Lin Jarvis no cierra la puerta a la vuelta de Lorenzo

El Director Deportivo del equipo Movistar Yamaha de MotoGP ha comentado en los micrófonos de Movistar MotoGP que todavía no tienen equipo satélite para el año que viene


Lin Jarvis ha hablado con Carles Pérez de Movistar MotoGP y ha explicado las opciones que hay para que Jorge Lorenzo vuelva a tener una moto de fábrica Yamaha en 2019. El Director Deportivo del Movistar Yamaha MotoGP, confiesa que aún no hay cerrado un equipo para que se haga cargo de las dos motos satélites que tiene intención de poner la marca japonesa en la parrilla de 2019.

Posibilidades de que Jorge Lorenzo tenga una moto oficial en 2019: «Bueno, nuestra política no ha cambiado en cuanto a nuestros planes para el año que viene. Nosotros tenemos dos pilotos de fábrica (Valentino Rossi y Maverick Viñales) y estamos buscando un equipo para nuestras motos satélite. Hemos estado hablando mucho tiempo con el Marc VDS, porque ellos quieren tener dos buenos pilotos, pero por ahora la situación no está del todo clara. En cuanto a la moto para Jorge, las cosas tienen que ir paso a paso, en primer lugar, necesitamos un equipo. Si no hay equipo no hay moto. Y, en segundo lugar, para cualquier equipo satélite tendremos un acuerdo de alquiler para poder darles motos cliente, y eso es distinto a los equipos de fábrica. No es la misma organización ni la misma configuración».

Sobre si Lin Jarvis ha hablado con Jorge: «No, no he tenido contacto con Jorge».

¿Tendría Jorge una moto oficial el año que viene?: «No, no sería la misma moto, ya que, aunque sus especificaciones podrían estar a un gran nivel, el acuerdo con un equipo satélite es de alquiler. Quizás podemos ofrecer dos tipos de moto cliente distintas, con dos vías diferentes de desarrollo a lo largo del año, pero tanto el nivel como el precio serian diferentes. Todo depende del equipo, ya que lo primero es tener el equipo satélite y que tenga una buena financiación. Si podemos asegurarnos de que el equipo está a un buen nivel técnico y también a buen nivel financiero y con buenos pilotos, pues entonces dependerá del equipo elegir el tipo de moto que quieren. Yo creo que la gente se está precipitando y todo el mundo está hablando de que Lorenzo volverá a Yamaha, pero no es tan fácil. Hay que ir paso a paso, saber primero si habrá equipo satélite y cual será, porque si no lo hay y no está al nivel adecuado, Yamaha perderá dos motos el año que viene».

¿Hay fecha límite para saber si será el Marc VSD el equipo satélite?: «Tenemos una fecha límite para finales de junio con el Marc VDS, ya que para empezar a prepararnos de cara al año que viene, hay que tener tiempo para solicitar los materiales y que todo este correcto para el primer test que es cuando acaba la temporada en Valencia».

Sobre si le gustaría que Jorge volviera a Yamaha: «En 2016 dije que las puertas de Yamaha iban a estar abiertas para Jorge ya que hemos tenido una buena relación con él en el pasado, y fue campeón tres veces con Yamaha. Cuando Valentino volvió, ya que es una situación bastante comparable, porque también estuvo dos años con Ducati y no funcionó muy bien, cuando volvió nosotros teníamos una plaza en el equipo de fábrica, algo que no ocurre ahora, porque estamos completos. Volver como piloto de fábrica es una cosa y volver como piloto satélite es otra. Lo primero es que uno debe entender bien la diferencia y eso dependerá de la motivación y la flexibilidad de Jorge para adaptarse».