Problemas para el grupo de Brixton, Lambretta, Malaguti y Motron

El grupo KSR, propietario de las marcas Lambretta, Brixton, Malaguti y Motron, está en problemas económicos y afronta un proceso de reestructuración de cara a 2024.


Ante las informaciones que han salido en los últimos días en varios diarios económicos centroeuropeos, en los que se informaba sobre la «insolvencia» declarada por KSR Group, la compañía austriaca ha querido aclarar cómo afronta la situación a partir de ahora. El grupo continúa con la actividad con total normalidad, pero ya está en pleno proceso de reestructuración de cara al próximo año.

Para llegar a este punto, ha habido una serie de circunstancias que se han vivido en los últimos años. La pandemia y la reciente guerra de Ucrania han provocado y potenciado un proceso de fuerte inflación, lo que ha repercutido en un encarecimiento de los materiales, la energía y del transporte. Por eso, desde este mes de septiembre se ha iniciado una reorganización de sus activos para posicionarse de cara al 2024.

KSR Group es una empresa familiar con sede en Gedersdorf, cerca de Krems, con más de 25 años de experiencia en importación y que ha demostrado su fiabilidad y competencia y no sólo en la movilidad sino también en productos inteligentes para el hogar y el ocio además de presencia en 60 países y más de 2.300 distribuidores en todo el mundo. En lo que a las dos ruedas respecta, hay que recordar que KSR opera con las marcas Brixton, Motron, Lambretta y Malaguti, entre las que la propia compañía reconoce un momento difícil por la reducción de ventas.

Esperemos que el grupo austriaco y sus empresas puedan salir adelante.