El circuito australiano de Phillip Island fue el escenario de la primera cita del Mundial de Superbike 2015, con dos carreras que no defraudaron a nadie. Ambas se decidieron en la misma recta de meta entre Jonathan Rea y Leon Haslam, con una victoria por la mínima para cada uno. Chaz Davies completó el podio en ambas mangas, y el ídolo local Troy Bayliss brindó un grandioso espectáculo en su retorno a las pistas.

 

Vida después de Honda

El sueño de la gran mayoría de pilotos jóvenes es pilotar algún día una Honda oficial en MotoGP, un anhelo inextrapolable al Mundial de Superbike. Los británicos Jonathan Rea y Leon Haslam compartieron el box del Pata Honda durante las temporadas 2013 y 2014, y nunca llegaron a coincidir en el podio, que Haslam solamente pisó una vez durante esos dos años.

Para este 2014, ambos abandonaron la marca del ala dorada. Jonathan Rea puso rumbo a Kawasaki y Leon Haslam se unió al proyecto del Red Devils y Aprilia. Dos carreras han bastado no solamente para verles juntos en el podio, sino para luchar entre ellos por las victorias hasta el último segundo.

Jonathan Rea - SBK - Motorbike Magazine

© Kawasaki

Meses después de dejar Honda, colideran el Mundial de Superbike con 45 puntos, haciendo patente que no sólo hay vida después de Honda –algo que también podría atestiguar, por ejemplo, Andrea Dovizioso-; sino que en su caso, abandonar las motos niponas ha sido la mejor decisión que podían tomar para sus carreras deportivas, a tenor de lo sucedido en el trazado australiano.

Liberados de cargar con el mediocre rendimiento de la CBR1000RR; compitieron, disfrutaron e hicieron disfrutar. El público congregado en la isla australiana asistió a dos carreras espectaculares, resueltas en los últimos metros, con un margen combinado que no llegó a media décima.

Rea asestó el primer golpe, imponéndose en la primera manga por 39 milésimas. En la última vuelta, superó a Haslam en la subida a Lucky Heights y cerró todos los huecos en las curvas finales. En la segunda manga empleó una estrategia idéntica, pero Haslam aprendió la lección y le sobrepasó sobre la misma línea de meta, entrando triunfador por sólo 10 milésimas.

DAVIES, TESTIGO DE EXCEPCIÓN
Ante la ausencia de Davide Giugliano, todas las opciones de Ducati recaían en la figura de Chaz Davies. El galés se mostró muy sólido durante ambas carreras, siendo el único capaz de aguantar hasta el final el ritmo de sus compatriotas, pero a la hora de la verdad no pudo participar en la lucha por la victoria y se tuvo que conformar con presenciar el mano a mano de Rea y Haslam, ocupando el tercer escalón del cajón y certificando sendos tripletes para Gran Bretaña.

La isla mínima - SBK - Motorbike Magazine

© Aprilia

‘Rookies’ con Bayliss

Más allá del trío británico del podio, uno de los grandes atractivos fueron los debutantes, cuyas actuaciones dejaron patente que no hay que perderles de vista.

Jordi Torres - SBK - Motorbike Magazine

© Aprilia

Jordi Torres fue el más destacado. En la primera manga se sobrepuso a una mala salida y fue escalando posiciones hasta el trío cabecero, pero el desgaste de neumáticos provocado por el esfuerzo de la remontada le obligó a conformarse con la cuarta plaza. En la segunda se fue al suelo a cinco del final cuando luchaba con Tom Sykes.

VD Mark ha comenzado la temporada sacando los colores a su compañero Sylvain Guintoli. Tras un meritorio quinto puesto, el vigente campeón de Supersport enseñó su desparpajo en la segunda manga, donde peleó en el grupo de cabeza –llegando a liderar durante cinco giros- hasta caer a cuatro del final.

