioso sonido, cuyo punto álgido pudo vivirse en la recta de Phillip Island.

Mejor edición de sonido – ‘El saludo’, por Andrea Dovizioso
La temporada de Dovi transcurría mejor de lo que nadie hubiera podido imaginar… hasta que se le ocurrió saludar a sus aficionados durante el warm up del Gran Premio de Italia. Ante el público congregado en Mugello, Andrea se fue al suelo de la forma más tonta, y ya no levantó cabeza durante varias carreras.

In Memoriam – Joan Garriga
Después de haber luchado en innumerables frentes de la vida, fue un accidente de moto el que acabó con la vida del ‘Boeing 747’, cuya noticia dejó helado a todo el paddock. Para la posteridad quedará su pícara sonrisa, su pose de chico malo enfundado en el mono de Ducados y, por supuesto, sus batallas en pista contra Sito Pons primero, y contra los reyes del medio litro después. Hasta siempre, ‘Comecocos’.