Incendio en Silence

La planta situada en Molins de Rei sufrió un incendio pasada noche del 4 de noviembre que afectó a toda la planta, por suerte no se hay que lamentar daños personales. La marca trabaja ahora en esclarecer las posibles causas del suceso.


La marca de motos eléctricas Silence se llevó ayer un gran susto al ver en llamas sus instalaciones de Molins de Rei. El incendio se desató el miércoles 4 de noviembre sobre las 9 de la noche, y la rápida intervención de los bomberos ha causado que no haya que lamentar ningún herido entre la plantilla de trabajadores.

Antes de la medianoche la situación ya había sido totalmente controlada, sin embargo, las llamas ya habían afectado a toda la planta. Por suerte, la línea de montaje de motos eléctricas de Silence fue trasladada a mediados de mayo a la nueva fábrica de Sant Boi de Llobregat, por lo que no se ha visto afectada por la situación de la planta de Molins.

El equipo técnico de Silence y los servicios de extinción de incendio están valorando las posibles causas del accidente para esclarecer cuanto antes el origen del incendio, ya que Silence ha recalcado que la planta contaba con todas las medidas de seguridad previstas en la legislación vigente.

La marca, que ya está trabajando en un nuevo plan de contingencias para poder cubrir con la mayor rapidez posible todos los pedidos de sus clientes, agradece todas las muestras de apoyo recibidas: “Desde Silence queremos reconocer la buena actuación de los trabajadores implicados, gracias a los cuales la intervención de los bomberos se produjo de manera inmediata”.

Deja una respuesta

Volver a la home