Líder de ventas en 2022

En lo que va de año, la KTM 125 Duke es la moto 125 más vendida del mercado español. Y no es casualidad, la pequeña naked austriaca tiene motivos de sobra para estar en lo más alto de las listas de ventas. 


Desde que hizo su aparición en 2011, a todos nos quedó claro que la KTM 125 Duke no tardaría en convertirse en una de las motos 125 de referencia. Al mercado del octavo de litro llegó una moto que rompía con todo lo visto con anterioridad. Su segmento, que parecía reservado para motos utilitarias y sencillas, se vio revolucionado por una Duke que iba mucho más allá, de altas prestaciones y componentes de primer orden, que ponía la diversión al alcance de los más jóvenes.

Pasaron los años y la 125 Duke evolucionó, siempre dispuesta a ofrecer lo mejor de sí a los motoristas con carnet A1 o B de coche con tres años de experiencia, al igual que lo hizo su hermana 390 Duke, destinada al carnet A2. Tras una primera generación que estuvo en el mercado de 2011 a 2016, y una segunda que hizo lo propio entre 2017 y 2020, la versión 2021-2022 es ya una combinación perfecta entre frescura y experiencia, adaptada a las exigencias de la normativa de emisiones Euro5 para ser una moto más respetuosa con el medioambiente. Siempre, cómo no, recurriendo a la última tecnología y los mejores componentes para distinguirse de la competencia como ya lleva haciendo más de una década.

La KTM 125 Duke ha empezado 2022 como la moto 125 más vendida del mercado español. Y eso, en una cilindrada copada por los scooters 125, tiene mucho mérito. Pero ni nos sorprende ni es fruto de la casualidad, porque como ya lleva demostrando mucho tiempo, la pequeña de las Duke tiene motivos de sobra para estar en lo más alto de las listas de matriculaciones. ¿Quieres una razón que lo justifique? Pues aquí tienes cinco:

Un motor de última generación


KTM siempre ha dado una especial importancia a sus motores, y eso es algo que no iba a descuidar ni en las motos más pequeñas de su gama. Ni ahora que han llegado las restricciones de la Euro5 ha perdido ni un ápice de su potencia, por lo que sigue siendo un moderno, enérgico, compacto y eficiente monocilíndrico de 125 cc capaz de ofrecer los 15 CV que su segmento sitúa como potencia máxima. Es un motor que enamora cuando lo pruebas, y es un factor determinante para comprender por qué esta pequeña austriaca encabeza las listas de ventas. 

Y ojo, porque al igual que en la KTM 1290 Super Duke R, en este pequeño propulsor encontramos también una culata con cuatro válvulas en cabeza mandadas por un doble árbol de levas en cabeza con empujadores ultra endurecido con un tratamiento de carbono.

Una parte ciclo ‘pata negra’


Los componentes que KTM ha elegido siempre para su 125 Duke es otra de las razones de su éxito. Para muchos, de hecho, la de mayor peso, porque cuando el mercado tiraba a lo básico, llegó la Duke y demostró que una pequeña cilindrada no tenía por qué significar un ciclo de baja calidad. No tienes más que echar un vistazo a la ficha técnica de esta 125 para ver que nada se deja al azar. Su chasis tubular ya es un espectáculo visual, y luego no tienes más que fijarte en sus suspensiones, firmadas por WP, con una robusta horquilla WP APEX 43, y en sus frenos, obra de ByBre, la segunda marca de Brembo, con disco de 300 mm delante, con pinza radial de 4 pistones, y disco de 230 mm detrás, con ABS Bosch 9.1 MB de doble canal. Con estos componentes la 125 Duke es capaz de ofrecer un comportamiento tan fiable y deportivo como el de motos de mucha más cilindrada y precio.

Y vamos más allá, porque si se quiere lo mejor de lo mejor, siempre se puede añadir una serie de extras exquisitos disponibles en el catálogo de PowerParts.

Tecnología al servicio del usuario


KTM ha sabido diferenciarse también por incluir en sus motos la última tecnología disponible para hacer que los usuarios de sus motos gocen de una experiencia más completa y placentera, y en su 125 no iba a ser menos. No ya solo por aplicarla en su motor, que cuenta con un sistema de inyección electrónica de última generación, sino también en lo que vemos y tocamos. Por ejemplo, ofrece una completa instrumentación TFT desde la que podemos controlar toda la moto, y que permite la utilización del sistema KTM MyRide gracias a la conectividad con nuestro teléfono móvil. De ese modo, se abre ante nosotros un amplio abanico de posibilidades en los entran en escena la música y la telefonía.

Diseño 100% KTM


Otra de las características con las que KTM consigue marcar la diferencia es su diseño. En esta 125 vemos los mismos rasgos que luce la más mayor de sus hermanas, la 1290 Super Duke R, por lo que un poco de “bestia” también tienen sus líneas. Su diseño es obra de Kiska, el estudio responsable de dar a las KTM su imagen tan personal, y eso se nota desde el momento en la que la ves. Su afilada óptica delantera LED ya es toda una declaración de intenciones, mientras que el depósito en acero y una gran cantidad de piezas en fundición de alta calidad no hacen más que acentuar sus rasgos desnudos y agresivos. Por lo que antes de detenerse a mirar las características de la moto, muchos ya caen enamorados del diseño de la pequeña 125 Duke. 

Una moto para todos los públicos


Otra de las virtudes de la KTM 125 Duke es atrae a todo tipo de público. Es innegablemente una moto de aspecto juvenil, deportivo y agresivo, perfecta para los más jóvenes que se inician sobre ruedas desde los 16 años. Una moto con la que marcar la diferencia en los desplazamientos diarios. Pero también es una moto de prestaciones más que suficientes para ofrecer ligereza y dinamismo a los más expertos, por lo que también es la moto elegida por motoristas experimentados que ven en ella la compañera perfecta para su día a día, y una fuente de sensaciones cuando llega el fin de semana y la pequeña Duke saca a relucir su comportamiento fiable y efectivo en carretera abierta. Por eso, y por llevar dentro unos genes KTM que hacen de ella una máquina de diversión, la KTM 125 Duke es la moto 125 más vendida del mercado en lo que llevamos de año. 

Deja una respuesta

Volver a la home