Algo más discreto estuvo Nico Terol, pero a la postre fue el más efectivo. Con un octavo y un sexto cuajó un domingo notable, superando ampliamente a su compañero, el italiano Matteo Baiocco.

Muy meritorio lo del francés Randy de Puniet, que con una costilla rota y tras quedarse fuera de los puntos en la manga inicial, se destapó con un séptimo puesto que salvó los muebles de Suzuki y el desastroso día de Alex Lowes. El dominador de la pretemporada se fue de Australia con sólo siete puntos (noveno en la 1ª manga) después de diversos problemas mecánicos.

EL SHOW DE TROY
Como era previsible dada su larga inactividad –seis años retirado-, Troy Bayliss no pudo aguantar el ritmo de sus rivales; pero hasta que la lógica de la edad se impuso ofreció un impresionante espectáculo a los aficionados, y sumó tres puntos más a su vasto palmarés al acabar 13º la primera manga.

‘Baylisstic’ aceptó sustituir a Davide Giugliano con un doble objetivo: por un lado, divertirse y divertir a sus fans; lo que logró con creces en sendas batallas con los dos últimos campeones: Tom Sykes y Sylvain Guintoli, que pudieron vivir en primera persona un cuerpo a cuerpo con el tricampeón.

Por otro, ayudar a Ducati a recabar información, tarea para la que también mostró una gran predisposición al retornar a pista en la segunda carrera después de tener que entrar a boxes. Acabaría doblado, pero su vuelta rápida –a menos de cuatro décimas de la más rápida de Haslam- evidenció que, a sus 45 años, sigue siendo realmente competitivo.

Troy Bayliss - SBK - Motorbike Magazine

© Ducati

 

Welcome to Thailand

La única novedad del calendario de este 2015 en el Mundial de Superbike no se hará esperar. El Chang International Circuit de Tailandia será el escenario de la segunda cita del campeonato, en lo que supondrá un escenario totalmente novedoso para todos los participantes.

No es ningún secreto el creciente interés en el continente asiático por el motociclismo; algo que se ve reflejado en los calendarios de las competiciones más importantes. La mejor prueba es que en este 2015 el Mundial de Superbike contará, por primera vez en toda su historia, con tres rondas en Asia.

Con el circuito de Chang, serán siete los trazados de dicho continente en haber recibido a las motos de serie, repartidos en cinco países.

Japón fue el pionero: el circuito de Sugo fue una cita ineludible durante 16 temporadas, desde la creación del Mundial en 1988 hasta 2003; espacio en el que coincidió con dos trazados malasios (Shah Alam en 1990 y 1991 y Johor en 1992 y 1993) y con el circuito indonesio de Sentul entre 1994 y 1997.

Tras un 2004 sin pasar por Asia, el circuito catarí de Losail recogió el testigo entre 2005 y 2009; dejando de nuevo al continente huérfano de Superbike hasta su reaparición la pasada temporada, en la que también se añadió Sepang después de 21 temporadas sin pisar Malasia. Ambos circuitos repetirán en este 2015, formando junto a Chang el mencionado récord.

TODOS PARTEN DE CERO
Situado en la ciudad de Buriram, el circuito de Chang tiene una longitud de 4,554 kilómetros, y cuenta con dos partes diferenciadas: una con cuatro rectas consecutivas y otra zona mucho más revirada. En total tiene doce curvas, cinco de izquierdas y siete de derechas. Aunque resulta imposible predecir qué marcas lucharán por las victorias, Aprilia, Kawasaki y Ducati parecen las favoritas.

Pilotos como Tom Sykes, Sylvain Guintoli o Alex Lowes intentarán desquitarse de un estreno más bien discreto, mientras que otros como David Salom o Gabor Rizmayer empezarán su temporada después de no poder salir a pista en Australia.

Para el público local, uno de los grandes atractivos será la carrera de Supersport, donde tomará parte Ratthapark Wilairot, el piloto tailandés más internacional.

Chang Internacional Circuit - SBK - Motorbike Magazine

© Chang Internacional Circuit