El alemán Philipp Oettl marcó el mejor tiempo de una jornada de entrenamientos improductiva para los equipos, que no quisieron arriesgar sobre el asfalto mojado. Los pilotos de Mahindra fueron los únicos ligeramente activos dentro de la calma que reinó en Cheste.

Foto: Aspar Team

La productiva jornada de martes, donde Fabio Quartararo marcó la pauta, ha dejado paso a una decepcionante sesión de miércoles, donde el protagonista no fue ninguno de los pilotos. El líquido elemento bañó el Ricardo Tormo, tirando por tierra los planes de todos los equipos, que pasaron el día esperando una tregua climatológica que no llegó a producirse.

Aun así, con el paso de las horas, algunos pilotos se fueron animando; especialmente los de Mahindra. A tenor de lo sucedido en 2014, parece claro que la marca india parte con cierta desventaja respecto a Honda y KTM; por lo que cualquier momento es bueno para recabar información y tratar de evolucionar la MGP3O.

Sin embargo, el dominador de las dos primeras sesiones fue el alemán Philipp Oettl con su KTM, autor del mejor tiempo del día con un registro de 1:52.107, doce segundos más lento que el establecido por Quartararo 24 horas antes.

En esa primera sesión, Oettl sólo estuvo acompañado por las Mahindra de Tatsuki Suzuki y Juanfran Guevara. En la segunda se sumaron otras cinco Mahindra: Alessandro Tonucci, Jorge Martín, ‘Pecco’ Bagnaia, Remy Gardner y Darryn Binder; acompañados por las KTM de Oettl -de nuevo con el mejor tiempo de la sesión, pero dos décimas más lento que en la anterior- y Ana Carrasco.

No mejoró el tiempo de cara a la tercera, en la que solamente salieron a pista los tres pilotos del Team Aspar; y que acabó con Jorge Martín en primera posición, con un tiempo seis segundos más lento que el de Oettl. Bagnaia y Guevara quedaron tras él.

En definitiva, una jornada prácticamente perdida para todos los equipos, que cruzan los dedos para que el tercer y último día Cheste les reciba con unas condiciones más idóneas para seguir con las evoluciones de sus monturas.