Repasamos los puntos fuertes de la KTM 790 Duke

La KTM 790 Duke es una de las referencias en el segmento naked de media cilindrada. Te contamos por qué la bicilíndrica austriaca, que también tiene versión para el carnet A2, es una de las opciones más inteligentes.


Llegó al mercado en 2018 con el objetivo de convertirse en una de las referencias de las naked de medio peso. Y lo ha conseguido. La KTM 790 Duke es una de las que se han querido colocar en un segmento muy interesante y atractivo, el favorito de un público muy amplio que quiere una moto de media cilindrada, con prestaciones moderadas, pero divertida, con tecnología de última generación y, a la vez, asumible, y, por supuesto, con un precio razonable.

La marca de Mattighofen tenía una base de la que partir muy consolidada. La colosal KTM 1290 Super Duke R ha enamorado desde su lanzamiento con sus cifras de vértigo y una estética que parece sacada de un cómic. Sin embargo, ‘la Bestia’ se queda demasiado grande para muchos, tanto en presupuesto como en prestaciones puras, por lo que la idea de tener una versión reducida era siempre recurrente. Con esta referencia, los responsables de la marca ‘naranja’ desarrollaron la KTM 790 Duke, todo un acierto.

Te lo decimos porque entre otras cosas, hemos podido probar la KTM 790 Duke y creemos que es una de las opciones más inteligentes si quieres comprar una moto nueva. ¡Te invitamos a descubrir por qué!

Estética auténtica


Como es habitual, KTM no deja indiferente a nadie con sus diseños. Firmados por el prestigioso estudio KISKA Design, la estética es pura pasión y vanguardia. Gracias a sus afiladas líneas, la KTM 790 Duke muestra una agresividad digna del espíritu ‘Ready to Race’, una muestra del ADN deportivo que vemos plasmado en cada modelo de la firma. Por el frontal empezamos con el característico doble faro, que no desentona con el musculoso depósito. El nuevo motor, que forma parte estructural de todo el conjunto, se queda desnudo y abrazado por el chasis multitubular. Por detrás, acompaña el espectacular subchasis de aluminio con el escape anclado en el lateral de manera imponente. El espacio que queda luce un esquema de color en el que puedes elegir entre dos opciones: naranja o negro. ¿Con cuál te quedas?

Motor equilibrado


La KTM 790 Duke fue el modelo elegido para estrenar el nuevo motor bicilíndrico en línea. Sus 799 cc rinden unos 105 cv de máxima potencia, suficientes como para sacarte la sonrisa en circuito y en cualquier carretera de curvas, donde realmente te mete en una diversión sin fin. El empuje y el carácter de este propulsor hace las delicias de todos los amantes de las motos agresivas de la marca austriaca. Sin embargo, dadas sus estudiadas dimensiones, estamos ante un motor que te permite también una conducción suave, lógica y deliciosa. Haciendo uso de la electrónica, tendrás a tu alcance una moto dócil y cómoda, también para tu día a día.

Versatilidad: También para el carnet A2


A esto hay que añadirle que estamos ante una moto A2. Gracias a su homologación, podemos salir del concesionario con una KTM 790 Duke para el carnet A2, ya que dispone de la limitación a 35 kW pertinente. Además, esta versión es ligeramente más barata que la de potencia total. Su uso es aún más accesible para este tipo de conductor, pero a la vez éste dispone de toda una bestia tecnológica y la presencia de esta naked A2 tan espectacular.

A esto hay que añadirle que, una vez obtenido el carnet A sin ningún tipo de limitación, el usuario puede deslimitar su KTM 790 Duke y disponer de la potencia de la versión full power, con una potencia original de 95 cv.

Versiones KTM 790 Duke

 

Tecnología de última generación a tu alcance


Basándose en los desarrollos implantados en la prodigiosa Super Duke R, la KTM 790 Duke ha heredado directamente su carga tecnológica convirtiéndose en un auténtico espectáculo y una referencia en el segmento. Empezamos por una variedad de modos de motor, entre los que están las opciones Sport, Street, Rain y Track, este último especialmente pensado para circuito. Con estos modos de conducción se modifica la intrusión del control de tracción MTC, sensible a la inclinación de la moto y que se puede desconectar para los más experimentados, igual que el control de estabilidad MSC desarrollado por Bosch con ABS sensible a la inclinación. Para potenciar su conducción llena de comodidad y adrenalina, hay que mencionar el cambio rápido para subir y bajar marchas sin embrague. También viene de serie con el control de deslizamiento MSR que evita el bloqueo de la rueda trasera en reducciones bruscas. Para los más extremos, tenemos el modo Supermoto, que desactiva el ABS en la rueda trasera.

Además de todas estas asistencias que mejoran la seguridad y el comportamiento de esta naked, la KTM 790 Duke puede incorporar como opción la centralita KTM My Ride, mediante la cual disfrutar de las posibilidades que nos brinda la conectividad de nuestro móvil a través del espectacular TFT a color de serie de la instrumentación.

El precio justo


Teniendo en cuenta todo el conjunto de características de esta naked, nos parece todo un logro que el precio de la KTM 790 Duke se mantenga por debajo de los 10.000 €. Estamos ante una moto de alta calidad en sus componentes, un rendimiento espectacular en diversos ambientes y, sobre todo, con una dosis de electrónica y tecnología que muchas motos de escalones superiores envidiarían. Entre la competencia encontramos alternativas más accesibles, pero en una cuantía que no compensa la cantidad de funcionalidades, seguridad y rendimiento que ofrece la última KTM 790 Duke.

A partir de aquí, puedes disponer de un nutrido catálogo de PowerParts con accesorios originales para mejorar aún más la estética, el rendimiento y las funcionalidades de tu KTM 790 Duke.

 

¡Solicita más información ahora!


Solicita prueba o presupuesto de la KTM 790 Duke

Solicita prueba o presupuesto de la KTM 790 Duke A2