La nueva KTM 1290 Super Duke R 2020 incorpora nuevo chasis e importantes cambios en el motor

KTM ha decidido llevar un paso más allá la radicalidad de su "bestia" del asfalto, la KTM 1290 Super Duke R, ahora con un nuevo chasis 3 veces más rígido, un motor revisado con componentes aligerados, una nueva plataforma inercial IMU de 6 ejes y nuevas pinzas Brembo Stylema.


KTM actualiza su bestia más deportiva, la KTM 1290 Super Duke R 2020, llevándola a un extremo más radical y excéntrico. El motor sigue siendo el LC8 de 2 cilindros en V a 75º, refrigrado por agua, pero al que le han sometido grandes cambios y componentes aligerados, con lo que llega a los 180 cv de potencia máxima y los 140 nm de par motor.

Para ello KTM ha otorgado a su nueva 1290 Super Duke R 2020 un nuevo cigüeñal más ligero, que reduce las inercias internas del motor y la resistencia a la combustión. Nuevos inyectores Feed, una admisión optimizada para presurizar mejor el aire y hacer la combustión más eficiente, y también se ha aumentado la compresión del motor. Para finalizar KTM ha dotado a este nuevo LC8 de válvulas de titanio forjado, más livianas y resistentes a la vez.

El chasis de la KTM 1290 Super Duke R 2020 es el gran protagonista, re-diseñado desde cero, con un factor de rigidez 3 veces superior, con un diámetro de la sección tubular del mismo más grande, pero con grosor de los tubos más finos, logrando de este modo una reducción de peso y un aumento en la rigidez. El chasis está fabricado en una aleación super ligera de acero con cromo molybdeno, mientras que el basculante monobrazo es de aluminio carbono aligerado. Prácticamente se ha reducido kilogramos en cada componente de esta nueva KTM 1290 Super Duke R 2020.

Para finalizar, el ciclo y la electrónica también reciben mejoras: ahora las pinzas de freno radiales son Brembo Stylema y las suspensiones WP APEX. El paquete electrónico ahora se sirve de una nueva plataforma inercial IMU de 6 ejes, con sensores de inclinación para la gestión del control de tracción.