Santolino ultima su preparación para el Dakar 2024

«El Rally de Marruecos ha sido el termómetro definitivo para afirmar que vamos por el buen camino», dice Santolino, que afronta el Dakar 2024 con el top 5 como objetivo.


A un mes y medio de que arranque el Dakar 2024 (5 al 19 de enero), Lorenzo Santolino tiene un objetivo entre ceja y ceja: mejorar la sexta posición que logró en la edición de 2021 y que, hasta el momento, es su mejor resultado en el rally más duro del mundo.

El piloto salmantino volverá a ser la punta de lanza de Sherco para esta nueva edición del Dakar, la quinta que se disputa en Arabia Saudí. Santolino volvió a ser el mejor español en la general de la última edición y recuperó un sitio en el top 10 (9º), mostrando mucha solidez para lograr tal objetivo.

Aun así, el de Guijuelo quiere más y las buenas sensaciones con las que terminó en el reciente Rally de Marruecos alimentan sus expectativas: «Cada vez hay pilotos y equipos con más nivel, aun así, quiero mejorar mi sexto puesto de 2021 y creo que es posible. Mi actuación en el Rally de Marruecos fue muy positiva, no por el resultado, sino por las sensaciones y los parciales que marcaba en las etapas. He conseguido estar entre los 5 primeros, incluso ser el mejor en algún parcial. Esto me motiva mucho de cara al Dakar», comenta en una entrevista con Pont Grup, uno de sus patrocinadores personales.

Un Dakar más duro: «Deben seguir en esa línea este año»


lorenzo santolino pont grupSantolino acudió a la sede de la correduría de seguros, situada en Málaga, que también patrocina a otros 'dakarianos' como Javi Vega o Sara García, además de estar junto a Sergio García Dols, piloto de Moto2, David Muñoz y José Antonio Rueda, pilotos de Moto3, y Xavi Vierge, piloto de Superbike. «Están conmigo desde 2019, mi primer Dakar. Es una compañía que desde siempre ha apoyado a los pilotos que están creciendo, desde el principio», recuerda.

En la entrevista, el de Sherco deja claros sus objetivos en la previa del rally, con una preparación que terminará con dos test en Marruecos. Dichas metas pasan por «centrarnos en desarrollar la moto y hemos participado en carreras que son secundarias, pero válidas para seguir en contacto con la competición. El Rally de Marruecos ha sido el termómetro definitivo para afirmar que vamos por el buen camino».

Asegura que en el Dakar «cada segundo cuenta. El año pasado el ganador se impuso por tan solo 12 segundos después de estar dos semanas compitiendo». «La parte mental sí tiene más importancia en el Dakar, pero sin descuidar las demás. Son dos semanas con dificultades, estando solo. Hay que saber reaccionar y gestionar los momentos de tensión, de perderte y no saber qué hacer. Ahí se ganan carreras», añade sobre las claves de la carrera.

La dureza se intensificó en 2023, recuperando de algún modo parte del espíritu del Dakar de antaño. «Al final es la carrera más dura del mundo y creo que deben seguir en esa línea este año. Y yo me he preparado para ello», comenta al respecto.

Dicha dureza aumentará todavía más este año. Entre las novedades para añadir algo más de dificultad a la carrera estará la etapa 48h Chrono, que coge el testigo de las etapas maratón, disputándose en el Empy Quarter durante dos días, con 600 km de cronometrado y sin asistencia mecánica. «Es un cambio más hacia la aventura y la improvisación», finaliza el piloto salmantino.