Laia Sanz correrá el Dakar 2019 tras superar una grave enfermedad

Laia Sanz estará el día 6 de enero en Lima para correr el Rally Dakar 2019, participación que se tambaleo tras una serie de problemas de salud y una enfermedad bacteriana que le ha tenido alejada del manillar casi todo el año, pero que ya ha logrado superar.


Laia Sanz estará el 6 de enero en la salida del Rally Dakar 2019 sobre su KTM del equipo Soficat Xerox. Su participación se ha visto comprometida debido a una doble infección vírica y bacteriana.

Laia Sanz ha comentado cómo llega al Dakar 2019: “No llego como querría, ni mucho menos. Después de tanto tiempo, me faltará ritmo y velocidad. Tampoco he podido entrenar la navegación, pero en este caso, la experiencia puede compensarlo un poco. Lo que me preocupa de verdad es mi estado físico y cómo aguantaré las etapas largas. Otros años, estando al doscientos por cien lo pasaba mal, pero esta vez ya estoy mentalizada de que sufriré mucho”.

Laia Sanz comenzó con problemas de salud en la pasada primavera con una mononucleosis infecciona provocada por el virus Epstein-Barr. Esto le supuso un descenso en barrena en su estado físico, imposibilitando práctica alguna sobre la moto hasta finales de noviembre.La enfermedad evolucionó en cadena con una fuerte fiebre en verano y una neuropatía en su último proceso de recuperación. En el Rally Desafío Inca Laia tuvo que abandonar, dando un primer síntoma de malestar. El Rally de Marruecos o los entrenamientos del KTM Rally Factory Team son las ausencias más sonadas que ha sufrido Laia.

Laia Sanz comenta: «Ha sido un proceso muy duro y muy molesto. Realmente he sufrido mucho, pero hace algo más de una semana empecé a encontrarme bien y desde entonces he podido comenzar los entrenamientos de verdad. Hasta ahora sólo había ido al gimnasio más para hacer recuperación que para entrenar, así que llegaré al Dakar con menos de un mes de preparación, después de estar parada desde el mes de agosto».

A pesar del poco tiempo que le resta a Laia Sanz para prepararse físicamente para el Dakar, ya está en plena fase de recuperación y preparación, con un férreo plan para aprovechar al máximo los días restantes hasta el día 6 de enero.

«Para mí, este año es un éxito llegar a la línea de salida estando sana. A partir de ahí, ¿cuál es el objetivo? No tendré presión por el resultado, porque no me puedo exigir nada, pero ¿quién sabe? Quizá haya un día de navegación difícil en que me acompañe la suerte y que a mí me salga bien, o al revés, que sufra mucho y que me limite a hacer lo posible por terminar. Será una auténtica incógnita»

Laia Sanz no solo está de vuelta en la preparación física, sino que ya cumple con todas las labores y gestiones relacionadas con todo piloto de élite, como la de atender a la prensa y a los medios. En su última rueda de prensa se le puede ver ya vistiendo toda su equipación oficial Soficat Xerox y su moto KTM 450 Rally.

Gerard Sicart, Director General de Soficat Xerox, ha comentado: «si apostamos hace dos años por la Laia Sanz fue porque compartimos sus valores y su fuerza. Pese no llegar al próximo Dakar en su mejor momento, estamos con ella, la apoyamos al máximo y sabemos que intentará hacerlo lo mejor posible. En el tiempo que llevamos de relación, hemos sumado muchas sinergias y ahora las hemos podido incrementar con mayor presencia, tanto en Laia como en la moto»