La bicilíndrica austriaca aumenta su rendimiento

La KTM 890 Duke R es una evolución de la '790' que consigue aumentar su rendimiento, ahora con más cilindrada, más potencia y más actitud deportiva la de una naked más agresiva que nunca.


Cuando salió la KTM 790 Duke la pasada temporada, muchos creyeron que la marca austriaca se había quedado corta en algunas cifras. Es verdad que la carga electrónica era sobresaliente, pero muchos pensaron que con una potencia que ronda los 100 cv no se hacía justicia al eslogan 'Ready to Race', sobre todo cuando la marca de Mattighofen nos tiene acostumbrados a auténticas bestias en todos los segmentos... Pues bien, ahora llega la KTM 890 Duke R para 'cerrar bocas'. Para empezar, el motor bicilíndrico en línea crece hasta los 890 cc y consigue así no sólo superar las normativas medioambientales sino llegar a los 121 cv, una cifra bastante más considerable y que planta cara a sus rivales de peso medio con soltura.

El resto de la moto se mantiene con una estructura similar, pero añade algunos elementos importantes para el funcionamiento sobresaliente de la KTM 890 Duke R, como son los frenos Brembo Stylema y las suspensiones WP totalmente ajustables. La posición de conducción también es otro de los aspectos que más cambian debido a que es el asiento y las estriberas son más altos mientras que el manillar es un poco más bajo, traduciéndose en una posición de ataque mucho más pronunciada. El peso también se ha reducido ligeramente dejándola en unos sorprendentes 166 kg.

En el apartado electrónico, la KTM 890 Duke R tiene un despliegue excepcional con todo tipo de asistencias. La nueva creación de la firma austriaca promete...

Si quieres concer mejor la KTM 890 Duke R, no te pierda su ficha técnica: