La supermotard austriaca, a prueba

Probamos a fondo la nueva KTM SMC R 2021, una moto pensada para dar gas sin contemplaciones y disfrutar del pilotaje en estado puro. Si lo tuyo son las motos radicales, sigue leyendo porque esta “chica mala” monta el monocilíndrico más potente y sofisticado del mercado.


En 5 tweets

  • Una moto perfecta para la conducción más salvaje.
  • El modo Supermoto te permitirá derrapar y pilotar sin límites.
  • Ligera, potente y eficaz.
  • Su monocilíndrico de 74 CV es el más potente del mercado.
  • Conoce la ficha técnica de la KTM 690 SMC R aquí.

En todas las pandillas hay un miembro que es difícil de encasillar y que destaca por su difícil carácter y su especial manera de ver la vida. En el mundo de las motos de carretera pasa lo mismo, y si en esa gran pandilla hay una máquina que sobresale por sus cualidades y espíritu indomable esa es la KTM 690 SMC R, la chica mala del asfalto.

KTM nos tiene acostumbrados a modelos rebeldes y con muchísimo carácter. Todos son fieles al lema ready to race, ya que la marca naranja nuca se ha andado con concesiones. No hace mucho tiempo, en una de las presentaciones internacionales de uno de sus modelos maxitrail, su responsable en aquel entonces de relaciones públicas, Thomas Kuttruf, nos lo dijo claramente: «para ir a dar un paseo, hay muchas otras motos; para dar gas de verdad, las nuestras». Y solo hay verdad en esa frase. Todos y cada uno de sus modelos son radicales… pero el que hoy presentamos aquí se lleva la palma.

De hecho, es radical desde su concepción. Apostar por un motor monocilíndrico de casi 700 cc en el 2021 no es ir por la línea habitual. Ya no quedan marcas que hagan este tipo de motores de gran cilindrada. Pero KTM sigue fiel a su concepto y a su motor LC4 que supera este año el cuarto de siglo. Recordaréis aquellas EXC 620 o la mítica Duke 620 de arranque a patada… Pues bien, si te acuerdas, como yo, te saldrá una sonrisa en la cara… Ha llovido mucho, amigo, ya no eres un chaval… ¡corría el año 1994! Esta configuración mono evolucionó al 640 (1999-2007) y finalmente al 690 que nació en 2008 y que no ha parado de mejorar hasta la fecha.

Equipamiento

Opinión KTM 690 SMC R

Lo mejor

Podría mejorar

  • Motor.
  • Parte ciclo.
  • Factor diversión.
  • Confort.
  • Kit de estriberas pasajero opcional.
  • Instrumentación básica.

Rivales y precio de la KTM 690 SMC R 2021

La nueva KTM 690 SMC R es una moto sin apenas rivales. Tan solo su hermana melliza la Husqvarna 701 Supermoto es comparable. Comparte con ella prácticamente todo excepto el diseño. Incluso el precio es el mismo.

Podemos encontrar a más distancia motos bicilíndricas de concepto parecido como la Ducati Hypermotard 950 o la Aprilia Dorsoduro, pero son más potentes, pesadas y con normativa de emisiones Euro 4 ya anticuada.

 

Rivales directas

Ver más

Las virtudes técnicas de la KTM 690 SMC R: Características y novedades

Motor: Estamos ante el motor monocilíndrico más potente del mercado. 74 CV a 8000 rpm y con un par de 73,5 Nm a 6500 rpm… Podríamos decir más potente de la historia, pero tras adaptarse a la normativa Euro 5 ha perdido un caballo… respecto al modelo Euro 4. Vamos que la KTM 690 Duke R la superaba por un pelín y, de este modo, mantendrá el título unos cuantos años más.

Características tan propias como la culata de 4 válvulas, doble bujía, con un único árbol de levas, el doble eje de balance, las bielas de cojinetes planos, su pistón forjado o la cámara de resonancia hacen de este propulsor una delicia, cuyas vibraciones pasan casi inadvertidas. Para la versión 2021 recibe unos cuantos retoques de refinamiento, pero sobre todo mejora su electrónica.

Electrónica: Incorpora acelerador electrónico Ride by Wire. Dos mapas de motor con configuración: Street y Supermoto. Uno más humano para el uso diario y otro para el pilotaje sin concesiones. El Supermoto es más inmediato a la respuesta del gas, desactiva el ABS trasero, limita el control de tracción MTC a la mínima expresión y desactiva el antiwhilie. Además, incorpora un sensor de ángulo de inclinación que permite a la ECU saber qué está haciendo la moto en cada momento y ajusta la entrega de potencia o frenada según las circunstancias. Todo ello se acciona desde la piña izquierda de manera muy sencilla y rápida. El control de tracción se puede desactivar por completo.

