Batería y generador tendrán que modificarse de cara a 2017

La Federación Internacional de Motociclismo (FIM) introducirá cambios concretos en el reglamento del mundial de Superbike de cara a 2017, tanto en la categoría de Superbike como para Supersport y el europeo de Superstock 1000. Menor dimensión en las baterías, la obligación de montar un alternador, y un eje de equilibrado más cercano a la serie son las novedades introducidas en la categoría de SBK, mientras que la prioridad en SSP y STK1000 es limitar costes.



SUPERBIKE

La capacidad de las baterías usadas por las motos de Superbike se verá limitada, así como también estarán obligadas a montar un mecanismo que mantenga el nivel de dichas baterías (generador/alternador). Además, el eje de equilibrado tendrá que ser estándar. La organización alega que la razón del cambio es aumentar el control sobre el reparto de neumáticos en la categoría, y en el caso de la segunda modificación del reglamento, hacer que ese componente en concreto se acerque más a la pieza de Stock.

Rea Test - Motorbike MagazineEn primer lugar, la limitación de capacidad en las baterías viene dada por la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA), que considera a las baterías de litio como objetos peligrosos incluso con riesgo de explosión. Por lo tanto, mientras más pequeñas sean las baterías menos problema para transportarla de carrera a carrera vía aérea.

En segundo término, la inclusión de un alternador perjudicará obviamente a las motos que no lo lleven, como son Kawasaki y Aprilia entre otras. Un elemento magnético adherido al cigüeñal del motor perjudica en el sentido de que aumenta las inercias.

Vayamos más allá. Según nuestro compañero David Miller, de BikeSportNews, Tom Sykes no dispone de este elemento en su ZX-10R, a diferencia de Jonathan Rea, que lo incluyó en plena campaña para recuperar inercias similares a las que le ofrecía la moto de 2015.

SUPERSPORT

En Supersport la pretensión es reducir costes e igualar prestaciones. Por ello a partir de la próxima campaña se instaurará un límite de costes para suspensiones y horquilla –no ha trascendido la cifra de ese límite-. El objetivo es facilitar a todos los equipos el acceso al mismo material y al mismo precio.

SUPERSTOCK 1000

Se impondrá el mismo límite de precio para las suspensiones que en Supersport. Además, la FIM adelanta que durante los próximos años se irán limitando las características de las centralitas (ECU), hasta llegar al punto –2019- donde estas se limiten a ser de Stock, aunque sí permitiendo modificaciones del software por parte de los equipos.