Lazareth R1, una superdeportiva a lo bestia

La casa francesa ha presentado la Lazareth R1, recuperada de una antigua creación hecha para una película reconvertida en esta bestial y original superdeportiva.



Ludovic Lazareth es un hombre que sólo puede imaginar y crear motos a lo grande. Ya nos lo ha demostrado con algunas de sus últimas creaciones como la Lazareth LM847, equipada con el motor V8 de un Maserati. Ahora el preparador francés nos sorprende con una creación sin necesidad de que ningún cliente se lo haya pedido. «No eres libre si tú no puedes hacer lo que quieres con tus manos. No es suficiente para mí ir en moto y sentirme libre en la carretera; me siento libre cuando construyo una moto. Quiero dar forma a lo que yo quiero», afirma Ludovic.

En este momento de “libertad”, han tomado una Yamaha YZF-R1 de 1999 que customizaron hace diez años para la película Babylon A.D., protagonizada por Vin Diesel. Durante el último año, su tiempo libre lo ha invertido en reimaginar esta estrella como una café racer futurista.

La R1 ya había donado algunas partes a otros proyectos, como su horquilla. Por lo que Lazareth decidió trabajar en un tren delantero diferente, con basculante monobrazo, misma configuración utilizada en la rueda trasera. Precisamente las ruedas son de 17″ tomadas de la trasera de Triumph Daytona 955. Por su parte, los amortiguadores son personalizados por TFX Suspension con un nuevo sistema flotante.

El chasis ha tenido bastantes modificaciones para que este nuevo sistema funcione y también muy recortado por la parte de atrás. El asiento es nuevo y muy recto, en línea con la salida del escape, en la que, por cierto, puedes ver una espectacular línea de LEDs incrustados rodeando la salida y que funcionan como piloto trasero.

Varias partes del carenado son de fibra de carbono, como la cubierta del depósito de gasolina. Algunas mejoras de comportamiento se han conseguido con los frenos Brembo y algunos accesorios Rizoma. También se le han instalado un manillar ancho, espejos retrovisores en los extremos del manillar y un panel digital Acewell.

La Lazareth R1 se maneja igual que cualquier otra moto de calle, según el preparador francés (¡nos encantaría probarla!), pero se lleva las miradas de la gente como pocas. Si la quieres en tu garaje, tendrás que desembolsar la cifra de 50.000 €. ¿Te parece caro? Es el precio de la exclusividad…

Fotos Lazareth R1