La GP2R es la última creación de Krämer Motorcycles, y se nutrirá del propulsor KTM 790 Duke

El motor de la KTM 790 Duke será el propulsor de la última creación de Krämer Motorcycles: la GP2R, una máquina de 130 cv y 140 kg que estará a la venta la próxima primavera por un módico precio.


La casa alemana especialista y preparadora Krämer Motorcycles ha presentado su último protecto: la GP2R, una moto ultra ligera propulsada por el motor de la KTM 790 Duke, un bicilindrico de cilindrada media, potenciado hasta los 130 cv. Esto no sería noticia si no te contásemos que el peso final en seco es de 140 kg, logrando un equilibrio y ratio peso potencia espectacular, primando la ligereza y las sensaciones de toda una lightweight.

Esta Krämer GP2R cuenta con un chasis de tipo trellis con la capacidad de ajustar el ángulo de lanzamiento del tren delantero y un diseño ultra compacto, asemejándose en cotas y medidas más a una moto3 que a una Moto2 o una deportiva de cilindrada media. El motor LC8c de la firma austriaca ha recibido mano fina y trabajo en los internals para aumentar su cilindrada hasta los 890 cc. También incorporará suspensiones WP completamente regulables tanto en precarga como en ambas vías de hidráulico. Al mismo tiempo también se desarrollará una versión de 850 cc para el el US club racing scene (categoría lightweight). Ambas contarán con un sistema de gestión electrónico del motor monitorizable y ajustable. Gracias a todo esto, la Krämar GP2R con motor KTM logra las increíbles cifras de 128,2 cv de potencia máxima y los 140 kg de peso máximo en seco.

Krämer Motorcycle también incluirá un "Track Service Package", esto es un servicio de mantenimiento junto a la firma suiza Speedbox, que también ofrecerá servicios de almacenamiento, recogida, entrega y transporte de la moto, además del servicio técnico en eventos y carreras.

La primera versión de esta Krämer GP2R ha visto la luz en el evento público Barber Motorsports Park Vintage Festival, en Alabama. El propietario de Krämer Motorcycles, Markus Krämer ha comentado:

«Este es un importante momento para nuestra joven pero al mismo tiempo establecida compañía. Es el momento de dar un paso más allá y servirnos de la experiencia de estos últimos 5 años en proyectos como el HKR EVO2. KTM ha logrado un motor muy equilibrado y bien optimizado, que sería una base perfecta para este nuestro proyecto GP2R. Nuestro conocimiento en fabricación y construcción nos avala para crear una moto de alto rendimiento y prestaciones sin igual, basada en un motor de dos cilindros.»

El precio de este espectacular trabajo de ingeniería y mecánica será de 29.990 euros, una cifra muy encarecida pero que contará con todo el mantenimiento, transporte, almacenamiento y logística mencionado. Además, desde Krämer comentan que los encargos realizados antes del 1 de octubre de 2019 podrán elegir el color tanto del chasis como del carenado completo sin coste extra.