Pese a que la categoría pequeña en las últimas décadas ha sido una lanzadera para las superiores, hay varios casos de pilotos que han permanecido al año siguiente de ser campeones, luciendo además el 1. En 125cc hay que remontarse todavía más atrás para ver al último en revalidar título con este dorsal; fue Haruchika Aoki en 1996.
Audio: Claudia García
Texto: Claudia García / Álex López-Rey

 

A partir del 97 volvemos a hablar de maldición: en 1999 intenta revalidar Kazuto Sakata con el número uno y fracasa, en el 2000 es Emilio Alzamora quien prueba a defender título con este número y tampoco lo consigue. En 2002, Manuel Poggiali lo intenta y también sucumbe; el joven piloto de San Marino llegó hasta la última carrera con opciones, pero Arnaud Vincent acabó llevándose el campeonato. El caso del francés fue muy curioso, ya que llegó a lucir el 1 en dos equipos diferentes a lo largo de 2003; su fichaje por KTM acabó siendo un tormento, y pese a marcharse al Sterilgarda Racing para llevar una Aprilia en la segunda mitad de temporada, no consiguió levantar cabeza.

Llega en 2006 el turno de Thomas Luthi con el 1 en el carenado. ¿Su resultado? Octavo puesto en la clasificación general a 255 puntos del campeón de ese año, que fue Álvaro Bautista. El último en fallar con el número 1 fue Gabor Talmacsi, en 2008. Desde entonces, todos los campeones de la categoría pequeña han subido a la intermedia al año siguiente. 

 

La maldición del 1 - MBK3 - Motorbike Magazine

Bayliss ganó en 2001, pero no pudo retener el cetro al año siguiente

La maldición del 1 – Tercera parte:
SBK, Fogarty busca sucesor. [Click aquí]