Parte ciclo: Fiel a su chasis de tubos de acero, esta KTM transmite muchísima información al piloto. Se mantiene en depósito trasero que hace las veces de subchasis y es de plástico. Su sistema de suspensión WP Apex 48 es lo máximo: multirregulable y muy fácil de modificar su tarado con su sistema de clics. Horquilla y amortiguador, tal y cómo vienen de serie, para un peso de unos 75 kilos, son prodigiosos. La frenada no se queda atrás y se confía a Brembo (pinza de 4 pistones monobloque M 4.32 y anclaje radial, disco 320 mm), calidad y precisión aseguradas.

Embrague antirrebote APTC y Quickshter +: Dos ayudas en el uso diario que nos hacen la vida más fácil cuando buscamos el límite. Reducciones sin trallazos en la rueda trasera y cambio empalmando marchas de subida sin tocar el embrague ni cortar gas. Una maravilla.

Ver más

Prueba. Cómo va la KTM 690 SMC R

Con toda esta información en la recámara, lo mejor es pasar ya a la acción. Cuando subes a la KTM 690 SMC R todo tu cuerpo hace un reset. Parece que estuvieras sobre una moto de enduro. Estrecha, alta, dura, manillar ancho, asiento plano, instrumentación básica. La herencia de su hermana es innegable. Pero al ver la horquilla WP APEX y esas llantas calzadas con neumáticos Bridgestone S21, la cosa cambia.

El sonido de su escape adaptado a la Euro 5 es bronco y seco. Si aceleras en parado verás que sube de vueltas de manera instantánea y salvaje. Al engranar la marcha el embrague es mantequilla, no hay ruidos mecánicos al meter la 1ª. Todo es suavidad al tacto.

Si vienes de otro tipo de moto o si no has hecho enduro o supermoto te resultará extraña la postura de conducción, siempre tan desprotegido. Pero tardarás muy poquito en acostumbrarte y disfrutar de sus beneficios.

Es recomendable debutar sobre esta moto en modo Street. Tienes casi todo su jugo pero siempre controlado por su sofisticada electrónica. Su tendencia natural a levantarse y derrapar queda suavizada para evitar sustos y te permite moverte con mucha agilidad por cualquier asfalto con muchísima confianza. Este modo tiene el ABS, el control de tracción y antiwheelie activados, todos ellos gestionados por una ECU que detecta la inclinación de la moto en cada momento. Además, todo ello está conectado con el acelerador electrónico que aportará información extra a la centralita a la hora de repartir la potencia en función de la posición de la moto. Aun así, descubrirás que todos estos avances actúan tarde comparados con otras motos del mercado, precisamente para aportar sensaciones potentes al piloto.

El motor es una verdadera obra de arte. Si bien es cierto que como monocilíndrico tiene vibraciones, todo lo que explicábamos arriba para reducirlas funciona. Una vez en marcha esa vibración pasa desapercibida y no es molesta en absoluto, estando a años luz de las monocilíndricas de hace algunas generaciones. Como puedes imaginar con solo 150 kg de peso y una respuesta instantánea al gas, al enroscar el acelerador sales disparado como un cohete. La sensación que transmite es salvaje. Nunca antes 74 CV han dado tanto de sí. La KTM 690 SMC R es adrenalina pura. Esta versión viene equipada de serie con el Quickshifter +, una evolución del anterior mucho más precisa. Esto significa que puedes empalmar marchas sin piedad y sin soltar el gas, todo ello con una suavidad y efectividad pasmosas. Es recomendable hacerlo en la franja media-alta del cuentarrevoluciones, donde su rango de funcionamiento es óptimo.

En las curvas tienes un juego increíble. Te verás haciendo inclinadas impensables en cuanto te adaptes a su radical respuesta. Ya sea descolgándote y con la rodilla al suelo o bien al estilo supermoto tradicional, con el cuerpo en contrapeso, resolverás las curvas siempre de manera satisfactoria. Es tan fácil cambiarla de dirección que muchas veces verás que te metes demasiado hacia el interior de la curva. Y es que al ser tan ligera y estrecha de ejes cae hacia el ápice como por arte de magia. Tienes que tener controlado esto si no quieres corregir constantemente la trazada.

