A raíz del último informe sobre siniestralidad presentado por la Dirección General de Tráfico, se observa que los accidentes de motos se redujeron en un 4,3% con respecto al año anterior, en un año donde la siniestralidad en España aumentó un 0,4%. Sólo motos y peatones registraron un descenso en el número de accidentes.

Tras unos cuantos años de caída, el balance de la siniestralidad en España arroja malas noticias. En 2014 se produjeron un total de 91.570 accidentes y 1.688 víctimas mortales, ocho más que representan un 0,4% con respecto al año anterior. Es un incremento muy pequeño pero que rompe con la dinámica positiva de los últimos años.

Sin embargo no todo son malas noticias, porque los motoristas han sido de los pocos grupos en donde el número de accidentes de tráfico ha bajado, en concreto un 4,3 %. Tanto los conductores de motos como los peatones han sido los únicos grupos en donde la siniestralidad se ha reducido con respecto a 2013. Pese a estos datos positivos para el mundo de las dos ruedas, la siniestralidad de motos sigue siendo superior en proporción a la de los turismos, por lo que aún queda trabajo por delante.

Aquí tienes los 1.500 nuevos radares móviles repartidos por toda España Radares-moviles_1

De todas las víctimas por accidentes de tráfico, un 38% tuvieron lugar en las vías interurbanas, donde la gran mayoría se produjeron en carreteras secundarias. A su vez, el 74% de las víctimas mortales en nuestras carreteras tuvieron lugar en este tipo de calzadas.