El Circuito de Jerez albergó los primeros ensayos del año para la marca austriaca con su RC16, moto con la que llegarán a MotoGP el próximo año.

El 2016 se presume como un año de vital importancia para el proyecto de KTM en MotoGP, y así lo han entendido en la fábrica de Mattighofen, que ya ha empezado a mover hilos en un periodo fundamental para el desarrollo de su RC16 antes de desembarcar en la categoría reina en 2017.


Los meses de octubre y noviembre sirvieron para ver por primera vez en marcha al prototipo de la firma austriaca en Red Bull Ring y Cheste, trazados en los que Alex Hoffman y Mika Kallio pudieron sacar las primeras conclusiones a los mandos de esta montura. Después de tres meses de inactividad en pista, KTM viajó al Circuito de Jerez para rodar durante tres días -de jueves a sábado- con la RC16, aunque las condiciones climatológicas fueron adversas y no permitieron a sus probadores trabajar lo suficiente.

Kallio salió a pista los tres días y Hoffman lo hizo en los dos primeros,  mientras que en la última jornada fue Randy De Puniet el que cogió el testigo del piloto alemán para dar sus primeras vueltas como probador de KTM. Pese a que las condiciones meteorológicas no acompañaron, los tres pilotos y el equipo técnico pudieron extraer conclusiones positivas de cara al próximo test, que se llevará a cabo en el mes de marzo, aunque aún se desconoce en qué trazado.

Declaraciones de Mika Kallio
«Después de trabajar en la ergonomía y la configuración de la moto en condiciones muy complicadas los dos primeros días, conseguimos hacer unos cambios muy buenos el tercero. Probamos algunos detalles de la electrónica y de las suspensiones WP. Estoy muy contento con el rendimiento y espero haber conseguido información útil».

Declaraciones de Alex Hoffman

«Lo único negativo durante estos tres días ha sido el tiempo, y eso es algo positivo. Comparado con los test en Spielberg y Valencia a finales de 2015, la moto está mucho más evolucionada, no sólo en términos estéticos; también en la base técnica. Ahora se trata de seguir adelante con el trabajo y bajando los tiempos».

Declaraciones de Randy De Puniet
«Llevaba más de un año sin subirme a una MotoGP y me he sentido muy cómodo con la moto inmediatamente. Como es habitual, lo primero ha sido ajustar la moto a mis necesidades. Posteriormente empezamos a probar diferentes soluciones con la electrónica. Después de esta toma de contacto, creo que estamos bien preparados para el siguiente test dentro de unas semanas».

Declaraciones de Mike Leitner
«Desafortunadamente, en esta ocasión hemos tenido menos suerte con la meteorología, pero aun así hemos hecho un buen uso de las condiciones cambiantes para trabajar por primera vez con las dos partes del equipo. Era nuestra primera experiencia en mojado y hemos conseguido avances importantes en materia de electrónica en estas condiciones. De Puniet nos aportó información muy importante para el desarrollo de la RC16 en el tercer y último día, en el que la pista estaba seca».