Con los controles activados, es una delicia abrir gas a fondo confiando en que “alguien” hace el trabajo sucio por ti. Siempre te dará el máximo de agarre y seguridad sin que te tengas que preocupar de reacciones que no puedas controlar. La manera de entrar es muy delicada y apenas lo percibes. El trabajo electrónico es fabuloso en este aspecto.

Ver más

Tu lado salvaje: Modo Supermoto

Y llega el plato fuerte. Realmente es el motivo por el que esta moto pasa de ser una fuente de inagotable diversión a una fuente de inagotable diversión al cuadrado. Para activarlo solo tienes que pulsar el botón de modo de la piña izquierda y verás que se ilumina tu elección. A diferencia del modelo anterior, podrás cambiar de modo en marcha y hacer que los controles se desactiven o activen según lo decidas.

Es aquí donde KTM se pone los galones que durante tanto tiempo se ha ganado a pulso. Ahora sí tienes que andarte con ojo por que se desactiva el ABS trasero y prácticamente el control de tracción. Esto significa que podrás entrar derrapando en las curvas y salir dejando un reguero de goma en el asfalto y con la rueda levantada mientras tanto. La KTM 690 SMC R te lo pone fácil. Es aquí donde te das cuenta de que llevas un ciclo de lujo y donde agradeces las líneas de supermoto puras, para poder moverte sobre su asiento plano según convenga. Las WP APEX trabajan de maravilla y con su tarado duro te mantienen pegado al suelo sin titubeos. Son precisas y de gran calidad. Además, dependiendo de lo que busques, podrás ajustarlas a tu gusto gracias a sus múltiples ajustes.

La pinza delantera tiene una mordida muy potente. Es un solo disco de 320 mm pero la Brembo saca pecho y se muestra infatigable y siempre disponible con tacto y contundencia. El ABS delantero sí que se mantiene activado, aunque a no ser que pilles pavimento de poco agarre no saltará.

En la rueda trasera sucede lo mismo y verás que enseguida bloquea. Nuestra recomendación en las apuradas fuertes es confiar en el magnífico y nuevo sistema de embrague antirrebote APTC que evita bamboleos, bloqueos o agarrotamientos en el tren trasero. Con este sistema se mantiene siempre la rueda en giro sin sustos ni trallazos inesperados.

Esta combinación hace que puedas sacar lo mejor de ti como piloto. Puedes entrar en circuito y estrujar esta bestia que solo te dará satisfacciones. Además, los S21 se comportan de manera ejemplar desde el primer momento ya que se calientan rápido, enseguida están rindiendo y tienen una buena durabilidad. Sus aptitudes se multiplicarán en la pista y rápido te darás cuenta de para qué se ha creado esta moto. La “chica mala” del asfalto es una máquina de crear sonrisas y sensaciones. Pasarás de 0 a 200 km/h sin pestañear (sí, has leído bien: ¡200 km/h de punta!), podrás tocar con el estribo en el suelo y acabar la tanda creyéndote Boris Chambon. Chapeau. Por cierto, el control de tracción puede desactivarse por completo de manera muy sencilla desde la piña, pero el del modo SM es apenas perceptible y siempre te dará un extra en seguridad… Tú mismo.

Esta moto solo penaliza en carreteras sin curvas y de larga distancia. La autopista es su enemiga y ahí verás sus limitaciones. En ciudad se desenvuelve bien. Su alto manillar te permitirá ir por encima de los retrovisores, su suavidad general y buen radio de giro te facilitarán la vida entre el tráfico.

Por otro lado, en el marcador encontrarás novedades respecto a la pasada edición. Indicador de marcha engranada o cuentarrevoluciones te aportarán un extra de información que se agradece durante la conducción. Aun así, nos parece un poco escaso para una moto del siglo XXI.

Ver más

Conclusión y opinión de la KTM 690 SMC R. Es tu moto si...

Si te gustan las sensaciones fuertes. Si hasta para ir a por el pan te gusta hacerte un caballito y volver a casa con una sonrisa en la cara. Si cuando sales a hacer curvas solo concibes llegar el primero a lo alto del puerto. Si tienes pensado rodar en circuito o karting. Si quieres moverte en ciudad con soltura y eficacia. Si el confort no es importante para ti. Si buscas una moto distinta, que te dé muchas alegrías. Si además de todo esto buscas una moto de bajo consumo y mantenimiento reducido. ¡Ojo! también está disponible con limitación para el carnet A2.

Galería de fotos KTM 690 SMC R 2021

Acción

Detalles

Deja una respuesta

Volver a la home