Schwantz, embajador de Suzuki, no se corta con el italiano

La mala temporada de Andrea Iannone no está pasando ni mucho menos desapercibida. Tampoco para Kevin Schwantz, embajador de la marca japonesa, que ha criticado duramente al piloto italiano.



Suzuki se encuentra inmersa en un gran bache en MotoGP 2017, ya que los buenos resultados están brillando por su ausencia. La marcha de Maverick Viñales y Aleix Espargaró ha dejado un gran vacío a la marca, que para suplir la baja de Maverick fichó a Andrea Iannone. El italiano ganó una carrera el año pasado y en sus dos temporadas como piloto oficial de Ducati sumó un total de siete podios, lo que le convertía en un fichaje de garantías para llevar una GSX-RR que se mostró como una moto competitiva en manos de Viñales.

Sin embargo, después de nueve carreras, el bagaje de Iannone es muy pobre, con sólo 28 puntos y la 16ª posición del campeonato. Eso no ha pasado desapercibido, tampoco para Kevin Schwantz, que pese a ser embajador de Suzuki, no ha dudado en criticar duramente al piloto italiano: «Es inconcebible lo que está sucediendo. Y no le puedes echar la culpa a Rins, que es un debutante, se ha lesionado y ahora se siente un poco frágil. Pero un piloto como Iannone, con la experiencia que tiene, debería trabajar más y hacer más vueltas que el resto en entrenamientos. En los entrenamientos no hace 30 vueltas como Márquez. ¿Por qué? Debe mantenerse en pista y rodar, rodar y rodar, y luego hablar con los ingenieros y decir cómo va la moto. Le oyes hablar y dice que la moto no frena, no gira, no va. No entiendo bien el italiano, pero su lenguaje corporal es el más negativo que puede ser», dice el estadounidense en La Gazzetta dello Sport.

Andrea-Iannone-MotoGP-2017-Suzuki

El legendario piloto tejano, Campeón del Mundo de 500cc en 1993 con la Suzuki, tampoco justifica las palabras de Iannone cuando el italiano admite que no quiere tomar más riesgos de la cuenta: «Entonces debería irse a los karts», dice sin tapujos. Y prosigue con sus argumentos: «Tiene un trabajo que miles de persona sueñan, está en un equipo oficial con decenas de ingenieros trabajando para ti y que están preparados para hacer lo que les pidas. Para mí es una situación triste, porque todos sabemos que esta no es una moto para estar en el 20º puesto. Espero que Rins se recupere pronto y retome la confianza encima de la moto, y que después del parón veraniego pueda convertirse en un rápido como fue Maverick. Quiero ver su potencial. Pero alguien debe decirle a Iannone que haga su trabajo, que a veces es difícil».

Para Schwantz, Iannone no está aprovechando su paso por Suzuki: «Imagino que tiene que sufrir cuando se sienta en el box y ve a la Ducati hacer esos resultados, pero no hay que olvidar que lo despidieron y a continuación tiene que tratar de aprovechar esta oportunidad para hacerlo lo mejor que puede con lo que tiene ahora. Los japoneses son muy educados y los técnicos después de la carrera se disculpan por los resultados, pero tendría que ser él el que se disculpase».

Por último, Schwantz confiesa que la última vez que habló con Iannone fue en Austin: «Me dijo “Oh Kevin, no puedes imaginarlo, la moto no frena, no acelera”, pero si miras a otras carreras la moto no se notaba tan mal. Me gustaría decirle lo que tanto yo como todos los demás vemos, pero probablemente no le gustaría oírlo», concluye Schwantz. Más claro en sus declaraciones, imposible.

Respuesta de Andrea Iannone a Kevin Schwantz


El piloto italiano decidió responder a Kevin Schwantz desde su cuenta en Instagram. Una imagen vale más que mil palabras…