Kawasaki Zephyr ’91, del desguace a la carretera

Normalmente os solemos presentar motos de grandes constructores, pero en este caso no es así. Esta preparación surgió cuando un australiano se hizo por muy poco dinero con una Kawasaki Zephyr de 1991 que estaba destinada a ir al desguace.



Estamos acostumbrados a traeros preparaciones de constructores especializados en la creación de llamativas cafe-racer, pero en esta ocasión, nos hemos topado con esta preciosa preparación de una Kawasaki Zephyr de 1991, propiedad de Bryan, un australiano que se la compró a un compañero cuando la moto estaba a punto de ir al desguace para su último viaje. Bryan pensaba en convertir la Kawa en una moto tipo Rat/Brat, pero la instalación de unos nuevos carburadores, lo cambió todo.

Bryan comenzó a pensar en la Moriwaki Z1000 de resistencia y ya no se lo pudo quitar de la cabeza. De hecho, toda la construcción de la moto nació basada en los faros de resistencia que van por fuera del carenado. Gracias a la gente de Stern Light en Estados Unidos, logró unos que tenían la estética que él necesitaba, con el diámetro y la profundidad correctas para que no desentonen con el carenado.

El resto de componentes también se estudiaron al detalle, recibiendo pedidos de Alemania, Japón, Suecia, Reino Unido… Pero llegó un momento en el que ya no pudo controlar lo que necesitaba la moto, y tuvo que confiar en DNA Custom Cycles para modificar el cableado, escape y realizar una carrocería a juego con su idea inicial. Además, incluye partes de otras motos, como el basculante, freno trasero y rueda de la ZRX1200, la horquilla de una ZXR750 o el sistema de freno delanterode una Suzuki GSX-R750.

El acertadísimo diseño de pintura, las tomas de llenado rápido del depósito de gasolina, las luces traseras circulares, la batería al aire en el colín… Son muchos los detalles que hacen de esta Zephyr un modelo único que se salvó de acabar en un desguace o en un modelo más, cuando a Bryan se le ocurrió montar una simple batería de carburadores…