El gigante taiwanés ha registrado las patentes de la LiveWire S3, cuarta moto eléctrica de la marca cero emisiones de Harley-Davidson. La futura naked eléctrica empleará la plataforma Arrow ya vista en la LiveWire S2, pero en formato reducido.


En 2020, Harley-Davidson lanzó la LiveWire, toda una revolución para la firma americana que pegó muy fuerte en el universo de las motos eléctricas. Un año después tomó el nombre de ese modelo para crear una nueva marca donde aglutinar todos los modelos eléctricos de la gama, separándolas así de las V-Twin de combustión de "toda la vida". El año pasado llegaron a Europa. La primera de ellas fue la LiveWire One (2022, herencia de la Harley anterior), seguida de las LiveWire S2 Del Mar y LiveWire S2 Mulholland.

Livewire One 2022 moto electrica Harley Davidson 6La LiveWire One emplea un motor Revelation eléctrico refrigerado por agua refrigerado por agua emplazado bajo una batería de ión-litio de alto voltaje (RESS) refrigerada por aire y transmisión directa (sin embrague ni cambio) para centralizar masas. Las prestaciones nos acercan a los 190 km/h de velocidad máxima, con una aceleración 0-100 km/h en 3 segundos y una autonomía estimada de entre 150-225 km por cada carga completa, en función del uso y modo de conducción utilizado. También incorpora módulo inercial IMU 6 ejes, siete modos de conducción (Eco, Rain, Road, Sport, A-B-C personalizables), control de tracción en curva (C-TCS), ABS en curva (C-ABS), control de freno motor en curva (C-DSCS) y control de velocidad. Su peso alcanza los 255 kg.

La LiveWire S2 Del Mar (lanzada en 2023) alcanza los 84 CV, con un par de 263 Nm y una aceleración de 0-100 km/h en sólo 3 segundos para 197 kg. El paquete de baterías entrega 10,4 kWh (70-182 km de autonomía). Cinco modos de conducción, frenada combinada, ABS en curva, control de tracción en curva, control de par e instrumentación TFT de 4" con conectividad se incluyen de serie.

La LiveWire S2 Mullholland (lanzada en 2024) se diferencia de su hermana en una menor velocidad punta (159 km/h) y una aceleración 0-100 km/h de 3.3 segundos. Su autonomía puede llegar a 195 km. Suspensiones Hitachi (en vez de Showa) y llantas de aleación de 20 brazos y neumáticos Dunlop RoadSmart IV con otras medidas marcan un comportamiento más urbano-cruiser.

La próxima en aparecer será la LiveWire S3, un modelo más asequible y de menores prestaciones que las dos últimas, fruto de compactar la plataforma Arrow... y con manufactura KYMCO. La conocida marca taiwanesa acaba de registrar una patente que deja entrever por dónde van los tiros. El gigante asiático invirtió 100 millones de dólares en LiveWire, con una contribución equivalente de Harley-Davidson, cuando la empresa se convirtió en una entidad separada. También adquirió una participación del 4% de LiveWire y, probablemente, su futura RevoNEX (proto 1 visto en 2019 y proto 2 en 2022) aproveche el desarrollo de la S3.

La plataforma Arrow es modular y se comparte en los modelos S2 y S3. Hablamos de una batería central de aluminio con refrigeración líquida que hace las veces de chasis monocasco, al que se acoplan acopla el tren delantero (pipa de dirección, horquilla y rueda) y tren trasero (basculante, monoamortiguador, rueda y transmisión).