2009 supuso el fin de 20 años de presencia en el mercado de la Vulcan 500, un modelo que por méritos propios se había ganado un puesto en los corazones de los aficionados. Y como todo lo bueno se hace esperar, Kawasaki nos ha tenido varios años en ascuas hasta que ha tomado la decisión de lanzar una digna heredera de una moto que creó escuela.

Heredera


Si bien la Kawasaki Vulcan 500 no fue una de esas motos que robaban el corazón a primera vista, sí logro ganarse el cariño de los aficionados a base de convencer con argumentos muy valorados para el día a día. La versatilidad, la facilidad de conducción, su economía de mantenimiento y un diseño atractivo fueron las claves para que esta moto estuviese activa en el mercado dos décadas sin grandes modificaciones.

De esa fuente ha bebido la nueva Vulcan, que llegó dispuesta a dar un golpe en la mesa para hacerse un rápido hueco en el mercado y lo ha conseguido a la primera.Además de heredar una filosofía que ya le está haciendo posible entrar en el mercado por la puerta grande, la nueva Vulcan S cuenta con un diseño muy bien resuelto que aúna con maestría la sencillez y la elegancia para ofrecer una línea que llama mucho la atención por su atractivo.

Esta moto no hace gala de grandes prestaciones ni soluciones tecnológicas de última generación. Y no lo hace ya que su filosofía va encaminada a convertirse en tu mejor amiga y recurrir a este tipo de argumentos sería algo demasiado superficial. Es una moto sencilla, fácil y buena compañera para todos los días si lo que quieres es disfrutar del camino a un ritmo que te permita disfrutar de la vida.

Disfrutona


Para hablar de lo que caracteriza a este modelo voy a empezar por el propulsor, que es el mismo que utilizan sus hermanas la ER6 y la Versys 650 pero el de la Vulcan tiene algo que lo diferencia y lo hace muy especial. Ese algo no es mecánico, sino estético, pues con buen criterio en Kawasaki han decidido recuperar ese bisel de color aluminio en el aleteado de los cilindros que resalta sobre el motor negro.

Este detalle les resultará familiar a los aficionados con ciertos “kilómetros” a sus espaldas, pues era una seña de identidad muy clara, no de la Vulcan, sino de la GPZ500, un modelo que convirtió a este propulsor en casi una leyenda.

Recuperar este guiño estético es un pequeño detalle que le da un gran valor añadido a la nueva Vulcan S, pues pone de manifiesto la larga trayectoria de la marca en estas lides, un aspecto que podría convencer a quienes la estén considerando entre otras opciones como la H-D Street 750 o la Hyosung Aquila 650.

La posición de conducción de esta moto es típicamente custom; asiento bajo, manillar ancho y estribos muy adelantados. Una posición que, como casi todo en esta moto, invita a una conducción tranquila y “disfrutona”. Es por eso que esta japonesa no ha recurrido a soluciones dinámicamente avanzadas para la parte ciclo.

A bordo de la nueva Vulcan S


Highlights técnicos

Marca: Kawasaki
Modelo: Vulcan S
Año: 2015
Cilindrada: 649cc
Potencia: 61CV
Peso: 225kg
Precio: 7.799 € (7.999 euros Special Edition)
Después de dar un paseo con la Vulcan, cuando te paras a analizarla, te sorprende lo que ves; transmisión por cadena, horquilla convencional, pinza de freno convencional para un solo disco… Kawasaki ha hecho una moto sin grandes alardes tecnológicos, pero le ha sacado un excelente partido, pues todo funciona muy bien para el ritmo para el que está pensada.

Es una moto que te pide ir tranquilo y con la que, rondando los 100 km/h, te sentirás cómodo como para disfrutar del camino. Eso sí, te permite ir muy rápido pero ni la posición de conducción, ni la suspensión trasera te invitan a mantener ritmos altos.

Éste es uno de sus puntos flacos; es algo seca y los 80 mm de recorrido de su amortiguador hacen que sea relativamente sencillo hacer tope, algo especialmente incómodo en una moto en la que circulas con los pies por delante y con las espalda reclinada  hacia atrás, pues los topes se traducen en golpes seco sobre la espalda.

Regulando la precarga a tu peso –cuando la cogí estaba en su posición más dura– lograrás un funcionamiento más correcto y, minimizando este problema, podrás disfrutar de una moto que, además de tener un diseño muy bien logrado, tiene todo lo necesario para ser la mejor compañera que puedas imaginar.

Aquí tienes toda la información que necesitas sobre la Kawasaki Vulcan S