«No pienso en el Mundial, quiero demostrar que soy el más fuerte»

Kenan Sofuoglu quiere exprimir cualquier mínima posibilidad de ser Campeón del Mundo de Supersport por sexta vez. Hace poco más de un mes que se rompió la cadera y aun así quiere correr en Qatar, donde llega a 20 puntos del liderato de Lucas Mahias.



34 días. Ese es el periodo de tiempo que abarca la triple fractura de cadera de Kenan Sofuoglu y su intento de volver a subirse a la Kawasaki ZX-6R con la que intentará quemar todos los cartuchos para hacerse con su sexto título mundial de Supersport este fin de semana en Qatar, escenario de la última cita de la temporada.

Parecía que el piloto turco había dicho adiós a la temporada y a todas las opciones cuando se lesionó, ya que el periodo estimado de baja era de tres meses. Él mismo confirmó los pronósticos, pero hace una semana colgó un vídeo en sus redes sociales confirmando su cambio de planes: lo iba a intentar. Ahora ya sabemos a ciencia cierta que será así. Ha puesto rumbo a Qatar para correr en la última carrera de la temporada.

El campeonato parece una meta prácticamente imposible, ya que llega 20 puntos por detrás de Lucas Mahías. El propio Kenan sabe que no depende de sí mismo conseguirlo y no le obsesiona la posibilidad de ganar el Mundial, pero según se desprende en sus palabras, quiere dejar constancia de que es el rey de la categoría: «El Mundial se ha escapado, casi no pienso en ello, aunque en las carreras puede pasar de todo. Estoy aquí para intentar ganar la carrera, para demostrar que soy el más fuerte».

El turco se resiste a perder el campeonato por no estar en pista después de una temporada en la que ha tenido que ir a remolque en todo momento. Después de una lesión en pretemporada, se vio obligado a perderse las dos primeras carreras del año, en la tercera fue arrollado por otro piloto y salió de Aragón sin puntos y a 45 del liderato. A partir de entonces, dio un auténtico recital ganando cinco de las seis siguientes carreras y acabando segundo en la otra. Llegó como líder a Magny-Cours con cuatro puntos de ventaja sobre Mahias, pero ahí llegó la desafortunada lesión que le ha mantenido en el dique seco en las dos últimas carreras.

Ahora, Sofuoglu hace de tripas corazón para intentar participar en la última carrera de la temporada. Antes de ello tendrá que probarse. Asumirá muchos riesgos, ya que ha adelantado en dos meses el tiempo estimado por los médicos. El campeonato está prácticamente imposible para él, pero todo puede pasar…