La marca austriaca podrá evolucionar su aerodinámica sin límites

KTM tendrá una ventaja más como fabricante que afronta su primer año en la categoría con presencia oficial. Además de las concesiones que el reglamento le permite por ser una fábrica debutante en el campeonato, ahora la marca austriaca podrá disfrutar de la posibilidad de hacer modificaciones ilimitadas en su cúpula y guardabarros delantero, frente a una única posibilidad de evolucionar este componente para el resto de marcas.



ktm-valencia-motorbike-magazineEl último Gran Premio del año en Valencia fue el lugar de una nueva reunión del ejecutivo del mundial de MotoGP. Concretamente el sábado de la cita de clausura de 2016, la Comisión de los GGPP, compuesta por Carmelo Ezpeleta, Ignacio Verneda (CEO de la FIM), Hervé Poncharal (IRTA) y Takanao Tsubouchi (MSMA), dio un último paso para definir la norma que prohibirá cualquier añadido aerodinámico –alerones- en 2017. Después de limitar en Motegi el número de actualizaciones que podrán sufrir los carenados y el guardabarros delantero, ahora se ha acordado que a fábricas entrantes en el campeonato, como lo será KTM, no se le aplicará esta imposición.

La ausencia de alerones supondrá un extra de trabajo para los equipos, que intentarán compensar el efecto de las “alas”, claramente positivo, modificando sus carenados. De hecho, incluso se ha llegado a decir que la razón por la que Ducati mantuvo sus alerones durante el test de Valencia era porque pretenden hacer un carenado que, aunque sin elementos añadidos, tenga la misma forma, anchura y efecto que con el suplemento.

Previendo esto, la Comisión ya acordó en Japón que las evoluciones tanto en carenado como en el guardabarros delantero estarían limitadas a una durante el año, además de establecer un límite que privará a las fábricas de experimentar: cualquier elemento del carenado no podrá sobresalir más de 150mm de una línea imaginaria entre el eje de la rueda delantera y el frontal.

Por lo tanto KTM une esta ventaja a las ya recogidas en el reglamento para las fábricas nóveles. En el box de los de Mattighofen disfrutarán de hasta nueve motores por piloto, podrá desarrollarlos durante el año, disfrutará de test ilimitados con Pol Espargaró y Bradley Smith, y además ahora, podrá evolucionar su aerodinámica sin límites. Aunque hay que recordar que, en el momento que alcance los seis puntos de concesiones, la libertad de entrenamientos se le cancelará inmediatamente – pasando a cinco días y con pilotos probadores- y perderá el resto de ventajas a partir de la siguiente temporada.